El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 22 de agosto de 2019    N° de Edición On Line: 3016

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Hospital Marzetti: un médico fue contratado sin estar matriculado en el colegio regional

 Llegó recomendado por el nuevo director, Raúl Olocco. Desde hace dos meses no le pagan el sueldo porque no tiene su documentación en regla. Aún así fue designado como jefe de Emergencias.
Burke Viale junto al intendente de Hurlingham, Juanchi Zabaleta.

BulletBurke Viale junto al intendente de Hurlingham, Juanchi Zabaleta.

03.06.2019, 11:01:38 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 El escándalo de los estudiantes brasileños que trabajaron en el Hospital Marzetti sin estar recibidos parece no haber servido de lección. Atrás quedaron las promesas de ordenar el Hospital Marzetti y de mejorar los sistemas de contratación.

Desde hace tres meses trabaja en el nosocomio el Dr. Carlos Andrés Burke Viale (en su sello figura sólo con su segundo nombre), un clínico que no está matriculada en el Colegio Médico de Morón, al que pertenece Cañuelas.

Hay que aclarar que Burke Viale no es un médico trucho. El Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA) del Ministerio de Salud de la Nación (que se puede consular libremente en forma on line) informa que está recibido, habilitado para trabajar en la ciudad de Buenos Aires (matrícula 111016) y en el Colegio V de la Provincia de Buenos Aires (matrícula 57272). Pero no está matriculada en el Distrito III al que pertenece nuestro distrito

Esta información fue corroborada por las autoridades del Colegio Médico de Morón. Ante una consulta de El Ciudadano aseguraron que no tienen registrado a ningún médico con ese nombre.

Burke Viale llegó al Marzetti en marzo, recomendado por el nuevo director, Raúl Olocco. Su documentación pasó por las manos de la jefa de Persona, Verónica Velázquez, por el administrador y contador Jorge Cardozo. 

A pesar de que ya cumplió dos meses haciendo guardias, todavía no habría cobrado su salario, cercano a los 30 mil pesos mensuales. ¿El motivo? “Está flojito de papeles” según reveló una fuente cercana al Marzetti. 

Lo llamativo es que a pesar de esta irregularidad Burke Viale fue designado como Jefe de Emergencias, cargo que ostentará desde el día de hoy con un sueldo mayor.

En julio de 2018 El Ciudadano reveló la existencia de dos médicos truchos en el Marzetti: Felipe Nori Haggi Lacerda y Thais Soares Costa. A partir de esa revelación ambos fueron denunciados penalmente por ejercicio ilegal de la medicina, usurpación de título y falsificación de documento público.

En simultáneo el Ejecutivo desafectó a una decena de profesionales que, como Burke Viale, estaban recibidos pero no estaban inscriptos en el Colegio de Morón.

Ese trámite de inscripción –que para las autoridades del Marzetti parece banal- es fundamental ya que el Colegio se ocupa de verificar la autenticidad de los diplomas habilitantes y demás documentación. 

Según su perfil de Linkedin, Andrés Burke Viale fue secretario de Salud en el Municipio de Hurlingham. Actualmente es médico de planta del Hospital Abete (Malvinas Argentinas) y profesor en la Universidad Nacional de Hurlingham.



Carlos Burke Viale tiene matrícula nacional y provincial pero no está habilitado en el Distrito III. En su sello usa su segundo nombre.

PROMESAS INCUMPLIDAS
 
El escándalo de los médicos truchos le costó el cargo al director del Hospital Marzetti, Federico Pequeño, quien a la fecha todavía no explicó su rol en la contratación de esos impostores.
 
En agosto el intendente Gustavo Arrieta firmó un convenio con la Faculta de Medicina de la Universidad de Buenos Aires a fin de implementar un “control de legajos, auditoría y creación de un protocolo de ingresos al centro de salud”. Durante el acuerdo suscripto con el decano se anunció que “la UBA fiscalizará toda la planta profesional y no profesional en vigencia; y al mismo tiempo asumirá el control y admisión de las futuras contrataciones”.

Cabe destacar que no fue una asistencia gratuita, sino que tuvo costo para el erario público. ¿En qué quedó la asistencia de la UBA y el protocolo creado para mejorar las contrataciones?

A la luz de lo ocurrido con Burke Viale, la respuesta es fácil de imaginar.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección