El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 19 de junio de 2019    N° de Edición On Line: 2952

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Pesar por la muerte de una mujer que se dializaba en el centro San Bruno

  Alcanzó a recibir tratamiento en el centro renal de Tristán Suárez. Su familia denuncia que contrajo un virus.
María Cecilia Santarrosa.

BulletMaría Cecilia Santarrosa.

21.04.2019, 15:48:06 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 María Cecilia Santarrosa, de 54 años, era una paciente del centro de diálisis de San Bruno, el centro renal que recientemente cerró sus puertas Cañuelas. La paciente alcanzó a recibir atención en su sede de Tristán Suárez antes de su deceso.  

Desde su entorno informaron que la mujer contrajo un virus que perjudicó su estado de salud durante el tratamiento que recibía y que se agravó cuando fue internada en el Marzetti.
 
La mujer, oriunda de Ezeiza, hacía  menos  de un año que se había jubilado como docente de escuela primaria y hacía unas dos décadas que se había instalado en nuestra ciudad. Vivía con su pareja, Nicolás Raúl Mendoza, de 70 años y compartían una vivienda en el barrio San José desde el año 2006.  Durante un baile del club 12 de Octubre conoció a quien luego sería su compañero de vida.
 
Desde el año pasado, como consecuencia de una diabetes, era atendida tres veces en la semana en el centro de diálisis de San Bruno, que funcionaba hasta hace unas semanas en la esquina de Mitre y Acuña. También tenía una dificultad con un pie que le imposibilitaba caminar de forma normal. 
 
“Estaba muy delicada y fue trasladada para continuar con la diálisis a Tristán Suárez. Allá se agarró un virus y empeoró.  Un fin de semana salió a pasear a Monte con mi viejo y el lunes empezó a sentirse mal, para el miércoles estaba con fiebre e inapetente. Al día siguiente ya no respondía, fue trasladada al Marzetti, donde no la querían atender porque tenía que recibir la diálisis. Me comuniqué con los de San Bruno por la situación y me decían que la gente de hospital tenía que hacerle la diálisis” contó Juan Mendoza, hijastro de la jubilada durante un contacto con este medio.
 
“Al mismo tiempo buscaba un traslado y ver si en el hospital de la Cuenca podía tener la diálisis, pero los tiempos  me decían que eran indefinidos para llevarla y antes la tenían que estabilizar.  Además me sugerían de tener algún contacto para acelerar todo. No dejaba de llamar a todos lados y de moverme, pero de un lado a otro me decían cosas distintas, mientras que ella ya estaba como en coma. En eso salió la posibilidad de llevarla a un sanatorio en Bernal, donde me recalcaron que debía haber recibido diálisis y medicación, además que tenía un cuadro muy complicado”, contó Juan Mendoza, hijastro de la jubilada durante un contacto con este medio.
 
El sábado 6 falleció en horas de la tarde y fue llevada a un nicho en el cementerio municipal.  Tenía parientes en Córdoba y no había sido madre.
 
“Fue todo muy engorroso y feo el manejo. Ella estaba con diálisis en Cañuelas, tuvo que seguirlo en otro lugar. No contó buenas cosas de ese lugar y ahora mi viejo se quedó solo. No puede dejar de cortarse la diálisis en nuestra ciudad. No podemos manejarnos así”, destacó el muchacho.
 
Por su parte el ahora viudo Nicolás Mendoza, de 70 años, destacó que María Cecilia “me comentó que se agarró un virus en la San Bruno de Tristán Suárez con los implementos que le colocaban y empezó a estar mal y mal. En Cañuelas tenía un mejor control y allá era distinta la atención. Había alcanzado a hacerse unos estudios, tomar unas pastillas, pero estaba peor, no comía. La llevaban en un remis para la diálisis y el martes 2 fue la última vez que pudo atenderse. A partir de ahí empezó a andar mal”.  

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección