El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de agosto de 2019    N° de Edición On Line: 3017

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Más denuncias por discriminación en el Santa María

El INADI consideró que el colegio católico segregó a un chico que se vio obligado a realizar un examen psicológico para continuar en el establecimiento. Ahora se conocieron dos nuevos casos.
Escuela Santa María, sección primaria.

BulletEscuela Santa María, sección primaria.

20.06.2012, 16:00:42 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto

La escuela primaria Santa María incurrió en un acto “distintivo, segregacionista y atentatorio contra el interés superior del niño” al exigirle a un alumno de cuarto año un certificado de tratamiento psicológico como condición previa a la rematriculación.

Así lo decretó el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) en un durísimo dictamen firmado el 7 de marzo de este año.

El conflicto se inició el 28 de diciembre de 2007 cuando las autoridades les notificaron a los padres del alumno que para poder continuar en el establecimiento en el ciclo lectivo 2008 necesitaban presentar un certificado de inicio de tratamiento psicológico, debido a que el chico presentaba supuestos problemas de conducta e integración con sus compañeros.

Los progenitores no aceptaron esa imposición e inscribieron al chico en otro establecimiento primario, donde continuó sin inconvenientes.

Luego presentaron una denuncia en el INADI, delegación Lobos. El 7 de marzo el organismo falló en contra del colegio.

Tras la difusión de la noticia en El Ciudadano, a mediados de mayo, una mujer se acercó al periódico con una problemática similar. Si bien no quiso ventilar públicamente su caso, dijo que se sentía “identificada” con el artículo publicado y adelantó su intención de realizar una denuncia del mismo tenor en INADI Lobos.

La semana pasada una tercera mamá visitó las oficinas del periódico. “Mi hijo sufrió malos tratos y penitencias. Me dijeron que tenía que ir a un tratamiento psicológico porque no aprendía. A mitad de año lo saqué y ahora está en otra escuela, con notas hermosas. En el Santa María me decían que tenía problemas de conducta, pero cuando lo cambié, todo eso desapareció” relató la mamá, que pidió mantener su nombre en reserva para no vulnerar la intimidad de su hijo.

“Para nosotros fue una pesadilla. No le dedicaban el tiempo necesario y enseguida culparon a la familia. Sentimos mucho dolor e impotencia”, resumió la mujer.

“En su momento quise hacer la denuncia, pero en mi familia no todos estaban de acuerdo, quizá por lo difícil que resulta ir en contra de una institución eclesiástica. Pero ahora, cuando leí en el El Ciudadano que el INADI había condenado estas actitudes, me sentí esperanzada”.

QUÉ HACER

La titular del INADI Lobos, Ana Scaglione, reconoció a El Ciudadano que en su despacho se radicaron otras denuncias por “discriminación escolar”, aunque por una cuestión de reserva se negó a precisar si están relacionadas con alguna institución educativa pública o privada de Cañuelas.

“En el caso puntual del fallo del 7 de marzo, tomé la denuncia porque para mí era claramente un caso de discriminación. Afortunadamente el expediente salió favorable a la denunciante”, dijo Scaglione.

La funcionaria destacó que los fallos del INADI no son vinculantes, “pero sirven como una prueba importante si alguien quiere accionar judicialmente. Socialmente queda demostrado que la discriminación existió. Es una instancia de orden administrativo que deja la puerta abierta para iniciar acciones en la justicia ordinaria”.

Scaglione informó que cualquier persona que se sienta vulnerada, pueden comunicarse al celular (02227) 15 62 7676 o al mail lobos@inadi.gov.ar para coordinar una entrevista.

“Lo que hago es escuchar a la persona y ver si se encuadra en un caso de discriminación. Para que el caso avance necesitamos que el denunciante aporte pruebas, es decir documentos, cartas o testigos. No alcanza con el dicho de una persona contra otra”.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección