El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 15 de diciembre de 2018    N° de Edición On Line: 2766

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

¿Cómo debe proceder una escuela ante un caso de abuso contra un alumno?

 Una dirigente de SADOP y la inspectora Jefe Distrital, Eva Corbalán, brindaron precisiones sobre el protocolo que se debe aplicar.
Romina Cortaberria.

BulletRomina Cortaberria.

29.09.2018, 17:17:34 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 Ante las dudas que genera en muchos docentes la actitud que deben tomar ante un presunto caso de abuso, El Ciudadano consultó a Romina Cortaberria, secretaria de Cultura y Educación del Sindicato de Docentes Privados (SADOP) filial La Matanza; y a Eva Corbalán, jefa Distrital de Inspección.

Sobre el protocolo que se debe seguir en estos casos, Cortaberria indicó que en las escuelas de gestión pública o privada se aplica de manera indistinta la “Guía Federal de Orientaciones para la Intervención Educativa en Situaciones Complejas relacionadas con la Vida Escolar”. Es una suerte de manual elaborado hace unos cinco años que dice cómo proceder ante cada situación de vulneración de derechos en base a un plexo normativo. Dicha guía indica cómo actuar cuando hay situaciones de vulneración de derechos o abusos dentro de la escuela entre adultos y menores o entre menores; pero también en el ámbito familiar o social. 
 
“Al enterarse de una situación de abuso, el directivo o el docente deben actuar de la misma manera: labrar un acta donde se vuelca el relato de la víctima o del padre. Hay que transcribir el relato enfrente de la persona. En ese escrito el docente o directivo no puede emitir juicio ni hacer preguntas inquisidora que orienten el relato. Sólo tiene que escribir lo que pasó. Si se habla de un menor, hay que poner sus iniciales, no su nombre. Finalizada la transcripción, hay que darle una copia firmada a quien hace la denuncia”.
“Acto seguido –continuó Cortaberria– hay que acercarse al Servicio Local de Niñez para darle intervención a la justicia. A partir de ahí interviene el Poder Judicial”.
 
En la misma línea opinó Eva Corbalán: “Si el papá o la mamá no hicieron la denuncia, que tiene más fuerza cuando proviene de ellos, es deber de cualquier docente, como funcionario público, hacer denuncia en la Comisaría de la Mujer y darle intervención al Servicio de Niñez por la protección de los derechos del niño”.
 
Cortaberria agregó que muchas veces se cree que por no intervenir uno se libera de responsabilidad. “La realidad es que sí hay una responsabilidad. El docente o directivo tiene que plantearse ¿Qué hice ante esa situación? ¿Escuché o me tapé los oídos? Hay un delito penal en el medio y el docente tiene la responsabilidad de actuar”.
 
“En el ámbito público asesoramos al papá o a la mamá para hacer la denuncia y después aplicamos el artículo 39, que es la separación preventiva del cargo, mientras se realiza la investigación presumarial. Nunca se debería incentivar a la familia a no hacer la denuncia”, concluyó Corbalán.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección