El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de septiembre de 2018    N° de Edición On Line: 2683

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Felipe Nori, el modelo que trabajaba como médico del Marzetti con el nombre y la matrícula de otra persona

 Un joven brasileño contratado como médico de guardia usaba una identidad falsa. Llegó a cobrar más de 100 mil pesos mensuales. No está inscripto en el Colegio Profesional.
Felipe Nori, modelo de modelmanagement.com

BulletFelipe Nori, modelo de modelmanagement.com

02.07.2018, 10:28:27 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 Un escándalo sin precedentes ocurrió en el Hospital Angel Marzetti de Cañuelas, donde un supuesto médico contratado para cubrir guardias no era quien decía ser.

A fines del año pasado el Hospital municipal contrató al Dr. João Peixoto dos Santos Neto, un brasileño que habría estudiado en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Morón. El joven profesional presentó ante las autoridades del Marzetti la fotocopia del título, de su documento de identidad y demás papeles que lo acreditaban para ingresar al plantel.
 
Se desempeñó sin inconvenientes hasta que surgieron dudas respecto a su identidad. Cuando le requirieron que presentara el título y los documentos originales, el supuesto João Peixoto no volvió a pisar el Marzetti. Luego, a través de las redes sociales, se comprobó que su verdadero nombre era Felipe Nori, también brasileño y estudiante de la Universidad de Morón. Durante su permanencia de casi un año en el Marzetti usó la identidad, el número de matrícula y el sello de dos Santos Neto como si fueran propios.  A lo largo de ese período cobró jugosos honorarios que en algún caso rondaron los 70 mil pesos por cobertura de guardias, 10 mil pesos por atención en consultorios externos y 30 mil de bonificaciones.


 
Nori, de 28 años, nació en Batatais, una localidad de 60 mil habitantes ubicada en el estado de Sao Paulo. Su familia es la propietaria de la cadena de supermercados Nori. Hace pocos años se instaló en Argentina para estudiar medicina aprovechando un convenio de la Faculta de Medicina de Morón con el Instituto Sul-Americano de Pesquisa e Desenvolvimento (ISPED) de Sao Paulo. En simultáneo comenzó a trabajar como modelo de pasarela, según se observa en la web modelmanagement.com, donde tiene una página que lo presenta como “nuevo rostro” de la agencia.


 

En cuando a Dos Santos Neto, algunos años mayor que Nori, se cree que se conocían en Brasil y que podrían ser familiares cercanos.
 
A mediados de mayo Nori se casó en Cañuelas con Leandro Acevedo en un evento que tuvo lugar en un coqueto salón y parque de eventos de la Ruta 205. El servicio de catering estuvo a cargo de Fabiana Pereyra, una de las funcionarias del Hospital Marzetti que se debe encargar de verificar la documentación de los contratos, junto con Diana Barcia.
 
A esa altura en los corrillos del Hospital comenzaron a circular todo tipo de versiones sobre la identidad del simpático galeno paulista. Cuando se acercó a Personal para gestionar la licencia por matrimonio aprovecharon para pedirle que entregara los documentos originales. No regresó nunca más.
 
Ahora bien, ¿Nori tenía título de médico? En el Marzetti sostienen que por la manera en que conducía las guardias, se lo veía capacitado. El Ciudadano se comunicó con el secretario Académico de la Faculta de Medicina de la Universidad de Morón, quien al ser consultado si Nori y Dos Santos Neto eran egresados de esa casa, prometió revisar la base de datos y dar una respuesta, pero al cierre de esta edición no volvió a responder los llamados.
 
Todos los médicos que ejercen en Cañuelas deben estar inscriptos en el Colegio III de Morón. En ese organismo confirmaron a El Ciudadano que en sus registros no figura ningún profesional de nombre João Peixoto dos Santos Neto o Felipe Nori. Significa que, como mínimo, estaba inhabilitado para trabajar en Cañuelas.
 
“A muchos profesionales extranjeros les cuesta legalizar la matrícula y por eso trabajan de manera irregular. Los más vivos a veces consiguen que algún colega les preste la matrícula” dijo una fuente del Colegio Departamental.
 
El mismo vocero agregó que es importante que los hospitales requieran el registro en el Colegio III. “Eso es fundamental porque nosotros nos ocupamos de verificar que tengan el título en orden y toda la documentación en regla. En la Provincia de Buenos Aires estamos catalogados como el ´Colegio Malo´, porque miramos todo con mucho detenimiento”.
 
Este caso de usurpación de identidad se conoció hace unos días durante una reunión de los directivos del gremio Fesimubo con los concejales de distintos bloques. En ese contexto el dirigente gremial Daniel Suárez lanzó que en el Hospital había un “médico trucho” usando el nombre de otra persona. Todos lo miraron desorbitados, sin tomarlo demasiado en serio. Pero la concejal Elisabet Romero recogió el guante y comenzó a realizar algunas averiguaciones. No se descarta que a través de su bloque impulse alguna denuncia.
 
Con el correr de los días se verificó que Suárez estaba en lo cierto. Y  no es la primera vez que sucede.  En 2008 el presidente del Colegio del Distrito III denunció ante la justicia bonaerense que Claudio Jara se desempeñaba como médico de Guardia del Hospital Marzetti sin estar debidamente matriculado en dicho organismo, hecho que consideró una presunción de «intrusismo y ejercicio ilegal de la medicina», posibles delitos que pidió sean investigados por la justicia. 
 
En 2012 El Ciudadano reveló el caso de José Luis Potente, un supuesto médico contratado por el Marzetti que no figuraba en el Colegio distrital. Y en 2017 se agregó el caso de Luz Varela, una médica colombiana que al no tener matrícula para ejercer en Argentina usaba el sello del Dr. Iocco.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección