El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 15 de septiembre de 2019    N° de Edición On Line: 3040

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Citan a indagatoria a guardavidas y docentes por la muerte de Jhostin Condori

 La fiscal Norma Pippo citó para el viernes 22 a tres personas que estaban en la pileta Santa Marta cuando el menor se hundió en el agua. Las similitudes con el caso de La Plata.
Citan a indagatoria a guardavidas y docentes por la muerte de Jhostin Condori

09.02.2019, 20:32:36 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
 La agente fiscal Norma Pippo citó a dos docentes y a un guardavidas a prestar declaración indagatoria, en la causa que investiga la muerte del niño Jhostin Condori.

Al conocerse el pedido del representante del ministerio Público, la madre del menor, Sonia, se acercó esta semana a conocer alguna novedad de la causa que ya lleva más de dos años y ninguna resolución.
 
Nunca antes la fiscal Pippo había solicitado citar a indagatoria a alguna persona por el ahogamiento del menor, ocurrido durante la colonia municipal del verano del 2017.
 
Según fuentes judiciales, están obligados a presentarse Gabriel Juárez Roldán, Maximiliano Ramos y Daniel Martínez. 
 
Fueron citados a indagatoria a media mañana del viernes 22 de febrero, en la sede de la fiscalía Descentralizada Nro. 2 de Cañuelas (calle 9 de Julio 853).
 
La audiencia está enmarcada en el artículo 308 del Código de Procedimiento Penal según el cual “Existiendo elementos suficientes o indicios vehementes de la perpetración de un delito y motivo bastante para sospechar que una persona ha participado en su comisión, el Fiscal procederá a recibirle declaración, previa notificación al Defensor bajo sanción de nulidad”.
 
Los nombrados cuentan con la asistencia letrada de la Defensoría Oficial de Cañuelas.
 
Como publicó este medio el mes pasado recordando el segundo año de la muerte del menor, sigue llamando la atención los tiempos de la investigación.
 
Jhostin, de nacionalidad boliviana, asistía a su primer día de colonia al predio de la calle Del Carmen, donde se encontraba la ex pileta Santa Marta. Allí el 4 de enero de 2017 se hundió en las aguas del natatorio cuando se encontraba junto a varios niños al cuidado de docentes y guardavidas. 
 
El nene, el mayor de dos hijos de una pareja boliviana, fue sacado del natatorio y asistido por un guardavidas. Fue trasladado de urgencia y asistido en el hospital Marzetti, donde sufrió un paro cardíaco y luego pudo ser internado en El Cruce, ya con muerte cerebral.
 
Murió luego de tres días de agonía. “Asfixia por sumersión” fue el diagnóstico médico.
Jhostin había nacido el 4 de septiembre de 2011 y desde hace poco tiempo residía en nuestro país con su familia.
 
UN CASO SIMILAR EN LA PLATA
 
El caso de Jhostin recuerda al de Lucas Liyn, fallecido hace unos días en una colonia de verano de La Plata. El niño, de 5 años, apareció ahogado en el fondo de la pileta del Colegio Lincoln, el instituto privado al que asistía en esa ciudad. Sus cuidadores notaron que faltaba un integrante del grupo cuando sirvieron la merienda a las tres de la tarde. Eran un grupo de 17 chicos de edades entre 3 y 6 años. Rápidamente, uno de los encargados corrió a la pileta y encontró a Lucas bajo el agua.
 
A diferencia de lo ocurrido en Cañuelas, la justicia rápidamente notificó del inicio de la causa al guardavidas, a una auxiliar y el coordinador de la colonia, quienes se defendieron argumentando que por la tarde, el sol genera una sombra en la pileta que dificulta la visión. Personal de la fiscalía revisó el predio y no encontró ninguna anomalía.
 
El capítulo V de la ley 13.424, aprobada por el Senado y la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, establece que el número de niños a cargo de los cuidadores será de un profesional cada 15 niños en edades que van de tres a cinco años y de un profesional cada 25 niños en edades de seis a 16 años. En caso de actividades acuáticas, la relación será de un profesional cada 12 niños en el primer nivel de edad y de un profesional cada 20 niños en el segundo nivel de edad.
 
En los establecimientos habilitados que cuenten con natatorio se deberá contar con profesionales con título de profesor en Educación Física para llevar a cabo todo tipo de actividades acuáticas. Además, el natatorio deberá tener por lo menos un profesional con el título de Guardavidas.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección