El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 15 de septiembre de 2019    N° de Edición On Line: 3040

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

La Municipalidad deberá pagar más de 47 millones de intereses punitorios por una deuda con la AFIP

 Durante casi siete años no pagó las retenciones del Impuesto a las Ganancias. Se conocieron detalles del expediente judicial que se tramita en el Juzgado Federal de Lomas de Zamora.

01.04.2019, 08:09:16 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 La Municipalidad de Cañuelas y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) firmaron un convenio de regularización según el cual la comuna deberá abonar un total de $ 61.961.523 en 48 cuotas mensuales para saldar una deuda de $ 14.928.755 contraída por la retención del Impuesto a las Ganancias entre los años 2012 y 2018. 

Los datos surgen del expediente FLP 111894/2018 “Ejecución Fiscal AFIP contra Municipalidad de Cañuelas” que se tramita en el Juzgado Federal Nro. 3 de Lomas de Zamora a cargo del Dr. Juan Pablo Augé.

De esta manera la Municipalidad se verá obligada a desembolsar $ 47.032.768 en concepto de intereses punitorios producto de la negligencia de los funcionarios que decidieron no pagar el impuesto. Para dimensionar la enormidad de la cifra, representa el 7 % del presupuesto municipal de 2019 y es un monto equiparable a lo que costó la primera etapa de la obra de asfalto realizada en el partido de Cañuelas.
 
EL ORIGEN DE LA CAUSA

El 31 de agosto de 2018 la AFIP radicó una causa penal contra la Municipalidad de Cañuelas en el Juzgado Federal 1 de Lomas de Zamora por la retención indebida del Impuesto a las Ganancias -con encuadre en el art. 6 de la ley Penal Tributaria Nro. 24.769- por los períodos enero 2012 a julio de 2018, por más de 14 millones de pesos impagos al momento de la denuncia. El delito invocado (Retención indebida de impuestos) prevé una pena de hasta 2 años de prisión.

El martes 4 de septiembre la AFIP se presentó en el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo N° 3 de Lomas de Zamora a cargo del juez Juan Pablo Augé, solicitando un embargo cautelar de cuentas e inhibición general de bienes. El jueves 6 el magistrado le dio curso al mandamiento de intimación de pago.

La causa Nro. 111894/2018 se sustenta en 25 boletas de deuda que certifican que el municipio no pagó al fisco las retenciones que realizó de Impuestos a las Ganancias entre enero del 2012 y julio del 2018.

En la causa civil la AFIP promovió la ejecución fiscal de la deuda por $ 14.928.755 más intereses, resarcitorios, punitorios y costas.  En el mismo escrito solicitó que se trabara embargo general por la suma adeudada más un 15 por ciento de la misma ($ 2.239.313,34), para afrontar intereses y costas; y la inhibición general de bienes que podría ser levantada contra el pago de la deuda más el 15% de intereses y costas. 

El 3 de septiembre el municipio suscribió un plan de pagos de 48 cuotas mensuales, que elevó el capital a $ 34.450.983, a lo que se le sumaron intereses financieros por otros $ 27.510.540, lo que da un total de $ 61.961.523. 

Si el municipio llegara a utilizar la opción del segundo vencimiento, retrasándose en los pagos, se le sumarán intereses resarcitorios por $ 602.389, lo que daría un total de $ 62.563.913.




El acuerdo firmado por el contador municipal Jorge Iraola.

En conclusión, de la suma original de la deuda ($ 14.928.755) el municipio terminará pagando a lo largo de cuatro años la suma de $ 62.000.000. La última cuota, de $ 1.267.528, vence el 22 de septiembre de 2022, lo que significa que una gran parte de la deuda deberá ser afrontada por quien gobierne la intendencia en el próximo período.

A la fecha sólo obra en la causa el pago de una cuota, la primera, por $ 1.722.549, 16, que se realizó el mismo día de la suscripción del convenio de pago. Sin embargo, en una nota dirigida al Concejo Deliberante con fecha 14 de diciembre, el contador municipal Jorge Iraola informó que hasta esa fecha se habían abonado cuotas por un total de $ 5.487.485, lo que indicaría que el plan de pagos se está cumpliendo con normalidad.

Al abonar la primera cuota el abogado Municipal José Luis Perrotat presentó un escrito manifestando que se inició la regularización de la deuda mediante el convenio de pago por lo cual solicitó que se dejaran sin efecto las medidas cautelares, y que se autorizara a los doctores Alexis Cartasegna y Daniel Darío Pugliese a realizar todos los trámites necesarios en el desarrollo del expediente. El juez Augé accedió y la AFIP levantó el embargo. 

Según fuentes de AFIP central consultadas por El Ciudadano, a la fecha la única novedad procesal es una solicitud que acaba de realizar el Juzgado interviniente pidiendo información sobre el estado de la deuda.

Una pregunta que hasta el momento no tiene respuesta es cómo pudo suceder que un gran contribuyente logró evadir Ganancias durante tanto tiempo. ¿La delegación local de la AFIP no controló como correspondía? ¿O sus directivos recibieron alguna orden política superior de no perseguir al municipio? 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección