El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 21 de julio de 2018    N° de Edición On Line: 2619

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Apuntan al dueño, roban y huyen de un kiosco con cuantioso botín

 Ocurrió en la zona de la Estación. Un policía llegó advertir al sospechoso. Escaparon en un auto que habían robado a un remisero y luego apareció abandonado. Se llevaron unos 100 mil pesos.
Ulises Vázquez, a cargo del comercio.

BulletUlises Vázquez, a cargo del comercio.

21.06.2018, 09:11:15 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
 La inseguridad se trasladó a un lugar de intenso movimiento de autos, peatones y hasta de policías y cámaras de vigilancia. En medio de ese contexto hubo un robo en plena zona comercial. Fue en la noche del miércoles 13. Si bien en el hecho no está comprobado quiénes actuaron, las sospechas apuntan a algún ladrón de la zona.

Los malvivientes se llevaron un cuantioso botín en dinero en efectivo del kiosco La Estación, ubicado en la avenida Libertad entre Ameghino y Alem.
 
De acuerdo a lo informado a este medio por una fuente oficial, dos ladrones, uno de ellos armado, se apoderaron de algunos elementos personales y se alzaron con 100 mil pesos y teléfonos celulares que habían sido reparados, ya que el lugar también se dedica a la reparación de móviles. 
 
Cerca de las 20, ingresaron dos sujetos al mencionado sitio, uno de ellos exhibió un arma, que sería un revólver del calibre 38. Eran de alrededor de 30 años y se manejaron con los rostros descubiertos. Uno de los cacos tenía un notorio tatuaje de una cruz, según recordó una de las víctimas, identificada por la policía como Ulises Vázquez.
 
Simularon ser clientes. Uno de ellos se dirigió al fondo del local. Parecía que buscaba alguna gaseosa. Cuando vio la zona despejada volvió de inmediato sobre sus pasos y sacó un arma con la que apuntó al kiosquero y a una mujer que estaba en el mostrador, que resultó ser una panadera de la calle Alem.
La fuente consultada comentó que las víctimas debieron tirarse al piso y entregar el dinero que les exigieron, el que estaba guardado en una caja y era producto de los cobros de servicios públicos que reciben de clientes y que luego desde el negocio lo llevan a un centro de pagos.
 
La otra víctima perdió su teléfono celular y debió permanecer tendida en el piso luego de que le apoyaran algo por la espalda.
 
El hecho llegó a ser advertido por un policía que estaba en la calle e intentó frenar al sospechoso. Vio salir a uno de los jóvenes esgrimiendo un arma y un maletín. Le ordenó detenerse pero logró escapar en un Fiat Siena.
 
También se especificó que el rodado en el que huyeron del centro fue luego divisado en Pellegrini y Ruta 3, pero los policías los perdieron durante la búsqueda. Finalmente los pistoleros lo dejaron abandonado en Catamarca y Agote. Se trataba de un auto que había sido robado el miércoles 6 a un remisero de la agencia La Estación. Los cacos circulaban con patentes adulteradas, pero que no tenían impedimento para andar.  
 
"NECESITO UN CRÉDITO"
 
Vázquez le comentó a este medio que “me encontré con una clientela que me entiende y me aguanta. Estoy muy agradecido con ellos. Y me pareció que tenía que volver a abrir el negocio para dar la cara. Algunos se llevaron la factura y otros van a esperar, pero tengo que sacar un crédito bancario para devolverles el dinero. Por suerte, si cabe decirlo, no era fecha de vencimientos y no había tanto para pagar, pero a partir de ahora no vamos a tomar más boletas”. 
 
“No vi el momento en que se escaparon. La panadera, que fue asaltada conmigo, salió y les dijo a los policías que estaban en un negocio lo que había pasado. Los salen a buscar y se comenta que se subieron a un Gacel, que luego fue perseguido por un patrullero, que habría chocado el auto, pero el Gacel igual se escapó. Mientras estaba en el comisaría haciendo la denuncia escuché que el auto había aparecido y que en su interior había una funda de un celu que lo reconoció la panadera Sandra”, destacó el comerciante, de 42 años.
 
Durante una recorrida de este semanario por la zona algunos comerciantes comentaron que es frecuente ver a policías en el interior de un negocio frente a la Estación, con mate y galletitas.  

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección