El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 13 de noviembre de 2019    N° de Edición On Line: 3099

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Crece la usurpación de lotes

El Destacamento de Máximo Paz recibe hasta cuatro denuncias diarias. El delegado afirmó que la situación “es insostenible”.
Las precarias casillas se construyen bajo las torres de alta tensión.

BulletLas precarias casillas se construyen bajo las torres de alta tensión.

07.09.2011, 10:59:56 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
“Ayer tuvimos que ir a sacar gente y ahora tenemos que ir otra vez. La situación es insostenible. En muchos casos no podemos hacer nada, porque la gente viene a la madrugada y cuando los vecinos nos avisan, las casillas ya están armadas. Le juro, el sábado a las 11 de la noche se estaban metiendo contra la barranca del arroyo, en un lugar donde ni el agua se puede usar”.

El relato pertenece a Alcides Sánchez, el delegado de Máximo Paz, quien todos los días debe lidiar con familias que vienen a ocupar algún lote baldío en la zona oeste, en la rivera del arroyo Cañuelas, a metros de las torres de alta tensión.

El relato coincide con el de Eduardo Girón, jefe del Destacamento policial.

“Todos los días algún vecino nos llama para avisarnos que se están metiendo. En algunos casos tenemos cuatro denuncias diarias. Nosotros vamos enseguida, los hacemos desistir y los acompañamos con sus cosas hasta el límite de Ezeiza. El problema es que muchas veces viene gente llamada por familiares de otros usurpadores, y en ese caso no nos enteramos. Una vez que la casilla está armada, con la gente adentro, no podemos hacer nada si no hay una denuncia del dueño de esas tierras”.

Hace cuatro años eran muy pocas las viviendas desperdigadas en la franja que bordea las vías. Pero ahora hay decenas de casas precarias amontonadas, sin servicios excepto la luz eléctrica.

Los que se instalaron en primer término –especialmente las familias de origen paraguayo– son proclives a levantar viviendas de material, pero el resto son endebles estructuras de chapa, madera y nylon.

En algunos casos el Destacamento inició causas penales por usurpación, que se encuentran radicadas en la Fiscalía de Cañuelas. Una de las últimas data del 29 de abril por la intrusión de un terreno en calles Brochero y Rosales.

“Nosotros tomamos las denuncias de los vecinos, pero si no hay un dueño que se presente como damnificado, es muy probable que el fiscal archive las causas”, añadió Girón.

El jefe del Destacamento se muestra preocupado por el impacto futuro que tendrá sobre la seguridad el creciente arribo de personas en estado de extrema pobreza, sin empleo y sin condiciones dignas para desarrollarse.

“Por ahora no notamos que haya un incremento de la inseguridad, pero si esto sigue así, en un par de años vamos a empezar a notar los efectos”.

LA DELEGACIÓN

¿La gente que llega a diario lo hace en forma espontánea o viene traída por punteros políticos?

El delegado Sánchez afirma que las familias vienen incentivadas por parientes que lograron asentarse con anterioridad o que llegan en forma natural ante el colapsamiento del conurbano.

Y asegura que muchos se radican en Máximo Paz sin saber que es Cañuelas, convencidos de que es una prolongación de Ezeiza.

“Se dicen muchas cosas. Que alguien los trajo. Que los manda la Municipalidad. Algunos dicen que los mandó (el intendente de Ezeiza, Alejandro) Granados. Pero nosotros no hacemos nada para traer gente. Antes hacíamos convenios para que regularizaran su situación y pagaran sus tasas, pero eso ya lo cortamos porque venían demasiados”.

“Ahora vamos a hacer un relevamiento para ver si podemos sacar a la gente que está más cerca del arroyo, donde hay mucha contaminación. Le soy sincero, no podemos estar las 24 horas alerta, porque es un desgaste tremendo. Hasta hemos pensado en poner una guardia constante para ver si podemos frenar todo esto”, concluye Sánchez.


© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección