El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 17 de noviembre de 2018    N° de Edición On Line: 2738

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Gendarmería allanó la Municipalidad y el Hospital Marzetti en una nueva causa por Malversación de fondos

 Por orden del Juzgado Nro. 8 los gendarmes se llevaron documentación y registros informáticos relacionados con la contratación de médicos. 
Gendarmería se llevó varias cajas con documentacón.

BulletGendarmería se llevó varias cajas con documentacón.

13.08.2018, 10:00:01 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 El lunes 6 de agosto, en plena siesta cañuelense, 30 gendarmes provenientes del Edificio Centinela allanaron la Municipalidad de Cañuelas y el Hospital Angel Marzetti en el marco de una causa por Malversación de Caudales Públicos (IPP 2732/18) iniciada por la fiscal Norma Pippo.

El procedimiento, autorizado por el juez Martín Miguel Rizzo, titular del Juzgado 8 de Cañuelas, contó con la participación de dos equipos de cinco gendarmes cada uno que recolectaron la prueba y dos equipos de 20 efectivos que cubrieron el perímetro y los accesos. 
 
A lo largo de cinco horas, los gendarmes buscaron información relacionada con la contratación de médicos y pago de haberes. En la Municipalidad de Cañuelas secuestraron el libro de resoluciones administrativas desde 2009 a la fecha; los registros contables de la Secretaría Privada del intendente y los registros contables del área de Hacienda. En el Hospital relevaron los informes contables a partir de 2009 y el legajo original (más una copia) de María Alejandra Tálamo, la esposa del actual interventor del Marzetti, Gustavo Pascuas, quien fue despedida por Federico Pequeño tras una denuncia del Colegio de Kinesiólogos de la Provincia (CoKiBA). Los legajos del resto del personal y el Libro de Guardias no estaban incluidos en el oficio porque ese material ya fue obtenido por Pippo en una diligencia anterior.
 
El operativo se dio por concluido a las 21.30. Los gendarmes se llevaron seis cajas con documentación original más los backups de varias computadoras.

NUEVA CAUSA
 
La IPP 2732 fue iniciada de oficio por la fiscal Norma Pippo como desprendimiento de una causa anterior: la contratación de la falsa médica Thais Soares Costa. En este nuevo expediente declaró como testigo la contadora en uso de licencia, Evelyn Cantoni, quien describió un esquema de retornos en el pago de guardias médicas. Con algunas vaguedades, la funcionaria contó que se pagaban guardias inexistentes para inflar los sueldos de médicos flojos de papeles, quienes luego devolvían parte del sueldo a algún jerárquico. Nombró a Gustavo Pascuas, Fabiana Pereyra y Roberto Byrnes, los funcionarios con los que convivió cuando todavía ejercía el cargo. Se cree que el mismo esquema de retornos continuó con los falsos médicos brasileños.
 
Esta semana, en diálogo con algunos periodistas, Pascuas deslizó que esa declaración es una venganza de Cantoni contra él. Según el actual interventor hospitalario, la contadora tenía horas cátedra en una escuela secundaria que se superponían con su horario de trabajo en el Hospital; y que cuando intentaron controlarla, se ofendió.
 
¿La información secuestrada por los gendarmes es toda la que había? Durante la semana circularon fuertes versiones sobre extracción de papeles del Marzetti, a fines de la semana pasada, fuera del horario laboral. La Fiscalía 2 tiene información sobre esa sospecha y trabaja para poder verificarlo. 
En cuando a los documentos secuestrados, se encuentran resguardados en el Edificio Centinela, la sede central de la Gendarmería, donde se están ordenando y catalogando. No se descarta que en los próximos días Pippo solicite el auxilio de peritos contables para auditar toda esa masa de información.
¿Malversación o asociación ilícita?
Como es sabido, en caso de que se confirme fehacientemente la participación de uno o más funcionarios municipales en algún delito, Pippo deberá enviar el expediente a la Fiscalía General de La Plata, que designará al nuevo fiscal. La resolución de creación de la UFI de Cañuelas sostiene que el titular de la misma deberá declararse incompetente para garantizar la más absoluta imparcialidad de las investigaciones.
 
Sin embargo, el momento procesal en que se declara incompetente es potestativo del fiscal. En ese sentido Pippo está esperando reunir más elementos de prueba para darle solidez a la instrucción preliminar antes de girarla a una instancia superior.
 
Hasta el momento, a partir de los informes suministrados por el Banco Provincia, Sucursal Cañuelas, Pippo detectó transferencias de Thais Soares Costa a Fabiana Pereyra por montos equivalentes al 40 % de su sueldo. Algo parecido ocurría con Felipe Nori quien le efectuó siete transferencias por un monto total de 280 mil pesos, según lo investigado por la Fiscalía 1.
 
Esta semana Pippo amplió el pedido de información al BAPRO para conocer el movimiento de otras cuentas. También pidió detalles sobre pagos efectuados con más de cien cheques de los últimos años.
Pippo busca determinar si los retornos terminaban en Pereyra o si tenían como destino algún funcionario de mayor rango. Si surgiera alguna prueba en ese sentido se configuraría el delito de Asociación Ilícita.
 
La causa está siendo seguida con atención por las máximas autoridades judiciales de La Plata. Francisco Pont Vergés, secretario de Política Criminal de la Procuración Bonaerense, se habría comunicado en varias oportunidades con los fiscales locales para ofrecerles toda la ayuda técnica que necesiten para llevar adelante este complejo expediente.
 

 
 
Preocupación en el equipo legal del municipio
 
Los gendarmes allanaron la Municipalidad de Cañuelas y el Hospital Marzetti en horas de la tarde, para no afectar la atención al público. Por eso, al momento de su ingreso, eran pocos los funcionarios de rango que se hallaban en el lugar.
 
Minutos después de iniciado el procedimiento llegó el intendente Gustavo Arrieta, quien pudo ingresar al edificio.
 
Quienes no pudieron acceder fueron los integrantes de su equipo legal: Roberto Fernández Meire, Daniel Pugliese, José Luis Perrotat y Zulma Luna. Luego de permanecer un largo rato con caras de preocupación sobre el accedo de Del Carmen, Fernández Meire fue autorizado a ingresar. Cuando caía la noche se lo vio en la ventana del primer piso tomando fotos con su celular a quienes se hallaban en la vereda.
 
En el Marzetti los gendarmes fueron recibidos por Diana Barcia, Brenda Rodríguez, Teresa Domínguez y Lorena García. Al rato se sumó el ex jefe de Recursos Humanos, el abogado Sergio Nucifora, quien enviado por Meire.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección