El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 17 de noviembre de 2018    N° de Edición On Line: 2738

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

El caso del médico trucho: “El municipio de Cañuelas tiene que hacer la denuncia penal”

 Así lo consideró Mauricio Eskinazi, presidente del Colegio Médico de Morón.
Eskinazi.

BulletEskinazi.

08.07.2018, 14:05:09 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 “El municipio tiene que hacer la denuncia. Tal vez fue sorprendido en su buena fe y puede ser que haya una responsabilidad del contratante, pero la denuncia penal la tienen que hacer porque se puso la salud de la población en manos de una persona que no estaba habilitada para ejercer la medicina” dijo a El Ciudadano Mauricio Eskinazi, presidente del Colegio Médico de Morón.

Eskinazi agregó que durante la semana “ningún funcionario de Cañuelas se comunicó con nosotros” y destacó que “si el municipio no hace la denuncia, nosotros, en vista de lo que han publicado, vamos a enviar un pedido de documentación a la Municipalidad y vamos a actuar de oficio por ejercicio ilegal de la medicina”. 
 
El Colegio Médico de la Provincia de Buenos Aires está dividido en diez regiones, cada una de ellas con competencia para controlar el desempeño profesional en su área de influencia. Cañuelas corresponde al Distrito III (Morón) al que también pertenecen La Matanza, Merlo, Esteban Echeverría, Ezeiza, Las Heras, Marcos Paz, Hurlingham e Ituzaingó. El representante local ante el Colegio regional es Luis Bueno Guzmán.
“Lo que tienen que hacer las autoridades del Hospital, ante cualquier contratación, es pedir el certificado de colegiación que nosotros otorgamos a los médicos para poder trabajar en la parte pública o privada. Ese certificado es el que garantiza que un médico tiene su título, que el diploma es original y que tiene toda la documentación en regla. Recién después le damos la matrícula” agregó Eskinazi.
 
Agregó que en la Provincia “hay mucha cantidad de médicos falsos” por lo que indicó que ante cualquier duda los pacientes se pueden comunicar a los teléfonos (011) 4629-1611 / 4628-3035 donde se les informará si una persona está habilitada o no para el ejercicio de la medicina.
 
También destacó que “no cualquiera” se anima a falsear una identidad para ejercer como médico y que quienes lo hacen “son personalidades psicopáticas que no tienen frenos ni culpa”.
 
SUMARIO TARDÍO

El sumario iniciado el lunes por el departamento Ejecutivo, a cargo del abogado José Luis Perrotat (ver nota aparte) es una respuesta tardía a un escándalo que puertas adentro del Hospital Marzetti se conoció a mediados de abril. A pesar de la gravedad del caso, ni el Dr. Pequeño ni la responsable de Administración, Diana Barcia, tomaron medidas.
 
Las versiones señalan que el letrado municipal Daniel Pugliese asistirá a Perrotat en este sumario, lo que pone en dudas la transparencia del proceso. Como se informó, existe un conflicto de intereses porque Pugliese tiene vínculos con la Universidad de Morón.
 
CONFLUENCIA DE DELITOS
 
La contratación de Felipe Nori Haggi Lacerda bajo la identidad simulada de Joao Peixoto Dos Santos Neto configuraría varios delitos penales, cometidos tanto por el falso médico como por los responsables de contratarlo.
 
Por un lado Nori habría violado los artículos 292 y 296 del Código Penal que penan la confección o adulteración de documentos públicos y el uso de ellos.
 
También habría violado el artículo 247 que pena con hasta un año de prisión “al que ejerza actos para los que se requiere una habilitación especial, sin poseer el título o la autorización correspondiente”. Es lo que habitualmente se denomina “ejercicio ilegal de la medicina”.
 
Otro delito presente en este caso sería el de la estafa (artículo 172 del Código Penal), que consiste en “defraudar a otro con nombre supuesto, calidad simulada y falsos títulos”. En este caso la pena llega hasta los seis años de prisión.
 
En cuanto a los funcionarios que contrataron a Nori Haggi Lacerda sin verificar de quién se trataba y cuál era su formación, le cabría el artículo 253 del Código Penal, que sanciona a quien “propusiere o nombrare para cargo público a persona en quien no concurrieren los requisitos legales”. Es de destacar que los médicos de hospitales públicos, por la importancia de su labor, se equiparan a funcionarios públicos.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección