El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 20 de noviembre de 2018    N° de Edición On Line: 2741

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Hospital Marzetti: Se va Diana Barcia y vuelve el contador Jorge Cardozo

 La actual Administradora del Ente ocupará un cargo en el Ejecutivo.
Cardozo y Barcia. Archivo El Ciudadano.

BulletCardozo y Barcia. Archivo El Ciudadano.

08.11.2018, 11:21:46 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 La administradora del Hospital Marzetti, Diana Barcia, dejará el cargo en los próximos días para asumir en el Departamento Ejecutivo. Será remplazada por el contador Jorge Cardozo, un profesional de Lomas de Zamora cercano al intendente Gustavo Arrieta que ya ocupó esa función durante tres meses, en 2009.

Barcia forma parte de la cuestionada Cúpula del Marzetti que comandaba el ex director Federico Pequeño e integraban el jefe de Emergencias Hernán Carpio y la coordinadora de Guardias Fabiana Pereyra. Si bien no se la responsabiliza directamente por la contratación de los médicos truchos Felipe Nori y Thais Soares Costa, quedó salpicada en el escándalo.
 
Con la llegada del contador Cardozo el objetivo de Arrieta es mejorar la recaudación del Hospital mediante una mayor facturación a obras sociales en prácticas que hoy se “escapan”, como vacunación, placas y muchas atenciones de guardia.
 
CARDOZO Y SUS ANTECEDENTES EN CAÑUELAS
Jorge Cardozo tiene un largo historial vinculado a Cañuelas. Llegó en 1998 para colaborar con el bloque Justicialista en el análisis de las rendiciones de cuenta del Ejecutivo, en ese entonces en manos del radicalismo. Los informes de Cardozo eran luego utilizados por el concejal Gustavo Arrieta para fustigar la gestión desde su banca legislativa.
 
Por esa época Cardozo realizó una serie de denuncias contra el Ejecutivo en la AFIP, el Tribunal de Cuentas y la  Oficina Nacional de Etica Pública. Días más tarde denunció amenazas de muerte. Por ese motivo en 2001 el juez de Garantías César Melazo ordenó un allanamiento de la Municipalidad en busca de la documentación contable de 1998. 
 
A partir de ese trabajo técnico, que se extendió hasta 1999, Cardozo trabó una estrecha amistad con el futuro intendente.
 
El contador volvió a ser noticia local en julio de 2007, cuando se presentó como representante de la Cooperativa de Provisión de Servicios Paseo de Compras La Rivera, un grupo de empresarios que buscaba radicar una sucursal de La Salada en Cañuelas. El proyecto derivó en un enérgico repudio de la Cámara de Comercio y un proyecto de la UCR que impulsó la prohibición de los paseos comerciales a cielo abierto.
 
Cardozo reincidió en Cañuelas a principios de 2009 cuando asumió como contador del Hospital Marzetti. Duró apenas tres meses en el cargo. Tras presentar la renuncia denunció que pasando por encima de su función se habían realizado pagos a proveedores y profesionales que él no había autorizado. Cuando intentó quejarse los directivos del nosocomio le pidieron que se fuera "por pérdida de confianza".
Entre los pagos cuestionados había alguno realizado a la empresa de emergencias médicas propiedad  del entonces director, Marcelo Bernasconi, y pagos a profesionales y personal jerárquico por montos elevadísimos.
 
"Si hay médicos que tienen un sueldo de mil pesos no puede ser que le quieran pagar 7 mil en concepto de guardias. Evidentemente hay algo que está mal", dijo Cardozo en una reunión con concejales. 
 
Antes de dar el portazo realizó una denuncia en el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires por violación de las normas legales y administrativas dejando constancia de que al menos ochenta órdenes de pago habían sido abonadas por las autoridades del Marzetti sin su aprobación.  
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección