El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de mayo de 2019    N° de Edición On Line: 2925

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Bianca Godoy murió asfixiada y golpeada

 Su cuerpo presentaba marcas de golpes y abuso de larga data. Su madre y su padrastro se negaron a declarar y continúan detenidos. En la cama de la pareja se hallaron rastros de sangre.
 Bianca Godoy murió asfixiada y golpeada

11.03.2019, 12:29:40 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
 Viviana Beatriz Roldán, de 25 años, y su concubino Federico Sebastián Espinoza, de 23, permanecen detenidos por el homicidio de Bianca Xiomara Godoy, de 4 años mientras la Fiscalía 4 a cargo de la Dra. Norma Pippo investiga la muerte causada por un fuerte traumatismo en el cráneo.

Luego de que trascendiera la muerte de la pequeña, un número de vecinos no determinado se encargó de destruir y sacar todo del terreno que ocupaba la casa. A fuego y martillazos se valieron habitantes de esa sencilla barriada, frente al parque industrial de Máximo Paz (ver en páginas siguientes).
 
Viviana Beatriz Roldán, madre de la víctima, quedó detenida bajo la carátula ‘homicidio agravado por el vínculo’ y esta semana fue enviada a una unidad carcelaria mientras que su pareja, Federico Sebastián Espinoza, acusado de ‘femicidio’ permanece alojado en la Comisaría de Lobos. Hasta el momento se mantienen esas acusaciones, ya que la fiscal penal Norma Pippo supone que había un contexto de violencia familiar.
 
Si al momento del juicio oral se mantienen estas calificaciones, ambos serán condenados a reclusión perpetua por el homicidio calificado. 
 
Pippo, titular de la Fiscalía 2 de Cañuelas, aún no caratuló el caso como ‘abuso sexual’, ya que si bien está comprobado que Bianca tenía lesiones por vía anal, no se puede determinar la autoría porque las lesiones son de larga data, según trascendió de un allegado al caso.
 
La causa de la muerte fueron las múltiples lesiones y golpes. Una fuente oficial dijo que el cuerpo presentaba moretones en la cara y el cuerpo, marcas en tobillos y muñecas, huellas de cintazos y hasta marcas que podrían ser de mordeduras. Algunas de estas lesiones eran recientes y otras de larga data.
Respecto al momento del deceso, se cree que recibió un fuerte golpe en la cabeza. El traumatismo le provocó un vómito que fue broncoaspirado, generando una muerte por asfixia.
 
Hubo muchas declaraciones de vecinos en los medios de comunicación que dieron cuenta de violencia en el hogar de Bianca; sin embargo no hay hasta el momento alguien que haya dado cuenta de esos tratos ante la policía. Ni siquiera su familia paterna habría denunciado el caso. 
 
Sobre Espinoza, se dice que comercializaba drogas, pero nadie lo confirmó en una declaración. Por sus propios dichos en sede judicial, se sabe que tuvo un par de expedientes por consumo de drogas y por llevar un arma. Esto lo habría llevado a cumplir una libertad condicional de unos dos años y unos meses. Hasta el momento no se confirmaron antecedentes penales, datos que ya fueron solicitados por la fiscal.
 
La actuación de los médicos del Hospital Marzetti también es un dato que llama la atención. El día de los hechos los médicos que atendieron a Bianca se negaron a declarar ante la fiscalía de Pippo y adujeron un protocolo de actuación. Solo brindaron la historia clínica de la menor y copia del libro de Guardia, donde consta lo que dijeron la madre y el padrastro: que la nena se había caído y golpeado a la pileta. 
 
No brindaron a una comisión policial una declaración testimonial de cómo recibieron a la nena, en qué condiciones Bianca, cómo estaban los padres, cómo la llevaron y otras preguntas que les había encomendado la fiscalía 2. 
 
Respecto al padre biológico de Bianca, Ezequiel Godoy, declaró ante la prensa que pidió la tenencia de Bianca y que en noviembre denunció que la vio golpeada, pero hasta el momento no existen constancias de esas denuncias. En el Servicio local de la Niñez tampoco hay un expediente sobre el caso (ver en páginas siguientes).
 
La fiscal tiene sobradas sospechas de que Espinoza abusaba de la niña, pero no cuentan con elementos anteriores para endilgarle el hecho. 
 
Los imputados se negaron a declarar ante la fiscal Pippo, por consejo de la Defensoría Oficial de Cañuelas. Al respecto ya hubo un abogado particular que se mostró interesado en el caso, pero al cierre de esta edición no se había formalizado su intervención, la que sería para defender a la madre. Para algunos este dato es curioso, ya que nadie explica cómo un ama de casa y un desocupado, como Espinoza, podrán pagar los honorarios para ese profesional.  
 
El padrastro se mostró “inmutable” durante el llamado a indagatoria, describió una fuente consultada. Al cierre de esta edición la fiscal seguía recabando pruebas para solicitar la prisión preventiva.
 
LOS HECHOS
 
El viernes 1º, Roldán y su pareja Espinoza llegaron en su auto Volkswagen rojo hasta las salita de Máximo Paz. La nena Bianca llegó, desnuda, con los cabellos húmedos y desvanecida. Se la intentó reanimar, pero como no mejoraba la trasladaron al Marzetti, donde llegó sin vida.
 
En esos momentos los adultos comentaron que la nena se había ahogado en una pileta de lona. Para ese entonces la Policía estaba al tanto del cuadro y comunicó a la fiscalía de Pippo, quien solicitó la aprehensión de la pareja. Por otro lado la titular del ministerio Público ordenó peritar la vivienda. Los efectivos hallaron sangre en la cama matrimonial en tanto que en una fuente había prendas de vestir de la pequeña. Por su parte el primer informe de la autopsia arrojó que no murió ahogada, sino por golpes. Sobre todo uno, que le provocó una bronco aspiración de alimento que la llevó a la muerte. “Tenía moretones de pies a cabeza” resumió un investigador.

En primera instancia la víctima fue recibida en la Unidad Sanitaria a las 19.25 por el Dr. Luis Ezequiel Flores, quien realizó RCP y ante la ausencia de signos vitales la derivó al Hospital Marzetti (según fuentes, esto es un error de procedimiento ya que no se derivan personas fallecidas; el cuerpo debió permanecer en la Unidad Sanitaria). Flores consignó “lesiones en piel, hematomas en hemicara, tórax y abdomen izquierdo, hematomas en ambos miembros inferiores, escoriaciones en muñecas y tobillos”. En su descripción no consignó las lesiones anales, que luego fueron verificadas en la autopsia.

Luego del suceso, lugareños ingresaron a la casa de Roldán y arremetieron a golpes y fuego. La situación sobrepasó al personal policial de la zona que no pudo identificar a nadie, ni intervenir.

En la casa que habitaban los acusados y la víctima, también había un nene de dos años, hijo de Espinoza con una ex y una nena de cinco, hija de la ex de Espinoza. Los nenes habrían quedado al cuidado de la vecina cuando llevaron a Bianca al médico. 

Esos chicos ahora serían revisados por un médico a solicitud de su madre para conocer si habían sido abusados. Este pedido fue girado al Servicio Zonal de Roque Pérez para que intervenga. Posiblemente terminen en Esteban Echeverría. Luego también se presentó la madre de Espinoza para conocer si sus hijos que estuvieron en la casa de Bianca habrían sido abusados. 

Bianca fue enterrada el domingo pasado en el cementerio municipal de Monte Grande.

El 1 de marzo fue el último día de tormentos que vivió Bianca. El 22 de diciembre fue atendida en el Hospital Marzetti por un importante hematoma en el cráneo. Se hicieron algunas denuncias pero nadie adoptó medidas para salvarla.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección