El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 12 de diciembre de 2019    N° de Edición On Line: 3128

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Fondos internacionales para ayudar a una entidad

El BID y el gobierno de Japón aportaron recursos para un proyecto de integración y discapacidad en la ONG IPNA, de Alejandro Petión.
Jorge Goldman, titular de IPNA, ante la delegación japonesa.

BulletJorge Goldman, titular de IPNA, ante la delegación japonesa.

27.03.2012, 11:55:35 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
El gobierno de Japón y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) entregaron un fondo especial a la Fundación IPNA, destinada a la inclusión y los derechos de las personas con discapacidad, durante un acto que encabezaron funcionarios japoneses junto a miembros de la ONG y de la Municipalidad de Cañuelas, el martes último en la sede cañuelense de Alejandro Petión.

Jorge Goldman, titular de IPNA, recibió a la comitiva integrada por funcionarios del BID, de la Embajada de Japón en la Argentina y del Fondo Especial Japonés para la reducción de la pobreza.

En el acto estuvieron miembros de IPNA, padres de chicos que asisten a la entidad y representantes de la comuna (la intendenta Marisa Fassi envió una carta disculpándose por no poder asistir).

 “ ´Cuando soplan fuertes vientos no busquen refugios, construyan molinos´ nos dijo una vez Haroldo Conti, un desaparecido, cuando nos daba clases en el colegio nacional ‘Bartolomé Mitre’. Y estas palabras que siempre recuerdo son palabras de vida y de construcción”, dijo Jorge Goldman, al abrir las puertas de la fundación que busca promover y proteger los derechos de niñas, niños y jóvenes con discapacidad, en particular de aquellos que pertenecen a familias que viven en condiciones de alto riesgo social y pobreza.

Tras la presentación a los invitados y funcionarios extranjeros, Goldman agregó a El Ciudadano que “empezamos hace 27 años en Capital Federal. Y en lo personal esta lucha surgió a partir de una historia familiar y de un amigo. En mi familia numerosa teníamos una prima, Mirta, quien tenía una discapacidad que se fue agravando. Convivimos con ella desde chicos y sabíamos de sus signos, por ejemplo cuándo se iba a caer, y la atajábamos. Siempre estuvimos muy unidos con ella, hasta que murió a los 40 años. Después me sucedió que un amigo tuvo un hijo Down y eso me impulsó a salir del consultorio de psicólogo que tenía en busca de algo. Entonces fue tomando forma la creación de una entidad hasta llegar a la Fundación IPNA”.

 “Soy de acá y de a poco estamos creciendo y sintiéndonos orgullosos y como en familia”, agregó Graciela, una joven que recibe asistencia en la institución. La acompañaban Sebastián Degiovanni, otro chico de Cañuelas, y la directora de IPNA Petión, Alejandra Correnti.

Los aportes del BID serán destinados a “trabajar y difundir los derechos con personas con discapacidad”, comentó al público Cecilia Gascó, también integrante de la ONG, mientras que el ministro japonés Katsuhide Ariyoshi destacó: “El fondo que distribuimos ayudará a la gente y estoy orgulloso de este fin y de que se haya elegido este lugar y que chicos y chicas puedan mejorar. Es mi deseo y mi sueño”.

El representante del BID, Akihiro Oda, sostuvo que “el Fondo japonés también ayudará a proyectos comunitarios para dar bienestar y felicidad a las personas”.

Por su parte Goro Mutsuura, del Fondo Especial Japonés, fundamentó la iniciativa en que “queremos que se fortalezca el trabajo entre el BID e IPNA para que este centro sea un buen modelo para la Argentina”.

PROYECTO REGIONAL


Durante el evento, que se desarrolló en la calle Alejandro Magno 1495 de Alejandro Petión, se informó que el proyecto lanzado esta semana abarcará a Cañuelas y Ezeiza.

“Haremos relevamientos sobre discapacidad y trabajaremos en difundir los derechos
con personas con discapacidad. Llevando proyectos culturales, desarrollo comunitario, trabajos en red con otras organizaciones y con organismos de derechos humanos, articulando con las comunas, escuelas, instituciones de discapacidad. Esto será durante dos años”, sostuvo Goldman.

En representación de la Municipalidad, Carolina Rasquetti y Fabiana Oppizzi abogaron por “las familias, el gobierno local y la cooperación internacional, cuyo aporte es muy importante para trabajar. Solos no podemos hacer nada”.

La sede cañuelense, que comenzó a atender en agosto de 2010, funciona en un predio de ocho hectáreas como centro de día y tiene 24 tutelados, entre adolescentes y adultos, atendidos con un abordaje educativo y terapeútico.

“Acá tuvimos un crecimiento muy importante y más que en Buenos Aires
donde empezamos hace 27 años. Tenemos entrevistas permanentes para recibir chicos, informó el psicólogo Goldman y especializado en terapias para niños y jóvenes.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección