El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 11 de diciembre de 2018    N° de Edición On Line: 2762

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Consternación por la muerte de una joven profesional de Uribelarrea

  Circulaba por la autopista cuando fue arrollada por un camión que rompió el guardarrail y se cruzó de carril.
El auto fue totalmente aplasado por el camión Iveco.

BulletEl auto fue totalmente aplasado por el camión Iveco.

28.11.2018, 09:20:20 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
 Un trágico accidente que tuvo como saldo un muerto y cinco heridos se registró el martes 20 de noviembre en la autopista Ezeiza-Cañuelas, a la altura de Alejandro Petión.

Por causas que son materia de investigación un camión jaula Iveco patente AB 476 ET de la empresa MTF radicado en Roque Sáenz Peña (provincia del Chaco) cargado con hacienda perdió el control, rompió el guardarrail separador de carriles y se abalanzó sobre el carril contrario impactando con tres vehículos.
En su desplazamiento se llevó por delante una Peugeot Partner gris, conducida por Juan Miguel Durán; otro camión Iveco de la empresa Basani que realizaba un mantenimiento de las banquinas; y un Volkswagen GOL de color rojo.
 
Este último vehículo quedó totalmente metido debajo del camión. Cuando los bomberos arribaron al lugar se encontraron con la terrible escena. Verificaron que en el interior de los hierros retorcidos había un cuerpo, pero no pudieron determinar el sexo. Mientras un teléfono celular no paraba de sonar en algún lugar del habitáculo, retiraron el cuerpo de quien en vida era Mariel Andrea Lehmann Vaistein, de 33 años, contadora y gestora domiciliada en Uribelarrea.
 
La autopsia realizada recién el jueves en la Morgue Judicial de La Plata determinó que falleció a consecuencia de un “traumatismo irreversible” en la tapa del cráneo. Presentaba además fracturas en piernas y brazos.
 
Los cinco heridos (cuatro de ellos ocupantes de la Peugeot Partner) fueron trasladados al Hospital Marzetti con lesiones leves.
 
La hipótesis que barajan los investigadores es que el chofer del camión, Julio David Frías, de 30 años, se habría dormido. En el lugar del accidente circuló la versión de que el joven chofer había sufrido un problema cardíaco, pero esto fue descartado por el personal que lo asistió. También está descartada una falla mecánica, ya que el camión era nuevo, inscripto en 2017.
 
Como es de rigor se le practicó a Frías una extracción de sangre para el estudio de alcoholemia, cuyos resultados se conocerán dentro de un mes.
 
La joven víctima fue velada el jueves a la tarde acompañaba por gran cantidad de amigos y clientes. Mariel trabajaba como gestora y contadora, en forma independiente. 
 
Oriunda de la ciudad de Buenos Aires, hace unos años se radicó en Uribelarrea, en una pequeña fracción que heredó de su familia. Allí vivía junto a su madre, quien resultó duramente afectada por la tragedia.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección