El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de septiembre de 2018    N° de Edición On Line: 2683

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

La AFIP denunció al municipio de Cañuelas: le reclama más de 14 millones de pesos

 El organismo radicó una denuncia penal en la que pidió que se investigue a los máximos funcionarios de la comuna por la retención del Impuesto a las Ganancias. La causa se inició a partir de una consulta de El Ciudadano.
La AFIP denunció al municipio de Cañuelas: le reclama más de 14 millones de pesos

01.09.2018, 14:34:53 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 En el día de ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) radicó una denuncia penal contra los funcionarios del Municipio de Cañuelas por haber practicado retenciones de Impuesto a las Ganancias, sin depositarlas en las cuentas del fisco, según se desprende de la denuncia a la que tuvo acceso El Ciudadano.

“La maniobra venía siendo desplegada desde el año 2012 y hasta, incluso, enero de 2018, y consistía en retener el Impuesto a las Ganancias de los pagos que el municipio efectuaba tanto a sus proveedores, como a sus propios empleados municipales; sin depositar esa sumas retenidas en las cuentas que la Administración Federal de Ingresos Públicos tiene designadas al efecto” explicó un vocero del organismo consultado por este diario.
 
Las sumas retenidas ascienden a más de 14.300.000 pesos (un promedio de 2 millones anuales), sólo en concepto de capital.
 
“La Administración Federal de Ingresos Públicos ha dado inicio a los trámites que corresponden para proceder al cobro compulsivo de las mismas, con más los intereses que se hubieren devengado” agregó la fuente.
 
En la causa que se formó por la denuncia interviene el Juzgado Federal N° 1 de Lomas de Zamora. Se investiga -en conjunto con el Ministerio Público Fiscal-, la posible comisión del delito Retención indebida de impuestos por parte de los funcionarios públicos municipales que tuvieron a su cargo la conducción de la comuna en el período 2012-2018. En caso de comprobarse el delito denunciado podría caberles una pena de dos a seis años de prisión, conforme lo contempla el artículo 6 de la Ley Penal Tributaria Nro. 24.769.

Dicho artículo señala que “Será reprimido con prisión a dos a seis años el agente de retención o percepción de tributos nacionales que no depositare, total o parcialmente, dentro de los diez días hábiles administrativos de vencido el plazo de ingreso, el tributo retenido o percibido, siempre que el monto no ingresado superase la suma de 40 mil pesos ($ 40.000) por cada mes”.
 
A partir de la denuncia radicada por el organismo tributario también podría desprenderse la responsabilidad de alguno de sus funcionarios que por omisión o alguna otra causa no detectó la ausencia de esos depósitos.

INESPERADA DERIVACIÓN
 
La presentación de la AFIP es una secuela del caso de los médicos truchos Felipe Nori y Thais Soares Costa, contratados por la Dirección del Hospital municipal Angel Marzetti.
 
El martes 21 de agosto el intendente Gustavo Arrieta habló con la coordinadora de Guardias, Fabiana Pereyra, sospechada de haber cobrado retornos de los falsos médicos brasileños. La funcionaria todavía no está formalmente imputada en la causa, pero hay elementos que la comprometen, como las transferencias por 272 mil pesos que Nori le realizó a su cuenta personal en siete movimientos registrados entre diciembre y abril
 
Testigos de la charla entre Arrieta y Pereyra aseguran que no finalizó en buenos términos y que la funcionaria amenazó con hacer explosivas declaraciones si le soltaban la mano. Ese mismo día Pereyra reveló a algunos compañeros de trabajo cuál era el as que guardaba en la manga: dijo que el Ejecutivo, a lo largo de varios años, hizo retenciones del IVA (no habló de Ganancias) por un monto millonario, incumpliendo sus obligaciones con el fisco.
 
Cuando ese comentario llegó a la redacción de El Ciudadano, este medio se contactó con la sede central de la AFIP. ¿El municipio efectuó todos los pagos que correspondían de 2010 a la fecha? ¿Se firmaron planes de pago que se dejaron caer deliberadamente? ¿Se puede sospechar de la complicidad de algún funcionario nacional o de la AFIP filial Cañuelas? Esas fueron algunas de las preguntas que este diario le planteó al organismo. Al cabo de 15 días la AFIP respondió con una denuncia penal en el Juzgado Federal 1.
 
Se trata del segundo frente judicial que se le abre al intendente Gustavo Arrieta en pocos días. La semana pasada la comisión directiva de los Bomberos Voluntarios le inició una demanda por Malversación de Fondos Públicos. La institución le reclama al Ejecutivo municipal unos 6 millones de pesos que el área de Hacienda recaudó a través del Adicional para Defensa Civil y Bomberos y que no transfirió al cuartel.
 
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección