El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de agosto de 2019    N° de Edición On Line: 3017

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

ABSA estudia la calidad del agua

La empresa está a la espera de los análisis realizados en pozos y distintos puntos de la red. Mientras tanto, comenzó a realizar el proceso de desinfección, una tarea “que antes no se hacía”, según se informó.

09.06.2012, 17:31:16 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto

LA PLATA (De nuestro corresponsal) En busca de tener una perspectiva sobre el estado del servicio de agua corriente y desechos cloacales que hereda del área de Obras Sanitarias de la municipalidad, la empresa Aguas Bonaerenses (ABSA) comenzó a realizar estudios de calidad e infraestructura en las perforaciones existentes en el distrito.

De acuerdo a su marco regulatorio, la empresa del Gobierno de la provincia de Buenos Aires debe monitorear en forma periódica el agua de tanque de las localidades, las perforaciones y la red de distribución del servicio, además de la realizar análisis bacteriológicos y físico – químicos.

De está manera, la empresa está ahora a la espera de los resultados de diversos estudios que indiquen la calidad de agua que se consume en el partido de Cañuelas, “para iniciar las correcciones al sistema, en caso de detectar alguna anomalía”.

Según le comunicó a EL CIUDADANO, en mayo se realizaron los primeros análisis de calidad en la totalidad de los pozos del distrito y en diferentes puntos de la red, como parte de un plan de muestro sobre la situación del servicio.

Sobre esta base es que ABSA informó que se comenzó a efectuar el proceso de desinfección del agua como medida para asegurar su calidad bacteriológica, una tarea “que hasta el momento no se realizaba”, lo que pone en el centro de la controversia cuál era la calidad de agua que consumían los cañuelenses hasta hace poco más de un mes.

La importancia del proceso de desinfección radica en que garantiza la potabilidad del agua a través de la eliminación de microorganismos patógenos que pueden resultar dañinos para la salud humana, y que por lo general pueden producir trastornos como gastroenteritis asociada con diarreas, dolores abdominales o vómitos.

La cloración resulta hoy el medio químico más extendido para realizar una eficaz desinfección, siempre con el conocimiento del agua que se va a tratar y en una concentración adecuada.

El manto de dudas sobre la potabilidad del agua no es una noticia nueva para los cañuelenses. En los últimos tiempos el tema salió a la luz sobre la gran presencia de nitratos que restringía el consumo a los niños y lactantes, por ejemplo.

Incluso, en algunos análisis también se reveló la presencia de cloruro o arsénico, lo que tornaba su consumo bajo un gran halo de preocupación. A esto se suma que, el municipio dejó de realizar hace más de un año los estudios mensuales –que figuran en la legislación local vigente– por falta de personal, según se dijo en su momento.

Con la llegada de ABSA al partido, todos los análisis y muestras del distrito deben ser supervisados por el Organismo de Control de Aguas de Buenos Aires (OCABA), lo que habilita a cualquier usuario a consultar el estado del agua que consume directamente a este ente de carácter autárquico.

No obstante, la empresa sufrió en este sentido un revés hace pocos días. La Justicia de la provincia de Buenos Aires multó a ABSA con un millón y medio de pesos por no garantizar la potabilidad del agua en el partido de 9 de Julio, además de no iniciar las acciones tendientes a eliminar la presencia de arsénico líquido en el servicio.

OBRAS

El desembarco de la empresa estatal se da en el marco de las disposiciones del Juez Federal de Quilmes, Luis Armella, quien ordenó dotar en un plazo de diez años de agua corriente y desagües cloacales a todos los partidos de la Cuenca Alta Matanza Riachuelo, a la que pertenece Cañuelas.

En función de ese objetivo se ordenó que fuera la empresa del estado bonaerense la única prestadora del servicio en la región, la que, a su vez, está encargada de realizar una serie de obras presentes en un plan específico para cada distrito.

La tarea de expansión de los servicios a toda la comuna se desprende del “Plan Director de los Sistemas de Agua Potable y Cloacas del partido de Cañuelas”, que el ex intendente Gustavo Arrieta firmó en noviembre del 2011 con el Ministerio de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires.

Con la premisa de garantizar un servicio de infraestructura de agua y saneamiento con un horizonte a 20 años, el Plan contempla en la ciudad la realización de una batería de pozos e impulsiones, una cisterna de almacenamiento de 1860 metros cúbicos en Mozotegui y Rivadavia y la ampliación de la red de desagües cloacales para el barrio La Verónica.

A su vez, están previstas también para la zona de Santa Rosa, en la ruta 3, una estación de bombeo e impulsiones y una cisterna regional con capacidad de 1400 metros cúbicos.

Por último, el Plan plantea para Máximo Paz la instalación de una batería de pozos e impulsiones, una estación de bombeo y una cisterna regional con capacidad de almacenamiento 2600 metros cúbicos.

PRESENCIA EN CAÑUELAS

La sede local de ABSA, que está en trámite, servirá tanto para atender aspectos comerciales como operativos. Hasta que se termine de acondicionar el espacio necesario para la recepción de los clientes, los usuarios pueden comunicarse por cuestiones técnicas las 24 horas al 0–800–999–2272(ABSA), o por cuestiones comerciales al 0–810–999–2272 de lunes a viernes de 8 a 20.

Al momento de la toma de concesión del servicio en Cañuelas, ABSA dispuso la incorporación de personal para cumplir tareas operativas y comerciales, además de aquellos empleados que pertenecían a la Dirección municipal de Obras Sanitarias.

En la actualidad, el grupo de trabajo está conformado por 19 personas dedicadas al área de operaciones y tres abocadas a la atención de los usuarios.

Cabe destacar que ABSA todavía lleva a cabo el relevamiento fotográfico y censal con el fin de autentificar los datos de los futuros usuarios del servicio. Según dijo el área de prensa de la empresa, el procedimiento busca evitar potenciales inconvenientes en la facturación de los servicios, una vez que los nuevos clientes sean incorporados a la base comercial.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección