El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 11 de diciembre de 2019    N° de Edición On Line: 3127

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Bomberos tomaron su cuartel y denuncian irregularidades

Las instalaciones estuvieron tomadas a lo largo de 36 horas por el descontento del personal con el mal estado de los vehículos, falta de indumentaria y dudas con el manejo de los fondos. Intervinieron la Fiscalía local y Defensa Civil. Hubo allanamientos en busca de documentación.

07.04.2011, 22:55:18 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
En un hecho sin precedentes, el Cuartel de Bomberos de Cañuelas permaneció tomado a lo largo de 36 horas por la totalidad del cuerpo activo cuyos miembros se encuentran disconformes con la falta de mantenimiento de las unidades, la carencia de indumentaria y elementos de seguridad y el criterio de la comisión directiva respecto al manejo de los recursos.

El conflicto hizo eclosión el viernes de la semana pasada a raíz de un accidente sufrido por un móvil de transporte de personal que carecía de VTV. Volviendo hacia el centro de Cañuelas el camión se quedó sin frenos e impactó contra un poste.

El martes 5 de abril un grupo de treinta voluntarios se presentó en la comisaría para realizar una exposición por el mal estado mecánico de las unidades y la falta de verificación técnica.

Al día siguiente, ante la falta de respaldo de la comisión directiva y del jefe del cuerpo activo, Carlos Silva, los bomberos, por unanimidad, decidieron tomar las instalaciones.

A las 23.05 del miércoles un grupo ingresó a la guardia y, en forma pacífica, pidió que se retiraran sus ocupantes, el jefe Silva, el segundo jefe Abel Espíndola y el cuartelero Oscar Rodríguez.

Como condición para levantar la toma, los voluntarios exigieron la renuncia inmediata de Silva y Espíndola junto con la dimisión de toda la comisión directiva.

FALENCIAS


A las 23.30, ya con el cuartel en sus manos, los bomberos ofrecieron una conferencia de prensa en la que detallaron los motivos de la toma. Leonardo Mazzochi, Guillermo Fernando y José Peralta explicaron que la mayoría de las unidades carecen de VTV, mantenimiento mecánico y elementos esenciales de seguridad, como matafuegos.

Gran parte de la indumentaria se encuentra seriamente deteriorada por veinte años de uso continuo. Sobre una mesa exhibieron los trajes antiflama deshilachados, las botas con la suela partida y los cascos sin el plástico protector de la visión.

El manejo económico de la institución es otro tema de controversias.
Los bomberos no coinciden con el criterio de la comisión directiva a la hora de invertir los fondos.

Por ejemplo, hace dos años se adquirió una unidad con escalera que jamás fue utilizada. Además, dicha unidad llegó al cuartel a través de un importador, sin los accesorios comprometidos. Por otra parte, en tiempo más reciente se compraron unidades nuevas para el traslado de agua, desatendiendo el resto del parque automotor que se utiliza a diario.

Los bomberos afirman que la comisión suele quejarse por la falta de recursos, pero aseguran que ingresan sumas importantes por la contribución municipal, alquiler de la antena a las empresas Claro, Telmex y Lo Jack, alquiler de la Agencia Hípica, etc.

Mazzochi, Fernando y Peralta llevaron tranquilidad a la población al destacar que la asistencia estaba garantizada en caso de cualquier siniestro. Efectivamente, durante la toma, concurrieron al barrio Libertad por el incendio de un transformador y luego apagaron las gomas que quemó la población reclamando la presencia de Edesur.

En el transcurso del jueves llegaron delegaciones de bomberos de Navarro, Lobos, San Vicente y San Miguel del Monte, con la intención de mediar en el conflicto.

Por la mañana estuvo el intendente Gustavo Arrieta, quien instruyó a sus abogados Néstor Contreras y Leonardo Garavaglia para que constituyeran una “mesa de diálogo” conformada por los letrados, dos representantes de la CD y dos voceros de los “autoconvocados”.

INTERVENCIÓN PROVINCIAL Y JUDICIAL

Al mediodía se hizo presente el director de Operaciones de Defensa Civil, Gustavo Busilachi, para verificar que el servicio de asistencia a la comunidad se estuviera cumpliendo de acuerdo al reglamento.

Afuera, en la vereda, varios miembros de la Comisión Directiva esperaban para poder ingresar a la administración mientras los familiares pegaban afiches con frases de apoyo a la lucha de los voluntarios.

La medida de protesta se levantó recién este viernes al mediodía, luego de que el fiscal César Robatto se comprometiera a investigar las irregularidades planteadas por el personal.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección