El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de agosto de 2019    N° de Edición On Line: 3017

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Cañuelas: fuerte rechazo al aumento de tasas

Vecinos consultados por El Ciudadano aseguran que es excesivo y que la recaudación no se ve reflejada en servicios. Las quejas son más acentuadas en los barrios.
Barrio Libertad: calles rotas y pastizales: allí también las tasas subieron 31 %.

BulletBarrio Libertad: calles rotas y pastizales: allí también las tasas subieron 31 %.

08.01.2013, 17:25:33 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto

“Necesitamos aprobar este aumento para seguir brindando servicios de calidad”. Ese fue el principal argumento esgrimido por los concejales del kirchnerismo cuando la semana pasada aprobaron, junto a los Mayores Contribuyentes, un aumento de tasas del 31 por ciento. Pero en los barrios de Cañuelas la visión es distinta. La opinión de muchos es que las tasas son caras, que el aumento aplicado es excesivo y que no hay servicios que justifiquen una carga tan onerosa.

“Los aumentos no son agradables para nadie. Están en consonancia con lo que ocurre en el gobierno nacional, provincial y ni hablar de la AFIP. Veo que el barrido de calles es de regular a malo, el riego es malo y sólo es aceptable la recolección de residuos. Además tengo curiosidad con la calidad de agua corriente. Es un tema delicado. Hace poco leí que un funcionario que era más peligroso los juguitos que el arsénico”, indicó el docente Abel Almeida durante una recorrida que este semanario realizó por el centro de la ciudad.

“No me parecen mal los servicios que brinda la Municipalidad, pero los aumentos no le gustan a nadie” agregó la comerciante Viviana Morales, mientras que Griselda, una docente de 50 años expresó: “Es un desastre lo que está pasando y el aumento va en consonancia. Pagaba 240 pesos y ahora serán 70 pesos más. Y en cuanto a los servicio, son algo deficientes”.

María, otra docente de 51 años, lamentó que “Nos ajustan de todos lados. En cuanto a la prestación de servicios por lo que es el centro, de donde soy, es bueno, pero estoy a 20 metros de un terreno baldío, donde nadie mantiene los pastos y veredas. Además, en una quinta que tenemos en Uribelarrea reclamamos por el zanjeo pero se hace nada al respecto desde hace un tiempo. Lo hago yo misma. Antes había más mantenimiento”.

Hugo Auge,
empleado municipal, opinó que si el ajuste se aplicó “seguramente es necesario” y aseguró que los agentes municipales “ahora tienen herramientas para hacer su trabajo”.

En los barrios
, donde los contribuyentes también sufrirán un ajuste del 31 % con la próxima boleta de Servicios Generales, las quejas son más acentuadas.

“Soy jubilada
y estoy esperando que el gobierno también aumente los sueldos un 30 %. En el barrio Primero de Mayo nadie está conforme con los servicios. Acá pagamos como barrio residencial cuando no tenemos ni siquiera cloacas. Hay partes donde tenemos que aguantar el pis y la caca en las zanjas, porque se desbordan los pozos ciegos” explicó una jubilada que vive en San Lorenzo al 200.

Otra mujer entrevistada por este medio en Paraná al 350 (Barrio Morgante) tampoco ocultó su fastidio. “Actualmente estoy pagando 210,17, o sea que ahora voy a pagar más de 270 pesos. Supuestamente con la tasa de ABL estamos pagando adicionales de Seguridad, pero nos roban igual. No sé si también pagamos adicional para Salud, y en cuanto a los bomberos, pagamos un plus para ellos, pero no les dan la plata. Con respecto al alumbrado, barrido y limpieza, yo vivo sobre pavimento pero nunca barren. La barredora no pasa por esta zona y a veces anda un barrendero de apellido Guerrero. Hoy (por el jueves) pasaron a levantar basura que estaba acumulada desde hacía dos meses. De hecho toda mi cuadra se inundó porque las zanjas se taparon de basura”.

Cerca de allí, en Cuba al 250 (Barrio Del Carmen), opinó otra vecina. “Este impuesto me parece altísimo porque ya habían aplicado un aumento similar un año antes
. Uno pagaría con gusto si viera que la plata se reinvierte, pero la verdad es que nos cobran cada vez más pero no vemos ningún beneficio. Por mi cuadra pasaron la máquina motoniveladora, pero no altean la calle ni rellenan los pozos. Son tareas superficiales que no duran y que no tienen ningún sentido. El regador tampoco pasa. Para colmo, las boletas del impuesto no nos llegan desde hace un año. Tenemos que ir a la Municipalidad, pedir que nos hagan una copia y pagar con recargo”.

En Chile al 500 un vecino que vive cerca de calle Del Carmen se mostró ofuscado con el ajuste. “Este gobierno es un desastre, lo único que saben hacer es recaudar, tanto la intendenta como Scioli y la irrespetuosa de Cristina. Tengo treinta metros de calle hasta Del Carmen que casi no puedo transitar de los pozos que hay. Menos mal que tengo una camioneta, si no, no entro. Tardan semanas en juntar la basura y las luces que se queman no se reparan nunca. Si hubiera servicios uno se aguantaría los aumentos, pero al no ver servicios, estamos pagando para mantener parásitos”.

En otro extremo de Cañuelas, en Güiraldes al 200 (Barrio Libertad) una empleada doméstica consideró que con este nuevo aumento se hará más difícil cumplir con las tasas. “Gano muy poco y la verdad es que se va a complicar. En el barrio faltan muchas cosas, no hay corte de pasto, no hay zanjeo, ni arreglo de calles. Ahora arreglaron un poco la entrada de Echeverría, pero el resto es un desastre”.

En 9 de Julio al 1.300 (Barrio Buen Pastor) una frentista aseguró que el ajuste “no es razonable” ya que los servicios son escasos y deficientes. “Lo único que funciona bien es el barrido”, destacó.

Por último, en Caseros al 200 la queja fue la misma. “Nos siguen currando porque nadie dice nada. En el barrio Las Costas no limpia nadie. El recolector pasa a la noche, pero es lo único que tenemos. A veces pasa la barredora, una vez cada quince o veinte días, y los que barren de los Planes dejan las bolsas y quedan en la calle durante días. Las cloacas están funcionando mejor desde que pasaron a ABSA, porque pataleamos y enseguida vienen a destaparlas”.

Desde Alejandro Petión, Hugo, un empleado de 43 años, expresó: “Si aumentaron 30 % entonces tengo que decirle a mi jefe que me aumente el salario en la misma proporción. Y por los servicios que nos dan en Alejandro Petión, donde vivo, son bastante malos. El recolector de basura tendría que pasar todos los días, como hacen en Cañuelas”.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección