El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de agosto de 2019    N° de Edición On Line: 3017

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

ABSA: en el ojo de la crítica

Vecinos de La Plata se quejan por el tarifazo y la baja calidad del servicio. La Casa del Estudiante pidió un purificador para poder consumir agua. ¿Cómo funciona la empresa que llegó a Cañuelas?
El excesivo aumento generó rechazo entre los platenses. Foto gentileza Diagonales.

BulletEl excesivo aumento generó rechazo entre los platenses. Foto gentileza Diagonales.

06.06.2012, 00:25:55 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto

LA PLATA (De nuestro corresponsal) En el medio de una polémica por un aumento del 180 por ciento en el valor de la tarifa, la empresa estatal Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima (ABSA), que opera en Cañuelas desde el último mes, está en el centro de las críticas de usuarios y dirigentes políticos de La Plata por irregularidades en la prestación.

A la falta de uno o ambos servicios –agua corriente y cloacas– en barrios y localidades periféricas de la capital de la provincia, varios vecinos sostienen que existen deficiencias notables en la potabilización del agua además de una baja calidad en los desagües.

“El servicio no es el mismo en todos lados. La calidad del agua depende de la zona en la que se viva”, comentó Salvador Vega, un vecino del barrio “El Mondongo”, ubicado detrás del conocido bosque platense.

“En mi caso, la prestación es de regular para bajo. Cada tanto hay cortes por refacciones en la red sin aviso previo, lo que ocasiona muchos problemas. Sin olvidar que a veces el agua sale un poco turbia”, afirmó a El Ciudadano.

En otras zonas como el centro o el barrio La Loma, cerca del Estadio Único Ciudad de La Plata, el servicio se presta casi sin inconvenientes según los consultados, aunque consideran que el aumento dispuesto por la gobernación provincial es injustificado.

En este sentido, jóvenes cañuelenses que viven en una de las Casas del Estudiante del gobierno municipal, ubicada en 41 entre diagonal 74 y 5, piensan que no hubo obras que justifiquen la nueva tarifa. Hasta mayo abonaban alrededor de 72 pesos, pero la nueva factura es de 165.

Si bien admiten no tener tantos problemas con el suministro ponen en duda la potabilidad del agua. “Está contaminada”, aseguraron. Por este motivo, mientras se resignan a tomar el agua que ofrece ABSA, esperan desde principios de año un purificador solicitado a la Dirección de Juventud.

A su vez, Ángel Lema, un vecino de la Loma que pasó de pagar 80 pesos a recibir una boleta por 214, consideró que el incremento no es oportuno. “En mi caso nunca tuve problemas con la prestación. Pero reconozco que no a todos les funciona bien. Entonces, hasta que el servicio no sea el mismo para todos, creo que no se puede hablar de aumento. No es justo”, consignó.

En efecto, el gobernador Daniel Scioli firmó en abril de este año el decretó 245/12 que autoriza aumentos en el orden del 179% para mejorar los ingresos y así garantizar la continuidad de los servicios en los más de sesenta distritos en los cuales opera ABSA.

La medida generó un fuerte conflicto con varias asociaciones de defensa de los derechos de los consumidores, legisladores provinciales de la oposición y usuarios que en algunos casos no están conformes en cómo se brinda el servicio.

Ante el recurso de amparo presentado por el diputado provincial de la Coalición Cívica, Oscar Negrelli, la usuaria María Viginia Pérez y la defensora ciudadana de La Plata, María Monserrat Lapalma, el juez en lo Contencioso Administrativo Nº 1, Luis Arias, dictó una medida cautelar que suspende los incrementos tarifarios en La Plata. La posterior recepción de denuncias de otros puntos de la provincia, hizo que el magistrado la extendiera luego a toda la jurisdicción que administra Scioli.

La resolución judicial se basa en el incumplimiento de la ley provincial 13.154, que determina la obligación a toda empresa de explicar en una Audiencia Pública el porqué de un aumento en las tarifas antes que sea facturado.

No obstante, ABSA anunció que apelará la medida, circunstancia en la que cuenta con el apoyo del Organismo de Control de Aguas de Buenos Aires (OCABA), que a su entender el amparo no compromete la imposición de los nuevos aranceles.

Mientras que la empresa decidió no cobrar las boletas correspondientes al mes de junio hasta tanto se resuelva el conflicto, varios vecinos no dejan de manifestar sus críticas con respecto al incremento de las tarifas.

Ignacio Martino, que vive en el barrio de Los Hornos junto a su familia, considera que es un despropósito que se aumente un elemento tan esencial como es el agua sin ninguna justificación. Con el aumento le llegó a su casa una factura con un importe de 200 pesos cuando antes pagaba alrededor de 80.

“Me parece que se debe revisar el sistema de facturación, sobre todo en aquellos casos en los que varias personas pagan lo mismo que una. Si en todo caso hay problemas con el agua, se debe generalizar el uso de medidores”, opinó.

ABSA ofrece un servicio no medido basado en la valuación del inmueble del usuario, por lo que un individuo puede pagar lo mismo que una familia numerosa. Si bien existe un servicio medido, en general es utilizado por empresas o comercios.

“El mes pasado pagué 39,71 y ahora me llegó una boleta con un valor de 110,79. Es una vergüenza que sin ninguna carta que justifique el aumento ni tiempo de anticipación llegue una factura así de un día para otro”, expresó Estanislao Arpone, quien vive en Villa Elvira con su familia, compuesta de cuatro personas.

En contraposición, una familia de la misma cantidad de integrantes de Gonnet y que cuenta sólo con el servicio de desagües cloacales, pasó de tener en la prestación un importe de 30 pesos a 90 en el mes entrante.

Otro ejemplo de la desigualdad tarifaria manifiesta es lo que ocurre con el Centro de Estudiantes del partido de General Belgrano, ubicado en 48 entre 1 y 2. Allí, los 30 jóvenes que utilizan las instalaciones de la vivienda recibieron en la última boleta una tarifa de 270 pesos cuando antes pagaban 120 por el servicio.

“Como todo aumento cayó mal –dice Ignacio Sarachu del barrio Meridiano V– pero lo que molesta es que el servicio a veces no responde como debiera. Con mi familia tuvimos que reclamar durante un mes para que nos destaparan las cloacas”, dijo. Su boleta pasó de 50 a 161 pesos.

Aguas Bonaerenses tiene concesión de distribución de agua potable en todo el partido de La Plata salvo en los barrios de Lisandro Olmos, Abasto y Melchor Romero, en los que los vecinos se abastecen mediante cooperativas, cuyo servicio ronda entre los 60 y los 80 pesos. Sin embargo, aún hay viviendas fuera de esas zonas que no reciben el servicio.

En Villa Castells, por ejemplo, la empresa instaló hace un par de años mangueras en las puertas de cada domicilio que no tenían conexión hacia el interior de las casas. “Cuando las terminaron de colocar enviaron facturas a todo el barrio. En nuestro caso, las pagamos, pero al poco tiempo nos devolvieron la plata porque no se hizo nada más”, contó María Moreno.

MULTISECTORIAL

A raíz del aumento dispuesto por Scioli, dirigentes políticos de la oposición, usuarios y asociaciones de defensa de los derechos de los consumidores conformaron la “Multisectorial contra el Tarifazo de Scioli en ABSA”, para llevar acciones en conjunto mientras dure el conflicto.

Entre otros, está integrada por Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO), la Asociación Coordinadora de Usuarios y Consumidores (ACUCC), la Asociación de Usuarios y Consumidores (ADDUC), el diputado provincial de la Coalición Cívica, Oscar Negrelli, el legislador del GEN y titular de la Comisión de Usuarios y Consumidores de la Cámara Alta bonaerense, Mariano Grau y el senador provincial de la UCR, Orlando Costa.

Desde el espacio, ya presentaron pedidos de informes sobre los motivos del aumento, la calidad de los servicios ofrecidos en los municipios en que los que tiene concesión, y reiteraron el pedido de una audiencia pública.

En declaraciones a la prensa, Negrelli dijo que el aumento quedará sin efecto una vez que se compruebe la mala calidad de las prestaciones de ABSA. “En la demanda citamos muchos casos de incumplimientos relacionados con los servicios de desagües y deficiencias en la debida potabilización del agua que incluye declaraciones de toxicólogos especializados”, apuntó.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección