El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 18 de julio de 2019    N° de Edición On Line: 2981

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Nelia Curone: su fallecimiento

 Fue una de las docentes fundadoras de la Escuela José Manuel Estrada.
Curone y su libro "Viviendo".

BulletCurone y su libro "Viviendo".

21.04.2019, 16:03:09 | Sociales

Achicar texto Agrandar texto
 El jueves 11 de abril, a los 94 años, falleció la profesora Nelia Irma Curone de Mazzoleni, notable docente nacida en Cañuelas el 4 de febrero de 1925. Se encontraba internada en el Hospital Regional de la Cuenca, luego de sufrir un accidente cerebro vascular.

Tras cursar los estudios primarios en su ciudad natal, se recibió de Maestra Nacional Normal Superior en la Escuela Nuestra Señora del Carmen de Adrogué y luego obtuvo el título de Profesora Normal Nacional en Letras en el Profesorado Presidente Roque Sáenz Peña de Capital Federal.
 
Cursó Gramática Estructural y Gramática Comparada en el Instituto Joaquín V. González, especializándose en Normativa. Realizó numerosos cursos de especialización docente y estudió en la Escuela Nacional de Grafología, donde se recibió de Grafóloga y Técnica en Tests de Personalidad. Esos conocimientos le sirvieron para evaluar las capacidades de sus alumnos con variadas herramientas.
 
En 1952 fue designada en el Colegio Nacional de Lobos como profesora de Castellano y Filosofía. En 1955 integró el primer plantel de maestros del flamante Instituto “Presidente Perón” de Cañuelas, que tras el derrocamiento del segundo gobierno peronista, pasó a llamarse “José Manuel Estrada”. Llegó a ser vicedirectora durante la gestión del profesor Héctor Durante.
 
En las décadas del ´60 y el ´70 bregó por la creación del nivel primario (Departamento de Aplicación) y por construcción del nuevo edificio de la Unidad Académica.
 
En 2010, durante los actos del 55 aniversario de la institución, recordó que “La Escuela Estrada nació como instituto privado por iniciativa de un grupo de personas que pensaron en tener una escuela para Cañuelas. Ese grupo estuvo encabezado por la Sra. Virginia Guzzetti de Torti, que fue el motor de todo esto. En menos de un año se concretó la obra. Al principio había un grupo de profesores, entre los cuales me encontraba yo, que trabajamos ad honórem. Siempre recuerdo una anécdota que me resulta muy graciosa: un día la señora Torti nos reunió y nos dijo que sentía vergüenza de no poder pagarnos nada y entonces a las mujeres nos regaló un par de medias. Ese fue el primer pago que recibimos los profesores por nuestro trabajo en la Escuela Estrada”.
 
Luego destacó que “los verdaderos héroes” de la institución fueron los alumnos que tenían cupo asegurado en otras escuelas y que las abandonaron para sumarse a un instituto que aún no tenía reconocimiento oficial. Entre ellos destacó a Jorge Niveloni, Luisa Oguizza, Susana Fantino, Nora Garavaglia, Lucía Frescino, Lucía Morgante y Diego Hopson.
 
Colaboró con entidades intermedias el Club de Leones, cooperadora de la Escuela Estrada y Casa del Niño Laura Vicuña; y fue presidenta de la Biblioteca Popular Domingo F. Sarmiento.
 
Asimismo, tuvo una fuerte vinculación con la literatura, sobre todo asesorando y corrigiendo las obras de los nóveles escritores de Cañuelas o alentando a otros a escribir. En 1987 participó en la primera antología local, “Juntos”. 
 
Siempre activa y buscando perfeccionarse, en sus últimos años realizó distintos cursos de Crítica Literaria, Historia del Arte e Interpretación del Arte en el Centro Cultural Ricardo Rojas.
 
Estudió la obra de Borges, participó en numerosos congresos y simposios y actuó como miembro relator en el Congreso Internacional de la Lengua de 2004.
 
El 2 de abril de 2016 presentó la recopilación autobiográfica “Viviendo”, su primer y único libro. “Nunca me gustó publicar. Siempre preferí ayudar a otros a para publicar. Corrijo a gente de todos lados, desde Neuquén hasta de España”, relató en una entrevista con El Ciudadano. 
 
“Me gusta incitar a los autores noveles, corrijo, sugiero y salen las obras. Me gusta promover cuando veo una vena artística. Todo lo hago con el corazón y sin ningún interés”.
 
Sus restos fueron inhumados el jueves a la tarde en la bóveda familiar del Cementerio Municipal.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección