El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 19 de septiembre de 2019    N° de Edición On Line: 3044

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Denuncian que un comerciante de La Garita abusó de una nena de 12 años

 Indignación de la mamá de la víctima, que reclama su detención. Habría más casos.
El lugar donde ocurrieron los hechos, según la denuncia.

BulletEl lugar donde ocurrieron los hechos, según la denuncia.

10.07.2019, 12:15:00 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
 Una vecina del barrio La Garita denunció que un comerciante de la zona manoseó a su hija de 12 años en momentos en que la menor se encontraba en el almacén haciendo compras. Enterada de lo ocurrido se dirigió al establecimiento, lo increpó y luego llamó a la policía, que trasladó a ambos a la sede policial. La mujer radicó una denuncia penal, pero al cierre de esta edición la causa no tenía detenidos.

La madre de la niña relató a El Ciudadano que el miércoles a las 13 horas le pidió a su hija mayor, de 16 años, que fuera al comercio para comprar pan y jabón en polvo. El local ubicado en la calle Las Heras, a 250 metros de la estación ferroviaria, es propiedad de un hombre de nacionalidad paraguaya, de 59 años, quien está en pareja con una mujer asiática.

“Mi nena más chica escuchó y se ofreció ella para ir a comprar. Yo trabajo en costura y en ese momento estaba cosiendo. Cuando volvió, me dejó el vuelto y se fue a la pieza. En ese momento ni la miré”, relató la mujer.

“En la pieza estaba la más grande. Al ratito me llama. Fui y la encuentro a la más chica llorando. La más grande me dice: ´el paraguayo hijo de puta la manoseó´. Y ahí la nena me contó que había entrado a comprar y que en ese momento el paraguayo cerró la puerta con una traba. Cuando fue al pasillo a buscar el jabón en polvo el tipo fue de atrás, la abrazó y la manoseó”.

“El tipo seguramente no siguió porque en ese momento golpeó la puerta un hombre que venía a comprar. El paraguayo fue a la caja, le cobró y le dio a mi nena un chocolate Dos Corazones, para que no hablara” agregó la mujer.

La mamá de la niña es viuda desde hace cuatro meses y vive sola con sus tres hijas. Enterada de lo ocurrido salió disparada hacia el comercio ubicado a la vuelta de su casa. “Le rompí la puerta, le revolví todo y llamé a la policía. Lo llevaron a él, me llevaron a mí y me tuvieron cuatro horas haciendo la denuncia. 
Ahora pienso para qué. Me enteré que está suelto. Esta es la justicia que tenemos. ¿Tenemos que hacer justicia por mano propia?”.

Efectivamente, El Ciudadano pudo corroborar que el comerciante se encuentra libre. Una fuente judicial reveló que “se lo está investigando por el delito de abuso sexual simple” y que no fue detenido “porque no está acreditado el abuso”. Además, se supo que el denunciado concurrió varias veces a la comisaría  clamando por su inocencia.

La misma fuente reveló que seguramente se pedirá una Cámara Gesell para conocer de boca de la menor los detalles de su relato.

En la denuncia presentada por la mamá ante la sargenta Ailin Cassal, se expresa que la niña “fue sorprendida desde atrás por el dueño del almacén quien la abrazó y comenzó a manosear sus partes íntimas (pechos y vagina) por encima de sus prendas de vestir. Que luego de ello le subió la remera y le tocó los pechos y que al observar que entró un masculino a comprar, la soltó y se dirigió a la caja”.

“No voy a permitir que este mal nacido le arruine la vida a mi hija. Y no es la única. Me enteré de que hay dos chicas más del barrio que fueron manoseadas, pero no hubo denuncia porque no les creyeron”, concluyó la mamá.
 
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección