El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de agosto de 2019    N° de Edición On Line: 3017

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

¿Qué opinan los tamberos sobre el impuesto a las vacas lecheras?

Los productores lácteos del distrito piensan que el nuevo tributo aprobado en Cañuelas es ilegal.

14.01.2013, 20:00:36 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
En su afán por obtener recursos de donde sea, el gobierno municipal de Cañuelas acaba de crear un nuevo tributo que grava la actividad de los tambos.

Los municipios sólo pueden cobrar tasas que exigen una contraprestación, pero en este caso aparece como un impuesto camuflado en la tasa de Seguridad e Higiene.

De acuerdo a los registros de la Sociedad Rural, en Cañuelas hay 40 tambos registrados que pertenecen a 33 productores. Todos ellos deberán abonar a partir de febrero una tasa bimestral de entre $ 187,50 y $ 1.750, de acuerdo a la cantidad de cabezas en ordeñe.

La semana pasada, en declaraciones a este diario, el presidente de la Sociedad Rural, Pablo Bustillo, cuestionó la implementación de esta nueva carga. “Los tambos están regulados por Senasa y pagan un montón de impuestos nacionales. En el orden local pagan la tasa de Red Vial. No se justifica este nuevo cobro”.

Esta semana, tres tamberos consultados por El Ciudadano se sumaron a la discusión.

Leonardo Etchevers, propietario de un establecimiento lechero ubicado sobre ruta 6, detrás de la ex Primavera, dijo que la rentabilidad del sector es escasa y que no existe margen para pagar más impuestos.

“Tenemos el precio de la leche congelado hace dos años, y los números no nos dan para nada. Nosotros seguimos en esto porque hace año que estamos, pero con las inversiones mínimas. Ya no se puede aguantar. Ahora nos quieren cobrar este nuevo impuesto, cuando no tenemos ningún mantenimiento de caminos. Cuando llueve nos vemos obligados a usar el tractor para sacar la producción”.

Lázaro Oyarbide, otro productor mediano ubicado sobre el camino a Las Heras, frente a los tambos de La Sorianita, no ocultó su fastidio por el flamante tributo. “No es correcto que la Municipalidad nos cobre esto porque no nos brinda ninguna contraprestación. Los análisis sanitarios de la leche van por cuenta de las fábricas que nos compran la producción y la habilitación la brinda el área de Ganadería de La Plata, no el municipio. Por lo tanto lo único que veo es un afán recaudatorio. La Municipalidad ni siquiera pueden cumplir con la tasa de red vial”.

Otro productor que pidió mantener su nombre en reserva por temor a represalias recordó que durante dos años las usinas lácteas le pagaron $ 1,50 por litro y que recién la semana pasada le confirmaron $ 1,70, un incremento que no se corresponde con la inflación.

“El tambo no es una actividad rentable como para que nos vengan a sacar plata porque sí. Además, tenemos un régimen sanitario controlado por Senasa. La Municipalidad no tiene nada que hacer en nuestra actividad. Lo que nos quieren cobrar es totalmente ilegal”.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección