El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de agosto de 2019    N° de Edición On Line: 3017

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Demoras en un plan de viviendas

Se trata del Plan Federal, construido en Los Aromos. De las 132 viviendas planificadas sólo se entregaron 42, pero el Instituto ya comenzó a cobrar las cuotas.
Panorama que presenta la obra en Cañuelas.

BulletPanorama que presenta la obra en Cañuelas.

18.09.2012, 23:43:53 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto

Un centenar de familias de Cañuelas aguardan con expectativa el desenlace que tendrá el Plan Federal de Viviendas, conformado por diez manzanas ubicadas entre las calles Brasil, San Juan, Roca y Mandela (sobre las vías del ferrocarril), en los fondos del barrio Los Aromos.

El plan habitacional impulsado por el ex presidente Néstor Kirchner preveía la construcción de 132 viviendas, de las cuales sólo se habrían entregado 42.

Desde hace nueve años las obras están paradas y muchas de las construcciones, a medio terminar, sufren el riesgo de deteriorarse o terminar usurpadas.

En una recorrida por la zona se puede observar que en un par de manzanas hay viviendas terminadas y habitadas. En las parcelas del medio están edificadas hasta el techo, algunas con las chapas colocadas y otras descubiertas. En la mayoría de los casos están invadidas por cardos y alimañas. Aquí y allá se observan casas que fueron terminadas por sus adjudicatarios. En otras se agregaron casillas a las paredes inconclusas.

“Primero nos dieron los terrenos, que compramos a un precio simbólico, y después nos propusieron incorporarnos al Plan Federal. Para avanzar en eso había que firmar una adhesión para que el Instituto de la Vivienda se hiciera cargo de los terrenos. El plazo de las obras, a cargo de la empresa Casago, era de dos años, pero todo quedó parado. Y como hay un acuerdo firmado con el Instituto, la gente no puede hacer uso de los terrenos hasta que las casas no estén concluidas. Solamente tenemos el boleto de compraventa. La escritura está retenida en la Escribanía General de Gobierno hasta que el plan esté finalizado”, relató uno de los damnificados a El Ciudadano.

Es uno de los tantos vecinos que desde hace nueve años debe alquilar una vivienda alternativa a la espera del techo propio.

“Lamentablemente mandamos cartas documento pero no nos responden. Nos ignoran por completo. Le dan más bolilla a un plan del MTL o a un plan privado como el que hizo Cladera en el Morgante, que a nosotros, que formamos parte de un plan del Instituto de la Vivienda impulsado por el propio Kirchner. En Lobos, en el mismo plazo, llevan cuatro planes terminados mientras que en Cañuelas seguimos boyando”.

LLEGARON LAS CHEQUERAS

Lo que agrava la situación de los adjudicatarios es que hace dos semanas comenzaron a entregarse en la Municipalidad las chequeras para el pago de las viviendas, incluso de aquellas que no han sido construidas.

“Hay manzanas que están totalmente peladas y nos empiezan a cobrar siendo que no tenemos nada. Encima la chequera viene con franja cruzada que dice que somos deudores. Es una burla”, lamentó otro de los afectados.

Al menos en el caso de las personas consultadas, la cuota que pretende cobrar el Instituto es de 250 pesos por mes. Esas chequeras deberían llegar cuando los propietarios acceden a la llave de su casa propia. Pero en este caso, sólo disponen de un baldío o cuatro paredes sin revocar.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección