El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 21 de agosto de 2018    N° de Edición On Line: 2650

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Fabiana Pereyra: “Pequeño pretende salir limpito; me defraudó mucho”

 La coordinadora de Guardias apuntó contra el director y contra Diana Barcia en medio de la crisis por la contratación de médicos truchos. “Evelyn Cantoni me tiene sin cuidado” dijo sobre las denuncias de la ex contadora.
Fabiana Pereyra.

BulletFabiana Pereyra.

06.08.2018, 09:49:23 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 Fabiana Pereyra visitó esta semana la redacción de El Ciudadano con la promesa de contar todos los detalles de la contratación de los falsos médicos brasileños. Admitió que se siente “devastada” por la exposición que ha tenido en los medios, donde ha sido señalada como principal responsable del escándalo.
 
-¿Que sabe del tema Nori y Soares Costa?
-Para mí son Neto y Sonia Galvao. No los conozco de otra manera.
 
-Pequeño y Barcia dijeron en una nota al Ejecutivo que usted tenía  la responsabilidad de entrevistar a los nuevos profesionales…
-Como todo médico que llega, fueron entrevistados por el Dr. Carpio. Esa era la orden del Dr. Pequeño.  No quiero decir con esto que la responsabilidad es del Dr. Carpio. Después de la entrevista con él la documentación pasaba a Recursos Humanos, un área que ahora no existe. Es recursos humanos el área que debería chequear y solicitar la documentación que está faltando. Por eso digo que la falla en Recursos Humanos. El último director del área fue Claudio Sartori, que estuvo un par de meses. Se ocupó muy bien del tema. Pedía toda la documentación. Hubo un problema, era demasiado severo, eso generó choques con los profesionales y se retiró.
 
-Al no haber director de Recursos Humanos, ¿quién es el responsable?
-Todo pasa a depender automáticamente de la persona a cargo de Administración (Diana Barcia).
 
-¿Entonces era responsabilidad de Barcia controlar la documentación de Nori y Soares Costa?
-Carpio hizo la entrevista a través de un curriculum. Luego el tema pasó a Recursos Humanos, donde tienen que chequear. No pueden abrir un legajo con fotocopias. Tendrían que pedir originales, ver que si falta la matriculación, etc. Esa es la función.
 
-Diana Barcia y Pequeño firmaron que esa responsabilidad les corresponde a Carpio y a usted.
-Sí, lo dicen porque compartimos oficina. Pero Carpio es el jefe médico y yo coordino que los médicos atiendan, que no haya demoras, que los auxilios o la derivación salgan, fiscalizo el trabajo de admisión de la guardia, la contención del paciente y del familiar. Y controlo que el trabajo se haga bien. Que demos un servicio correcto. Yo no intervengo en la contratación de un médico porque no soy médico, soy empleada administrativa.
 
-Son llamativos los montos que cobraba Nori. ¿Cuántas guardias hacía?
-Los jueves hacía guardias en el Hospital.  Pero como a veces no había pediatra, se le pagaba el doble, algo que no pasaba sólo con él sino con todos los médicos. Hacía la guardia de Máximo Paz los domingos y creo que dos guardias más entre semana en el Marzetti. Los viernes iba a Uribelarrea a hacer consultorio, cobraba 2000 por cada uno o sea 8000 mensuales si eran cuatro. La guardia semanal se paga 5.000 y la de los fines de semana, 6.000. Si sumás, llegás.
 
-Si es que realmente hacía los remplazos de los especialistas que no estaban.
-Es cierto.
 
-Es decir que además de ejercer como médico sin serlo, también hacía remplazos en la guardia de pediatría? ¿Se hacía pasar por pediatra?
-Sí.
 
-Supongamos que Nori y Thais tenían que hacer una devolución de dinero a algún funcionario. ¿Quién lo recibía?
-Acá no hay devolución de dinero. Las planillas están firmadas. La asistencia está. El pibe metía muchas guardias por eso ganaba lo que ganaba. 
 
-Pero mientras trabajó acá cursó y rindió ocho materias. ¿Cómo hizo si se la pasaba metido en el Hospital?
-No tengo idea, tal vez cursaba los sábados. Ni idea.
 
-¿Cómo era Nori en el trato con los pacientes?
Yo lo veía poco. Pero sí tuvo trato con Federico Pequeño. Como Federico vive cerca (en Ezeiza) y los domingos solía salir a andar en bicicleta con la esposa, se llegaba hasta la sala para controlar Y justo dio la coincidencia que estaba Nori. Siempre me recalcaba: “¡Qué bien que trabaja este chico! ¡Si la cuarta parte de los médicos tuvieran la responsabilidad que tiene este chico! Lo ponderaba. Si lo veías, era impecable en el trato con la gente. Por eso llama la atención que ahora surjan tantas denuncias. Nunca nadie pasó por Legales o la Dirección con alguna queja.
 
-¿Intentó hablar con Pequeño cuando surgió este escándalo? 
-Lo llamé hace poco, intenté hablar con él pero atendió su esposa. Me dice “Federico no para de llorar”. ¿El no para de llorar? ¿Y nosotros qué tenemos que decir? Nos expuso y dijo que ni Diana ni él tenían nada que ver.
 
-¿Habló con Diana Barcia?
-Sí, la llamé. Le dije que habían aprovechado a  hacer esa nota al Ejecutivo cuando yo estaba de licencia. Me respondió que las entrevistas se hacían en mi oficina. Le respondí que Carpio las hacía en mi oficina porque Carpio no tiene oficina y se instala en la mía. Yo no entrevisto ni contrato a los médicos. Que quede claro, no lo quiero condenar a Carpio, es súper respetado. En el lugar de Pequeño yo hubiera dicho “Fuimos unos boludos, no nos dimos cuenta” y no querer limpiarse él perjudicando a Fabiana que estaba de licencia; y a Carpio, que es un laburante. El pretende salir limpito. Me defraudó mucho.
 
-¿Por qué Pequeño cobraba un plus por dedicación exclusiva como director?
Se ríe.
 
-¿Cuántas horas iba Pequeño al Hospital por día?
-El primer tiempo estaba permanente. Después sabemos que tiene su consultorio. Últimamente iba martes y jueves… llegaba tipo 11 y 12.30 ya se iba. El resto de los días estaría 3 horas por día.
 
-¿Con el intendente o Marisa Fassi pudo hablar?
-Sí, hablé. El lunes me reincorporo. 
 
-Se dice que usted es los ojos y los oídos del Ejecutivo el Hospital. Que les pasaba información al intendente y a Marisa Fassi. ¿Es así?
-Le paso información al intendente sobre las guardias, si hubo accidentes, gestiono sepelios o si se necesita alguna prótesis. Si hay conflictos que pueden perjudicar a la gestión también lo informo. Mi trabajo es que la gente esté atendida. Si la gente necesita algo, estoy ahí. Por eso dicen que soy los ojos de ellos.
 
-¿Qué piensa de la designación de Pascuas como delegado normalizador?
-Alguien tiene que tomar las riendas. Hay que darle una oportunidad.
 
-Evelyn Cantoni declaró esta semana, dice que usted, Pascuas y el ex jefe de Guardias Roberto Byrnes hacían un manejo extraño con las guardias. 
-No me extraña que Evelyn diga eso. Tiene un problema político y se está manejando políticamente. Va a manchar todo. Va a decir cualquier cosa. No tiene cara. Hoy por hoy Evelyn me tiene sin cuidado. No me preocupa Evelyn.
 

 
 
“Si de algo me arrepiento es de haber hecho el catering en el casamiento de Nori”
 
A través de su empresa familiar “Como en tu casa” preparó la entrada, plato principal y postre servidos en la boda del falso médico brasileño.
 
 
-¿Cómo se dio el acuerdo con Felipe Nori para hacerle el catering del casamiento?
-Yo tengo un emprendimiento familiar, Como en tu casa, con mi marido y mis hijos. Es un servicio de pizza party y empanadas. Lo pusimos hace siete, ocho meses. Y así como otros empleados del Hospital me piden servicios para los cumpleaños de sus hijos, Nori me dijo que se quería casar.
 
-¿Cuánto se lo dijo? ¿En qué mes?
-A fines de febrero.  Me dijo que se quería casar en Cañuelas. Que le gustaba Cañuelas y que su idea era venirse a vivir. Y que se había enterado de que yo tenía un servicio de catering. Le dije que sí, pero que lo mío era pizza party. Lo hablé con mi esposo, porque era la primera propuesta grande que teníamos. Siempre hicimos servicios para 30 ó 40 personas, pero acá hablábamos de 150. Nos asustamos un poco.
 
-Pero al final lo hizo…
 -Económicamente nos servía. Con mi marido pensamos en hacerle una recepción de sándwiches de matambre, chips, medialunas rellenas, y respecto a la comida, mi marido me dice ´ofrecele un pollo con papas noisette y una crema y algo arriba, más que eso no podemos hacer porque no estamos preparados´. Le tiro esa propuesta, lo comenta con su pareja, me dice que sí. Compramos las cosas y lo hicimos. También me pidió que lo ayudara porque no conocía a nadie en Cañuelas. El quería tener una barra de tragos porque venía mucha gente de Brasil; y una mesa dulce.  Entonces nosotros hicimos comida, postre y bebida de la mesa. El resto era una barra y mesa dulce que él contrató aparte. Yo le presenté a la gente que podía hacerlo.
 
-Se habló mucha de la torta y las iniciales F y L…
-Bueno, yo no hice esa torta. La hizo la chica que preparó la mesa dulce. Y las iniciales recortadas las trajo la madrina de él, junto con unos souvenires que se usan en Brasil, toda esa parte la hizo ella. Es más, Esa torta ni siquiera la cortamos. Se la llevaron entera.
 
-¿Las iniciales no le llamaron la atención?
-Estábamos en la cocina. Los que entraban y salían eran los mozos.
 
-También había carteles que decían Felipe y Leandro.
-No los vi. No quiero decir que no hayan estado…
 
-¿Quién le pagó la fiesta? ¿Nori o sus padres?
-Nori. 
 
-¿Cuánto le cobró?
-Creo que 380 pesos por persona lo que es comida y bebida de la mesa, lo que nosotros nos encargamos.
 
-380 pesos por persona, 150 invitados...  Son 57.000 pesos. ¿Cómo le pagó esa suma?
-Me iba pagando de a poco. Me decía te doy 10.000, te doy 5.000. Un día me pidió que le acercara 5.000 a la señora de la torta… 
 
-¿El dinero se lo daba en mano?
-Sí.
 
-¿Hay comprobante de esos pagos?
-No, porque recién empezábamos. Empezamos a fines de septiembre del año pasado… Mirá, si hay  algo de lo que me arrepiento es de  haber hecho ese catering. Te digo la verdad. Lo agarré porque somos laburantes y es parte de mi trabajo. Y los fines de semana en lugar de quedarnos en casa mirando Netflix hacemos pizzas y empanadas. 
 
-¿Había muchos invitados del Hospital?
-No, sólo Banhuki (Thais Soares Costa) y (Renné) Alves.
 
-¿Habló con Nori cuando estalló el tema?
-No, porque no me quería comprometer en nada más. La última vez que hablamos fue por mensaje porque le faltaba pagarme 25 mil pesos. 

-¿Se los debe?
-No, el marido (Leandro Acevedo) me mandó la plata. Me la depositó.
 
 

 
 
¿Cómo llegó Nori a Cañuelas?
 
Cuando se le pregunta a Fabiana Pereyra de qué manera llegó Felipe Nori Haggi Lacerda a Cañuelas, quién fue el nexo para su llegada al Marzetti, extrae su teléfono móvil y le da play a un audio. Una voz con inconfundible acento brasileño cuenta la relación establecida con Hernán Carpio, el jefe de Emergencias.
“Lo conocí a Carpio en persona cuando llevé a Monique a la entrevista de ella (dice la voz atribuida a Nori). Yo tenía el teléfono de Carpio porque un amigo venezolano que trabajaba en Guernica me preguntó si yo tenía alguien para indicar (recomendar), entonces yo indiqué a Monique.”
 
Y más adelante, sobre su llegada a Cañuelas, dice: “Nos reunimos (con Carpio) en la oficina, me entrevistó en la oficina, pero yo todavía no había entregado los papeles”.
 
La “Monique” que menciona el supuesto Nori es Monique Rocha, otra brasileña que estudió en Morón y que fue su testigo de casamiento en el civil. Monique también trabajó en Cañuelas por un breve período hasta que regresó a Brasil debido a que extrañaba a su familia.
 
Respecto a Thais Soares Costa, todo parece indicar que fue recomendada también por Nori.
 
Pereyra sostiene que entregará el audio a la justica, pero a la vez aclara que no quiere cargar las tintas contra Carpio, al que vuelve a calificar como “excelente profesional”, pero entiende que la documentación falsa presentada por los brasileños “se le escapó”.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección