El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 18 de julio de 2019    N° de Edición On Line: 2981

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

El abogado de Joao Dos Santos Neto sostiene que Felipe Nori sigue en Brasil

 Denuncia que no le permiten acceder a la causa y que la Procuración desistió de unificar expedientes y formar un equipo especial de investigación.
El abogado de Joao Dos Santos Neto sostiene que Felipe Nori sigue en Brasil

04.05.2019, 15:26:32 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 Joao Peixoto Dos Santos Neto es un joven médico brasileño egresado de la Universidad de Morón. Su nombre fue utilizado por Felipe Nori Haggi Lacerda para trabajar de manera irregular en el Hospital Angel Marzetti de Cañuelas y en la empresa de medicina laboral Prevenir de Merlo, donde firmaba certificados de aptitud para que policías de la ciudad de Buenos Aires pudieran portar armas.

A diez meses de que estallara el caso de los médicos truchos gracias a una investigación periodística de El Ciudadano, la causa principal contra Nori por ejercicio ilegal de la medicina, falsificación de documento y usurpación de título se encuentra en proceso de elevación a juicio. Otras causas conexas por homicidio culposo y lesiones graves siguen en instrucción.

Entre tanto, Joao Peixoto regresó a Brasil ante las dificultades laborales que se le presentaban en la Argentina. Es que ante cada intento de conseguir trabajo lo confundían con Nori o lo consideraban también un falso galeno.

En marzo el abogado de Dos Santos, Héctor De Stéfano, presentó un escrito ante el procurador de la Provincia, Julio Conte Grand, en el que pidió que todas las causas fueran unificadas y que se formara un cuerpo especial de fiscales para investigar a Nori, Thais Soares Costa, funcionarios del Marzetti y funcionarios del municipio por Asociación ilícita.

El pedido no prosperó. En un escrito firmado por el fiscal de Cámara Héctor Vogliolo indica que en las IPP 06-03 2540 (Fiscalía 1, Ejercicio ilegal de la medicina) y la IPP 06-03 2615 (Fiscalía 2, contra Thais Soares Costa por Ejercicio ilegal de la Medicina) “si bien la operatoria delictiva es similar, los sujetos imputados no son los mismos”.

Sobre la IPP 2732 (allanamiento a la Municipalidad de Cañuelas surgido a partir de dichos periodísticos de Evelin Cantoni relacionados al caso de los médicos truchos) Vogliolo expresó que en dicha causa “aún no se ha formulado imputación penal alguna, ni dictamen o pronunciamiento de mérito, estando en este lapso en etapa de recolección probatoria”.

La respuesta de la Justicia Provincial desconcertó al Dr. De Stéfano, quien además denuncia que ha tenido dificultades para acceder a los expedientes.

“Sabemos que se han formado grupos especiales para investigar, por ejemplo, la muerte de Natacha Jaitt, pero en este caso, en el que estuvo en juego la salud pública, no se ha seguido el mismo temperamento”.

“En los últimos días estuve pidiendo en el Tribunal Oral 1 tener acceso a la causa para fotocopiarla pero no he podido. El último contacto que tuve con el expediente fue cuando solicité una prórroga del plazo de prueba, que no me fue concedido”, lamentó el letrado.

Uno de los puntos que intenta develar De Stéfano es quién o quiénes firmaron la autorización para que Nori pudiera salir del país a fines del año pasado, cuando fue detectado por la prensa en una playa de Sao Paulo. De Stéfano sostiene que Nori permanece en Brasil, a pesar de que posteriormente se dictó una prohibición de salida de Argentina en el marco de la causa por homicidio culposo que instruye el fiscal Lisandro Damonte, por la muerte de la señora Margarita Serrano.

“Lamentablemente no se está investigando la Asociación ilícita que estamos planteando. Ni siquiera han sido citados a declarar los principales funcionarios del municipio y el Hospital de Cañuelas. Tampoco se ha investigado el ejercicio ilegal de la medicina que Nori realizó en la empresa Prevenir, donde firmaba los aptos médicos para los policías de la Ciudad. Hoy hay muchos policías, no sabemos cuántos, que portan un arma con la autorización que les concedió Nori mediante una firma trucha”.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección