El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 11 de diciembre de 2018    N° de Edición On Line: 2762

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Máximo Paz: Encuentran a una chica baleada y a su novio ahorcado

 Según allegado a la investigación, alguno de ellos habría manifestado su intención de separarse. Se hicieron allanamientos en búsqueda de un arma y teléfonos celulares.
Agustina Orcellet. Foto Facebook.

BulletAgustina Orcellet. Foto Facebook.

08.10.2018, 09:23:21 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
 El final de la relación habría sido el disparador de la tragedia de Máximo Paz, donde el domingo 30 de septiembre encontraron muerta a una pareja de jóvenes de nuestro distrito.

Según allegados a la investigación, Juan Gabriel Lierna, de 32 años, le habría escrito a su pareja, Agustina Orcellet, de 22 años,  que debían verse. El motivo sería para terminar la relación.
 
En esas circunstancias, la joven se presentó en la vivienda de Belgrano 749 en Máximo Paz, en inmediaciones del frigorífico. Allí la esperaba su novio. No había nadie más en la vivienda a medio construir.

De acuerdo a los voceros consultados por EL CIUDADANO, de los elementos que pudieron recopilarse en ese lugar, signado por la tragedia, surgiría con cierta claridad que el muchacho “efectuó cinco disparos con una pistola del calibre 9 milímetros. Después se fue a otro ambiente que estaba en construcción y se ahorcó”. 
 
La joven murió en el acto. Los disparos impactaron en la axila, el tórax, la ingle y en una pierna de la joven, que cayó sobre la cama. Otro de los disparos, que muestra signos de defensa, le destrozó el dedo pulgar de la mano derecha. Estaba vestida y tenía una cartera y un paraguas. Lo que indica a los investigadores que salía o recién llegaba a la pequeña casa. Ese fin de semana había llovido. La chica había dejado el lugar que compartía con una prima en Alejandro Petión, el sábado 29 por la tarde. Ese mismo día, por la noche, se comunicó por whatsapp con su madre.
 
Unas horas sin comunicación provocaron cierta inquietud en la mamá. Fue entonces que decidió ir en su búsqueda. En la casa del novio de su hija no respondía nadie. Se dirigió a la casa de la madre del muchacho Lierna. La búsqueda se hizo con un auto que fue compartida con un cuñado de Lierna y la progenitora de éste. Al llamado en la casita no salió nadie, se asomaron por una ventana y vieron el cuerpo suspendido del muchacho. Por una puerta precaria forzaron el ingreso. Fue así que vieron un cuadro dramático con los dos cuerpos.
 
La fuente consultada por este medio además reveló que los teléfonos celulares de los jóvenes no aparecieron. Y tampoco en el escenario del hecho fue hallada el arma con la que quitaron la vida a la chica. Se pudieron levantar cinco casquillos de vainas servidas de una pistola.
 
Al parecer, existían antecedentes de violencia de género en torno a la pareja. Y en esas circunstancias Juan Gabriel habría manifestado que llegaría a instancias extrema si la relación se terminaba.
 
Desde la fiscalía descentralizada 2, a cargo de Norma Pippo, se efectuaron esta semana varios allanamientos en búsqueda de los teléfonos celulares y del arma. La búsqueda de la pistola sería para conocer si hubo alguien más con los novios, como una tercera persona coautora del delito o si hay alguien que proveyó del arma como ilegítimo usuario.
 
Una fuente del caso indicó que la chica le había mensajeado vía teléfono celular a su madre, de que se iba a ver con su pareja para terminar con la relación. El vínculo sentimental llevaba unos seis años.
 
En principio la labor policial tuvo algunas contrariedades. Pese a la cantidad de gente que había en la casa cuando llegaron al domicilio no podían obtener datos básicos de las víctimas.
 
Cabe aclarar que se trata de un caso de femicidio. Se produjo un hecho de violencia mortal, de un hombre hacia una mujer y con un contexto de violencia de género.  Que es lo que se tipifica en el Código Penal, en su artículo 80 inciso 12. 
 
Demás está decir que los peritajes tendrán una singular relevancia en la resolución del caso, ya que de certificarse, como se presume, que Lierna mató a Orcellet y después se suicidó, el expediente quedará caratulado como ‘homicidio y suicidio’ y terminará inexorablemente archivado, cumplidos todos los extremos legales.
 
OTRO ANTECEDENTE
 
Recién lanzada la Policía Local de Cañuelas, en el año 2015, una pareja de los conocidos como “Pitufos” también protagonizaron una tragedia en una vivienda de Máximo Paz.
 
Se trató de los flamantes policías Olga Núñez, de 21 años, y su pareja Iván Echeverría, de 22, quienes vivían juntos desde hacía unas pocas semanas. Luego de uno de sus primeros días de trabajo en la fuerza ambos regresaron a su casa en Máximo Paz 229, de la localidad homónima. 
 
Alrededor de la 1:30 del 7 de agosto, los vecinos escuchan el ruido de disparos.  La madre de la joven policía, al no recibir el habitual mensaje de su hija luego de cada servicio, se acercó a la vivienda durante esa mañana (vivían una detrás de la otra) y luego de observar por la ventana, tuvo que derribar la puerta para entrar.
 
Al ingresar encontró a su hija y a su pareja sin vida en el piso. Junto a ellos dos armas y vainas servidas. 
En ese caso luego se supo que la mujer fue la que mató a su chico y luego se suicidó. Hacía una semana que habían egresado de la entonces Escuela descentralizada de Policía de Cañuelas. Y también trascendió que había violencia entre ellos. 
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección