El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 11 de diciembre de 2018    N° de Edición On Line: 2762

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Acumar suspendió la compra del resonador para el Hospital Regional

 En diciembre de 2017 el organismo ambiental había prometido adquirir ese equipo en remplazo del Angiógrafo, trasladado a La Plata. Ahora dio marcha atrás por pedido del Consejo Directivo.

08.10.2018, 09:37:15 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 La Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) finalmente no comprará un equipo de Resonancia Magnética para el Hospital Regional de Cañuelas. De esta manera el organismo dio marcha atrás con un anuncio realizado a fines de 2017, cuando aseguró que compraría ese aparato en remplazo del Angiógrafo reasignado al Hospital San Juan de Dios de La Plata.

La noticia fue confirmada a El Ciudadano por una fuente del organismo ambiental: “El Consejo Directivo del Hospital de Cañuelas le solicitó a ACUMAR que modificara esa compra; y en lugar del Resonador se solicitó la compra de insumos y mobiliario por un monto de 9 millones de pesos. A criterio del Consejo, ese material será de mayor utilidad”.
 
El Ciudadano intentó abordar el tema con las actuales autoridades del Hospital Regional, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.
 
Como se recordará, el traslado del Angiógrafo concretado en diciembre desató una fuerte reacción del Ejecutivo local, que planteó que la nueva gestión nacional y provincial estaba promoviendo un “vaciamiento” del Hospital. Además de impulsar varios pedidos de informes a través del Concejo Deliberante, el oficialismo local también realizó un “abrazo” al nosocomio en defensa de su instrumental.
 
Ante el conflicto suscitado, ACUMAR anunció que llamaría a licitación para la compra de un resonador en remplazo del Angiógrafo.
 
Un alto funcionario del organismo aseguró en su momento que se reservaría una partida de 1.150.000 dólares para la adquisición; e incluso se realizó una reunión técnica para definir la marca y modelo del aparato más adecuado.
 
“En el país hay muy pocos angiógrafos y era una lástima que estuviera guardado, cuando había mucha necesidad de usarlo en La Plata. La contrapropuesta de ACUMAR fue comprar para Cañuelas un equipo que sirva, y que se utiliza de manera mucho más frecuente. El resonador se va a sumar el tomógrafo que ya está instalado y funcionando con muy buenos resultados” agregó la fuente consultada oportunamente por El Ciudadano. 
 
El mismo funcionario precisó que el expediente de compra ya estaba armado y que la licitación demandaría unos tres meses, lo que tranquilizó parcialmente algunos ánimos.
 
Ahora se sabe que el dinero previsto se usará para insumos y muebles, algo totalmente opuesto a lo anunciado.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección