El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 11 de diciembre de 2018    N° de Edición On Line: 2762

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

SADE adquirió un total de 11 vehículos para la Municipalidad de Cañuelas

 Uno de ellos es el auto oficial del intendente. También hay dos autos que funcionarios utilizan en forma particular.
Morlini y Meire utilizan dos de los vehículos comprados por la empresa.

BulletMorlini y Meire utilizan dos de los vehículos comprados por la empresa.

22.10.2018, 13:34:11 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 La empresa SADE adquirió para la Municipalidad de Cañuelas un total de 11 vehículos, entre maquinaria, camiones, camionetas y automóviles en el marco del cuestionado plan de electrificación Más Cerca Eléctrico que la comuna le concedió en una licitación de 2014.

La semana pasada El Ciudadano reveló que el auto VolksWagen Vento matrícula OSX 301 que el intendente Gustavo Arrieta utiliza para sus actividades oficiales fue adquirido por SADE y que al día de la fecha continúa a nombre de esa empresa, con tres cédulas azules a nombre de Arrieta, Matías Pullol y Oscar Riedel, choferes del intendente.
 
Durante la semana el municipio difundió un comunicado sobre el tema. Aclaró que “Cuando se licitan obras públicas es usual, normal y repetido que haya un rubro de inspección de obras, y que los municipios le pidan a los adjudicatarios, vehículos y maquinarias que pasen al patrimonio municipal (no personal de los funcionarios)”.
 
“El VW Vento al igual que otros vehículos y maquinarias, está patrimoniado (sic) y con certificado 08 firmado a favor del municipio y seguro municipal, lo que es normal, usual, repetido en todos los municipios de la provincia. La práctica de requerimiento de vehículos o maquinarias, por parte de los municipios, reiteramos, es una mecánica usual y legal que suma patrimonio a las comunidades, y que ha sido tomado de los pliegos de bases y condiciones que tiene Vialidad Provincial”.
 
La empresa SADE también difundió un comunicado, inquieta por la aparición de su nombre en el artículo. Allí afirma que “La totalidad de los vehículos y equipos entregados a la Municipalidad de Cañuelas fueron materializados según lo exigido por los contratos de obra de referencia y conforme las directivas del Comitente, y todo lo actuado, se encuentra en el Expediente N° 4017-12457/14, correspondiente a la Licitación Pública N° 01/14”.
 
“Los mismos fueron entregados oficialmente según consta en los registros de obra correspondientes, con su respectiva documentación, 08 firmados, para que sean inscriptos bajo la titularidad Municipal, incluyendo el Volkswagen dominio OSX 301.”
 
“Debido a que es responsabilidad del Comitente concluir el trámite de Transferencia, al momento nos encontramos intimando a la Municipalidad para que proceda a culminar aquellos que no han sido concluidos. Las Actas de entrega de vehículos, información que cuenta con carácter de dominio público, se encuentra en poder de la Municipalidad de Cañuelas”.
 
“Finalmente, SADE S.A. manifiesta su preocupación por estas obras detenidas ya hace más de dos años y no pierde las esperanzas de poder concluirlas, o bien en caso que no se disponga del financiamiento necesario, generar un cierre que no perjudique a la comunidad. Se informa también que la totalidad de los materiales necesarios han sido adquiridos oportunamente, estando acopiados algunos en el terreno y otros en el Obrador Central de la empresa”, concluye el comunicado.
 
Dado que la empresa hablaba de “la totalidad de los vehículos” sin dar precisiones sobre el tipo y número de unidades, El Ciudadano requirió como información adicional el listado completo. SADE respondió con un listado de 11 vehículos (ver cuadro adjunto) entre los que figuran cuatro camionetas (una de ellas 4x4), camiones, hidroelevador y automóviles.

 
EL DESTINO DE LOS VEHÍCULOS
 
Algunas unidades tienen un destino conocido mientras que otras no tanto. Como ya se publicó, el VW Vento dominio OSX 301 es el que utiliza el intendente municipal para sus actividades oficiales.
 
El listado también incluye un Toyota Corolla dominio PMG 005, modelo 2016. Este automóvil es que utiliza el secretario Legal y Técnico de la Municipalidad, Roberto Fernández Meire, en forma particular. 
 
Un caso parecido es el del Nissan Tiida patente OOT 870, modelo 2015. Este auto lo utiliza a diario el subsecretario de Seguridad, Ariel Morlini, también en forma particular. SADE lo menciona como propio, pero de acuerdo a la documentación obtenida por El Ciudadano, no fue adquirido por SADE sino por Lesko el 3 de febrero de 2015. Lesko es una empresa que conformó una UTE con SADE en algunas obras públicas, entre ellas el Más Cerca Eléctrico. A diferencia del Corolla asignado a Meire, el Nissan se encuentra bajo titularidad del municipio desde el 16 de marzo de 2017.
 
Si el Nissan y el Corolla son vehículos de uso oficial, durante la noche y los fines de semana deberían permanecer guardados en alguna dependencia municipal, pero lo cierto es que son de uso permanente por parte de estos funcionarios, incluso para trasladarse a sus domicilios, por lo tanto son dos vehículos de uso personal.
 
En el caso de las camionetas, una de ellas está afectada al Ejecutivo y otra a la Policía Vial. Al cierre de esta edición El Ciudadano no pudo determinar el destino de las otras dos.


Informe de dominio del vehiculo usado por el secretario Legal y Técnico del municipio, Roberto Fernández Meire. 
 



Informe de dominio del auto usado por el subsecretario de Seguridad, Ariel Morlini.




EL RECLAMO DE SADE

 
En su comunicado a El Ciudadano la empresa SADE, comandada por el empresario cañuelense Javier Picco, dejó traslucir su enojo con el municipio por no haber concluido la transferencia.
 
En este caso los funcionarios del municipio están violando el Régimen Jurídico del Automotor (artículo 15 del decreto 1.114/97) que señala: “La inscripción en el Registro de la transferencia de la propiedad de un automotor, podrá ser peticionada por cualquiera de las partes. No obstante, el adquirente asume la obligación de solicitarla dentro de los diez días de celebrado el acto, mediante la presentación de la solicitud prescripta en los artículos 13 y 14. En caso de incumplimiento de esta obligación, el transmitente podrá revocar la autorización para circular con el automotor”.
 
Esta dilación le generó al municipio algunos problemas adicionales. El auto VW que utiliza el intendente, por ejemplo, requiere una actualización de la VTV. Es un trámite gratuito para los vehículos del Estado, pero como sigue a nombre de SADE, no está exento. Pagarlo implicaría un llamado de atención del Tribunal de Cuentas por un gasto aplicado a un bien que formalmente no es del municipio. Asimismo, como titular registral, el municipio estaría exento del pago de patente.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección