El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 17 de noviembre de 2018    N° de Edición On Line: 2738

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Felipe Nori trabajó en una empresa de medicina laboral antes de incorporarse al Hospital Marzetti

 El estudiante brasileño hacía domicilios para una firma de Merlo, en la que utilizó dos identidades falsas. La relación con DIENST Consulting, la empresa que controlaba las licencias médicas a docentes.
Nori y la empresa Prevenir Laboral S. A.

BulletNori y la empresa Prevenir Laboral S. A.

27.08.2018, 22:37:59 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 Felipe Nori no es un ingenuo estudiante de medicina que fue cooptado por Fabiana Pereyra para realizar guardias médicas en Cañuelas como “paramédico” a cambio de un jugoso retorno para la funcionaria. 
De acuerdo a los datos que pudo obtener El Ciudadano, antes de ser contratado en Cañuelas Nori trabajó en la empresa Prevenir Laboral de Merlo, donde se ocupaba de hacer domicilios, especialmente a los miembros de la Policía de la Ciudad.
 
Nori fue parte de la empresa entre 2016 y 2017, cuando promediaba su carrera de medicina en la Universidad de Morón. Durante ese período utilizó dos identidades distintas: Joao Peixoto Dos Santos Neto para realizar los controles domiciliarios a efectivos policiales; y Carlos Larrosa para hacer domicilios en Merlo. Este detalle fue confirmado a El Ciudadano por un médico que trabajó con Nori a lo largo de varios meses y que lo reconoció de inmediato cuando su foto se viralizó a raíz del escándalo de Cañuelas.
 
“A partir de 2015 muchos brasileños aterrizaron en Prevenir Laboral porque venían de la Facultad de Morón. A Nori lo vi muchas veces cuando se iba a hacer domicilios a Capital pero no tuve trato con él” relató la fuente.
 
A este médico de Merlo, que ahora trabaja en otra empresa, no le sorprende que Nori haya utilizado identidad apócrifa. “En ese momento, cuando yo estuve en la empresa, había un sello con el nombre Sergio Villarroel que usaba todo el mundo”.
 
El Ciudadano consultó en el Colegio Médico de Morón si en sus registros aparece algún médico llamado Carlos Larrosa. La respuesta fue negativa.
 
Prevenir Laboral SRL, ubicada en  Av. del Libertador 153 de Merlo, trabaja como tercerizada en zona Oeste para Dienst Consulting, la empresa que hasta el año pasado hacía las auditorías médicas a docentes y auxiliares del gobierno de la Provincia; y que además está contratada para emitir certificados psicofísicos para el uso de armas y realizar auditorías médicas en la Policía porteña.
 
Ante la aparición de denuncias por emisión de facturas truchas, la gobernadora María Vidal dio de baja el contrato con Dienst a fines de diciembre, remplazando sus servicios, que costaban 150 millones de pesos al año, por un sistema autogestionado. Dienst había sido contratada por la Provincia en forma directa en 2009, sin llamado a licitación. 
 
ELEVACIÓN A JUICIO
 
El titular de la UFIJ Nro. 1 de Cañuelas, Roberto Javier Berlingieri, elevó a juicio la causa seguida contra Felipe Nori Haggi Lacerda, el estudiante brasileño que realizó guardias en el Hospital Marzetti usurpando la identidad y la matrícula de un compatriota. Ahora la Fiscalía de Juicio de La Plata determinará la fecha del juicio oral y la sala que llevará adelante el proceso.
 
Nori, de 28 años, está acusado Usurpación de título y honores; Ejercicio ilegal de la medicina; y Uso de instrumento público falso agravado y falsedad ideológica de instrumento público en concurso real. Los primeros dos delitos tienen una pena de 15 días a un año, por lo que son excarcelables; mientras que el tercero tiene una pena de 1 a 6 años de prisión.
 
Berlingieri cerró rápidamente la instrucción de la causa ante la abundancia de pruebas que incriminan a Nori, sin avanzar en otras hipótesis de delito, como la Asociación Ilícita, que requiere de la participación de tres personas.
 
Las denuncias por mala praxis que se presentaron en esta Fiscalía se investigan por separado.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección