El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de septiembre de 2018    N° de Edición On Line: 2683

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Funciona en el CIC de Máximo Paz un consultorio para la salud trans

 Desde julio hay un espacio dedicado a integrantes de la diversidad sexual. Es único en todo Cañuelas. Cuenta con un taller para el GTBL.
Romanello, a cargo del nuevo espacio de diversidad.

BulletRomanello, a cargo del nuevo espacio de diversidad.

12.09.2018, 09:45:47 | Sociales

Achicar texto Agrandar texto
 El primer consultorio regional “amigable” especializado en perspectiva de género y diversidad sexual funciona desde julio en el CIC de Máximo Paz. El espacio busca mejorar las posibilidades reales de acceso al sistema público de salud por parte de quienes fueron históricamente marginados del ejercicio de ese derecho humano básico: personas trans, lesbianas, gays y bisexuales.

Gabriela Romanello, referente del GTBL en Máximo Paz, explicó que la implementación del proyecto de servicio de salud inclusivo surgió por una iniciativa suya y luego por entrevistas que mantuvo con la médica Lucía Piñeyro, que terminaron por llevar el proyecto a esa localidad. La intención es contar con otro consultorio en el distrito.
 
El consultorio amigable no pretende fomentar un “lugar exclusivo de atención para personas trans”, sino “abrir las puertas a una minoría que ha venido siendo discriminada”, afirmó ‘Gabi’, quien durante el año pasado se convirtió en la primera empleada pública trans en Cañuelas, afectada a tareas administrativas en el hospital Marzetti.  Y por otro lado milita en la agrupación De Frente de Máximo Paz.
 
Asimismo, Romanello explicó que “la idea es romper con la discriminación que se encuentran dentro de muchos lugares, instituciones, inclusive en la salud”.
 
“Empezamos a fines de julio y este mes ya estamos organizados para la atención del colectivo trans, cuya salud a veces tiene inconvenientes con profesionales que dicen ‘no sé leer su cuerpo trans’. Gracias al apoyo de la jefa de residentes del hospital Marzetti, Lucía Piñeyro, se atiende en el CIC. Se hizo una capacitación con residentes para el tema hormonal. No es exclusivo, pero es un consultorio igualitario para la atención trans o del colectivo LGTB”.
 
La parte médica del consultorio funciona en la misma unidad sanitaria de esa localidad, donde se trabajaba todo el año con la enfermería, medicina general, ginecología, pediatría, obstetricia y clínica. “Y además del consultorio, en el CIC tenemos un espacio para todo el colectivo LGTB, el primer y tercer jueves de cada mes, desde las 18, donde brindamos un lugar de expresión, de charla, lectura y videos”.
 
ESPACIO PARA LA DIVERSIDAD
 
Lucía Piñeyro comentó a El Ciudadano: “Hasta este momento hacemos un grupo de acompañamiento a personas que llevan situaciones de cambio de identidad sexual, o que se reconocen no heterosexuales. A partir de ahí, del reconocimiento propio, se busca acompañar frente a las dificultades en una sociedad que tiene una estructura cultural de heteronormalidad y patriarcado. Por ello tenemos grupos para trabajar estos temas, problemas personales, contar a la familia, situaciones de discriminación. Y en caso de que se necesite, consultas individuales a partir de casos de infecciones sexuales, siempre manteniendo la confidencialidad de las consultas”.
 
 “Además tenemos un programa provincial con fármacos –dijo la médica- para acondicionar el cuerpo a la identidad que uno quiera. Es algo que está programado, pero por ahora es un acompañamiento el que brindamos”.  
 
Al cierre de esta edición, se empezaba a brindar en el CIC un test rápido de HIV. 
Bajo el nombre de Espacio Diverso Máximo Paz, también buscan promover charlas sobre género y sexualidad en escuelas y colegios.
 
El lugar no sólo atiende problemas de salud, sino que abarca cuestiones de identidad sexual. “Hay muchos chicos y chicas con inquietudes, entre ellos adolescentes, que muchas veces no se animan a mostrarse como tal, por formar parte de una sociedad conservadora. No se ven gente trans en Cañuelas y no es porque no haya, sino porque están retraídos. Entonces esto es una forma de visibilizar la cuestión y llevar una vida como uno la sienta”, concluyó Romanello.  
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección