El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 15 de octubre de 2018    N° de Edición On Line: 2705

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

El intendente Arrieta se mueve en un auto de la empresa SADE

 El vehículo oficial que utiliza pertenece a la compañía contratada para la cuestionada obra del plan Más Cerca Eléctrico.  Ante un llamado de El Ciudadano, la empresa negó ser propietaria de ese automóvil.
El auto que SADE compró para uso del intendente.

BulletEl auto que SADE compró para uso del intendente.

24.09.2018, 15:54:33 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 El intendente Gustavo Arrieta se moviliza a diario en un Volkswagen Vento 2.5 de color gris, modelo 2015, matrícula OSX 301. ¿Y qué es lo llamativo? Que el auto no pertenece a la Municipalidad de Cañuelas, sino a la empresa SADE, firma que en 2014 fue contratada por el propio municipio para realizar la cuestionada obra del plan Más Cerca Eléctrico.
 
El Ciudadano pudo acceder a un informe de dominio del Registro Nacional de la Propiedad Automotor y Créditos Prendarios.  El documento demuestra que el vehículo sedan de 4 puertas fabricado en México pertenece  en un 100% a la empresa Sade Electromecánica S. A. con domicilio en la Av. Presidente Julio A. Roca 751, Piso 6 de CABA., cuyo director es el empresario cañuelense Luis Javier Picco. Fue adquirido el 18 de marzo de 2015, una fecha que se ubica entre los decretos de preadjudicación y adjudicación de la obra a SADE. 
 
El 20 de abril de 2015 se emitieron tres cédulas a nombre de Gustavo Héctor Arrieta, su cuñado Matías Gabriel Pullol (quien a veces oficia de chofer) y Oscar Riedel (el histórico chofer oficial de los intendentes municipales).
 
La semana pasada El Ciudadano llamó a SADE para consultar si este vehículo pertenecía a la empresa. Ignacio Carrizo, responsable de la flota de la empresa, dijo que “sería raro” que así fuera y le pidió que este medio le enviara un mail de consulta a su casilla personal con los datos del auto, pero nunca respondió. La casilla de mail corresponde a la empresa JPA Group, holding que también pertenece a Picco.
 
Ante la falta de respuesta al correo esta semana El Ciudadano insistió con un llamado a Carrizo. En esta oportunidad contestó que el VolksWagen Vento matrícula OSX 301“no pertenece a SADE. Al menos eso es lo que me transmitieron”.
 
El vehículo tiene nueve infracciones de tránsito registradas en la ciudad de Buenos Aires, todas en 2016, por un monto total de 26.775 pesos. Las causas de las infracciones son exceso de velocidad, prohibición de circular e incumplimiento de la identificación del chofer. Esta última fue la más grave, con un cargo de $ 8.032.
 
En 2016 -ante versiones que afirmaban que la licitación del plan Más Cerca Eléctrico incluía vehículos y maquinaria que una vez concluida la obra pasarían al patrimonio municipal- el bloque de concejales de Cambiemos presentó un pedido de informes en el que se consultó cantidad, tipo de unidades y destino asignado a cada uno.
 
La subsecretaría de Auditoría, Control y Seguimiento de la Gestión, Soledad Basavilbaso, respondió el 25 de julio de 2016 con un listado de vehículos comprados por SADE, en el que no se incluyó el VolksWagen que usa el intendente.
 
El listado informado por Basavilbaso mencionaba:
 
• Un camión Iveco con batea dominio OVD 633  asignado al Corralón Municipal.
• Una Chevrolet S10 dominio OVD 634 destinada para uso oficial del intendente.
• Una Chevrolet S10 dominio OVD635 que fue destinada a la Policía Vial.
• Un Hidro Elevador Hidrogrubert Nro. 40472 entregado al corralón de Pellegrini.
 
“La inclusión de estos vehículos dentro del requerimiento del plan en cuestión (Más Cerca Eléctrico) respondió a una interesante gestión municipal que permitió incluir diferentes equipamientos para uso y disposición del DEM” agrega Basavilbaso, sin mencionar el Volkswagen Vento.
 
Por decreto municipal número 1000 fechado el 2 de octubre de 2015 el Ejecutivo municipal adjudicó a la empresa SADE Electromecánica el 62,31 % de la obra del más Cerca Eléctrico por un monto de 160 millones de pesos. El resto se adjudicó a TECMA S. A. (11,09 %), Obras y Proyectos E. G. (8,49 %) y Constructora Pampa SRL (18,11%).  Entre el 6 y el 13 de octubre de 2015 las empresas cobraron un total de 30 millones de pesos en concepto de “anticipo financiero”. 
 
Lo demás es historia conocida. La obra nunca se terminó. Se sucedieron denuncias por subejecución. Y las columnas de cemento que se iban a utilizar para el renovado de líneas en la zona rural terminaron tiradas en los zanjones de Udaondo.







 
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección