El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 13 de noviembre de 2019    N° de Edición On Line: 3099

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

ABSA reconoció falencias en el agua de Cañuelas

En un extenso informe admite que en mayo el agua presentaba contaminación de nitratos, arsénico y bacterias. Y además asegura que recibió la planta depuradora en un pésimo estado.
La mayoría de las muestras analizadas en el tanque y la red presentaban irregularidades.

BulletLa mayoría de las muestras analizadas en el tanque y la red presentaban irregularidades.

02.10.2012, 19:31:34 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
La empresa Aguas Bonaerenses S. A., responsable de la prestación de los servicios de agua y cloacas en Cañuelas desde el 1 de mayo pasado, presentó un extenso informe sobre el estado de las redes, calidad del agua e inversiones realizadas en el llamado “plan de contingencias”.

El documento -fechada el 29 de agosto y firmado por el gerente General de la empresa, Jorge Radivoj- es una respuesta al pedido de informes elevado por el Concejo Deliberante el 28 de junio.

Como dato más significativo ABSA reconoce que de acuerdo al análisis efectuado en mayo, el agua distribuida en Cañuelas no era potable. Curiosamente no hay información sobre el estado del fluido entre los meses de junio y septiembre.
 
En una planilla de calidad bacteriológica y físico-química (incompleta en algunos casilleros) se indica que el fluido de red presenta excesos de nitratos y arsénico en la totalidad de las muestras; y existencia de bacterias coliformes (de origen fecal) en cuatro de las 12 muestras tomadas en distintos puntos de las cañerías.

“El sistema de abastecimiento de agua no estaba siendo desinfectado de acuerdo a las normas establecidas para garantizar la calidad bacteriológica del agua. El mismo cuenta con cuatro puntos de inyección. En todos ellos las bombas dosificadoras estaban fuera de parámetro y no se contaba con almacenamiento de hipoclorito en condiciones”, señala el informe de Radivoj.

Más adelante agrega: “Con el objetivo de garantizar la calidad bacteriológica del agua en el transcurso de la primera semana (de mayo) se instalaron las cuatro bombas dosificadoras. Para la primera semana todo el sistema estaba siendo desinfectado de acuerdo a lo establecido por la norma (dosis promedio de 0.50 mg/lt). Este sistema de cloración controlada nos dio como resultado el desprendimiento de partículas en la red y que siguen apareciendo en diversos puntos de la ciudad. Como medida paliativa se lograron reducir drenando regularmente las redes”.

El informe omite mencionar el resultado que tuvieron los análisis bacteriológicos y físico químicos posteriores, correspondientes a junio, julio, agosto y septiembre, con posterioridad al proceso de cloración.
 
LA PLANTA DEPURADORA

El jueves 17 de septiembre de 2009 varios medios electrónicos publicaron que tras 16 años de abandono la gestión de Gustavo Arrieta lograba reinaugurar la Planta Depuradora, dando solución a la contaminación sanitaria que afectaba la zona.
 
“Era un tema que teníamos que resolver. Esto nos permite reflexionar cómo es posible que un municipio pueda tener su planta depuradora 16 años sin funcionar”, enfatizó Arrieta al tiempo que se mostró satisfecho de resolver “una asignatura vergonzosa que tenía el municipio”.

Si bien ABSA tomó el control de la prestación de los servicios de agua y cloacas en mayo de 2012, en octubre de 2011 inició un "plan de contingencias" para mejorar el funcionamiento de la depuradora.

En el informe presentado hace unos días por ABSA se describe el pésimo estado de conservación que tenían las instalaciones, desde falta de pintura hasta tableros eléctricos fuera de operación, cañerías tapadas, recambio de válvulas y hasta una cañería obstruida con un pedazo de tronco.

LA CALIDAD DEL AGUA, EN SÍNTESIS

-De acuerdo a los análisis efectuados en mayo, ABSA reconoce que el agua de red presenta niveles de arsénico que oscilan entre los 0,014 y los 0,077 mg/l cuando el límite máximo es 0,01 mg/l. Sugestivamente se indica el valor de arsénico en varios puntos intermedios de la red, pero no el del tanque central.

-Respecto al nitrato, de las ocho muestras exhibidas, sólo dos están por debajo de los 45 mg/l, el límite fijado por el Código Alimentario. Las restantes seis muestras revelan una presencia que oscila entre los 47,5 y los 105 mg/l. Tampoco en este punto se informa el nivel de nitrato del tanque central.

-De las 12 muestras tomadas, cuatro indican presencia de coliformes (contaminación bacteriológica).

-El Código Alimentario Argentino recomienda 0,20 mg/l de cloro activo, teniendo en cuenta que el exceso de cloro no es saludable. Las muestras de ABSA tomadas en cuatro puntos indican entre 0,6 y 0,8 mg/l de cloro libre.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección