El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 22 de agosto de 2019    N° de Edición On Line: 3016

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Fabián Rossini y su primer libro de cuentos uribeños

 “El inconsciente de Freud” ofrece ficciones que tienen a su pueblo como escenario. La presentación se realizará el 22 de febrero.
Fabián Rossini y su primer libro de cuentos uribeños

27.01.2019, 16:18:17 | Arte & Espéctaculos

Achicar texto Agrandar texto
 Retirado de las aulas desde hace unos años, Fabián Rossini pudo cumplir un viejo anhelo: dedicarse a la escritura de ficción. Fruto de esa pasión de la literatura acaba de concluir su primer libro, “El inconsciente de Freud y otros cuentos de Uribe”.

El texto reúne quince cuentos breves que transcurren en Uribelarrea. Son personajes y situaciones ficticias anclados en un pueblo que ofrece infinito material para la narración.

El título del libro es un guiño que juega con la ambigüedad: no se refiere a la teoría freudiana, sino que es el relato de un hombre que llega al poblado escapando de la justicia y que se hace pasar por el padre del psicoanálisis aprovechando su parecido físico.

“Siempre pensé que el día que me jubilara iba a dedicar unas horas semanales a escribir ficción. Hace dos años empecé a participar en el taller que coordina Claudia Cortalezzi en la Biblioteca Sarmiento. Un día llevé un texto que escribí hace años y que trataba sobre el fantasma de Nemesio, el fundador del pueblo. Gustó y me animaron a escribir otros relatos” contó Fabián a El Ciudadano, explicando la génesis del libro.

Rossini nació en la ciudad de Buenos Aires, vivió en Los Polvorines, estudió en la Escuela Salesiana Don Bosco y vive en Uribelarrea desde 1997.

“El inconsciente de Freud” se presentará en sociedad el viernes 22 de febrero a las 19 en el predio de la estación ferroviaria de Uribe, con palabras de Claudia Cortalezzi y del editor José María Marcos. En caso de lluvia o mal tiempo la presentación se trasladará al Centro de Jubilados.
 
 
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección