El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 17 de noviembre de 2018    N° de Edición On Line: 2738

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Máximo Paz: vecinos instalaron una alarma comunitaria

 Ante la sucesión de robos y asaltos, la falta de móviles y el abandono de las autoridades, instalaron una bocina en un poste de la vía pública.
Máximo Paz: vecinos instalaron una alarma comunitaria

19.08.2018, 15:46:30 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
 Los recientes robos en la Unidad Sanitaria de Máximo Paz y al Jardín de Infantes 917 (ver nota en páginas siguientes) ahondaron la preocupación de los vecinos de Máximo Paz frente a los episodios de inseguridad.
Es así que un grupo de frentistas que vive en la calle Sarmiento entre los numerales 400 y 500 se organizó para instalar una alarma comunitaria. Consiste en una bocina colocada en un poste de la cuadra, que se activa mediante un botón de pánico si alguno de los habitantes de la cuadra sufre algún ilícito. También se puede activar ante otra necesidad, por ejemplo  una emergencia médica.
 
Uno de los promotores de la medida difundió una carta en las redes sociales, explicando el motivo de esta drástica medida.
 
“Desde hace mucho tiempo todos los vecinos de la localidad venimos sufriendo robos violentos con armas blancas y de fuego. Ya sea en la parada de colectivo al ir a trabajar o al volver, o andando por la calle. A pesar de no mediar resistencia al asalto, mujeres, niños, ancianos y personas de cualquier edad y género han sido brutalmente golpeadas y apuñaladas. Muchos de estos hechos ocurrieron principalmente en la parada ubicada a un costado de la iglesia San Eduardo y en la equina de la escuela 28.”
 
“Podemos decir que no hay vecino que no haya vivido la experiencia de levantarse una mañana y no tener gas para calentar el agua para el mate o la leche para los chicos, y al ir a verificar la garrafa encontrar un vacío.”
 
“Lo antes descripto podría calificarse como hechos habituales y menores al compararlos con entraderas a las casas con armas de fuego, amenazando a nuestras familias,  para robar objetos básico de una vivienda, aquello que con mucho trabajo hemos podido comprar.”
 
“Otros vecinos de la misma cuadra tuvieron la suerte de no encontrarse en sus hogares cuando los delincuentes entraron y los vaciaron. Sumado a esto, en varias ocasiones al ver mal vivientes invadiendo la intimidad de nuestros hogares o intentado violentar puertas y ventanas, o andar sobre nuestros techos, al llamar reiteradamente a la policía, alguna vez han llegado en 10 minutos, en otra en 45 minutos con el móvil en llanta o no han llegado nunca.”
 
“Dado que no ha quedado casa, iglesia, escuela o jardín de infantes que haya sido robada, más la escasa presencia policial, el decadente estado del móvil policial, y la no respuesta del gobierno, es que finalmente decidimos la instalación de una alarma vecinal, que comenzó en una cuadra pero que ya se está extendiendo a otros vecinos que se están organizando del mismo modo gracias al estado de temor y abandono que estamos viviendo.”

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección