El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 13 de diciembre de 2019    N° de Edición On Line: 3129

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Robaron en la Escuela 6 de Máximo Paz

Ladrones ingresaron al edificio aprovechando que las alarmas no funcionaban. Ahora el edificio permanece vigilado durante la noche por personal del Destacamento.

15.04.2011, 19:51:34 | Localidades

Achicar texto Agrandar texto
La comunidad educativa de la Escuela Nro. 6 de Máximo Paz se vio nuevamente conmovida por un hecho delictivo perpetrado el miércoles a la madrugada en el edificio escolar ubicado en pleno centro de la localidad.

Aprovechando que las alarmas y sensores se encontraban fuera de servicio debido a un golpe de alta tensión, los ladrones ingresaron a través de los techos.

La directora del establecimiento, Claudia Pelereteguy, explicó a El Ciudadano que violentaron tres aulas en las que robaron un grabador y dos ventiladores industriales. En uno de los casos, como no pudieron quitar los tornillos de la pared, quebraron el caño y se llevaron solamente el cabezal.

Además, intentaron entrar a la Dirección y a la Biblioteca. Si bien no pudieron hacerlo, dañaron las cerraduras.

No conformes con eso se llevaron dos reflectores nuevos recientemente instalados en el patio y arrancaron varios tramos de cables ante la presunción de que las alarmas podían estar activadas. Por ese motivo, para evitar un accidente por contacto con la electricidad, las clases fueron suspendidas el miércoles a la mañana.

La Escuela 6 fue protegida con alarmas a fines de 2008, luego de un cacerolazo que realizaron los vecinos en la ruta 205, protestando por los robos reiterados en el establecimiento.

El municipio terminó adquiriendo los sistemas de protección, pero los sensores suelen dañarse por las variaciones en la tensión eléctrica.

“Hace unos días las alarmas se quemaron y justo estábamos tramitando un subsidio para la reparación. Hoy (por el jueves) tenemos que buscar un cheque de 1.715 pesos que nos da el municipio para el arreglo”, explicó la directora, destacando que los ventiladores sustraídos tenían cobertura de seguro que abona la cooperadora.

Hasta que el edificio vuelva a contar con protección de alarmas, por las noches permanece vigilado por un efectivo de la policía.

DECEPCIÓN

La directora se mostró dolida por este incidente no descartó que el robo haya sido cometido por algún chico o adolescente del pueblo relacionado con el establecimiento.

“Todos suponemos que roban estas cosas para comprar drogas o paco. Lamentablemente son chicos de la comunidad que no valoran el esfuerzo que hacemos todos para mejorar la calidad de educativa y su bienestar. No lo podemos asegurar, pero quienes hicieron esto tal vez sean chicos que alguna vez pasaron por estas aulas y tuvieron ese bienestar, pero lamentablemente no alcanzan a comprenderlo”.

“Estamos muy tristes y dolidos; para comprar esos ventiladores la cooperadora tuvo que hacer muchos eventos y hacer un gasto muy grande”, añadió.

 “Más allá del dolor –continuó Pelereteguy- lo único que nos queda es seguir inculcando valores dentro de las cuatro horas que permanecen en la Escuela. Tenemos que inculcar la cultura del esfuerzo y del trabajo. Quizá quienes hicieron esto pensaron que era más fácil robar en la escuela que trabajar para ganarse ese dinero. Vivimos en una sociedad del facilismo. Nuestra función educativa es remar contra esa corriente”.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección