El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de agosto de 2019    N° de Edición On Line: 3017

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Mónica Curutchet: una benefactora incansable de los discapacitados

 Murió a los 61 años. A fines de 1993 había creado el grupo SOL. Después de más de dos décadas la obra quedó trunca por la falta de un espacio propio. 
Mónica Curutchet. Archivo El Ciudadano.

BulletMónica Curutchet. Archivo El Ciudadano.

10.06.2019, 15:27:18 | Sociales

Achicar texto Agrandar texto
 Profundo dolor en la comunidad provocó la muerte de Mónica Curutchet, fallecida el domingo 2 en nuestra ciudad a los 61 años, de manera imprevista. Fundadora del grupo SOL (Solidaridad, Optimismo y Lucha) a fines de 1993, se ganó el respeto y aprecio de sus vecinos por su lucha incansable en beneficio de los discapacitados.

Había nacido en nuestra ciudad el 30 de enero de 1957. Sus padres fueron Haydée Elena Ponce y Román Curutchet. Desde joven inició un diálogo sensible con la comunidad que luego plasmó en su obra institucional.

Casada con Jorge Castello, afianzó un hogar que creció con la llegada de sus hijas Jennifer y Melisa. La familia fue su principal empresa: como madre y esposa impregnó con su cariño valores de dignidad y respeto hacia el prójimo y en particular, la ayuda a las personas con capacidades diferentes, pasión que desarrolló a partir de los cuidados que le dedicó a una de sus hijas, afectada de espina bífida.

Mujer sencilla, buscando mejores horizontes, a fines de los ´70 se instaló en Estados Unidos con su marido. Pasaron por varias ocupaciones laborales, probaron suerte, pero finalmente decidieron regresar a nuestro país y seguidamente comenzó con el dictado de Inglés en establecimientos escolares. Algunos problemas de visión y de diabetes le impidieron continuar en la docencia.

Junto a María Esther Peredo, Carmen Rutter, Adela Mac Gill y Rosa Blanco, entre otras luchadoras- fundó el grupo Sol, institución que presidió durante un largo período.

A partir de 1995 concretó innumerables donaciones de elementos ortopédicos con la creación del taller de prótesis y ortesis. Además, realizó cursos, talleres, seminarios, bailes, torneos, maratones de carácter no competitivo, olimpiadas especiales, el pesebre criollo, paseos y encuentros culturales con el objetivo de lograr la integración social-recreativa y laboral del discapacitado.

En los últimos años la institución no pudo seguir brindando el servicio de los comienzos por falta de un espacio físico.

A principios de 2014, cuando se cumplían 20 años del Grupo Sol, Mónica habló con El Ciudadano. Destacó que el gran mérito de la institución fue instalar en Cañuelas el tema de la discapacidad cuando nadie hablaba de ello. “Fue así como logramos la construcción de la rampa del Banco de la Provincia o la de la Iglesia. Y también fue muy importante el taller de folklore integrado, donde no solo se bailan nuestras danzas sino que actúa en beneficio de alguna institución o persona que lo necesite”.

Con la muerte de Curutchet parece difícil que alguien pueda continuar su legado. Su entrega fue tal que la definieron como “alma y vida de la institución”.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección