El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 19 de junio de 2018    N° de Edición On Line: 2587

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Uribelarrea: crece el escándalo con la caja de recaudación de tasas

 Varios vecinos que pagaron en la Delegación aparecen como deudores en la Administración Central. El Ejecutivo aún no inició un sumario ni denuncia penal.
Uribelarrea: crece el escándalo con la caja de recaudación de tasas

11.06.2018, 09:41:37 | Localidades

Achicar texto Agrandar texto
 Durante años los vecinos de Uribelarrea pagaron sus tasas con absoluta tranquilidad en la Delegación del pueblo. Para muchos –especialmente para los adultos mayores– era una tranquilidad poder abonar a unas pocas cuadras de su casa sin tener que viajar en colectivo hasta el municipio. 

La confianza se rompió en febrero, cuando la vecina Cristina de Rivas, aprovechando que se hallaba en Cañuelas, pasó por la Municipalidad para regularizar un trámite. Fue así como de pura casualidad se enteró de que le figuraban como impagos varios períodos que ella había pagado. Su deuda ascendía a 2 mil pesos de Servicios Generales. Cuando buscó los comprobantes con el sello de la Delegación le reconocieron el “error” y lo volcaron al sistema.
 
A partir de ese incidente que El Ciudadano publicó a fines de abril las autoridades municipales pusieron la lupa sobre el funcionamiento de la Delegación Municipal y la semana pasada se anunció la suspensión del cobro de tasas no sólo en Uribelarrea sino en todas las delegaciones del partido.
 
El Ejecutivo todavía no reconoció que podría haber un ilícito detrás de lo ocurrido en Uribelarrea y ni siquiera se abrió un sumario administrativo. Un funcionario consultado por este medio dijo que la mayoría de los casos responde a “errores de registro”, es decir pagos que se cargaron en cuentas de otros contribuyentes. Pero la suspensión de la recaudación descentralizada demuestra que hay serias sospechas sobre la honorabilidad de algún empleado.
 
Ahora bien, la publicación de El Ciudadano hizo que decenas de vecinos concurrieran a la Municipalidad para verificar su estado de cuenta. Fue así como varios contribuyentes de Uribelarrea se enteraron que les figuraban como impagos períodos que habían abonado en la Delegación.
 
Uno de los casos más emblemáticos es de la familia Marcos: seis integrantes de esta conocida familia del pueblo fueron afectados por los “errores de registro”, como los ha definido el municipio. A todos les aparecían impagos entre uno y dos períodos, a excepción de Marcelo Marcos, quien adeudaba las emisiones 3, 4, 5 y 6 del 2016; y la 1 y 2 del 2017 (seis en total) por un monto de 1.200 pesos, los que oportunamente pagó en la Delegación.
 
Jorguina Marcos, la integrante del clan que se ocupó de hacer las averiguaciones en nombre de sus padres y hermanos, también pudo comprobar que tres de sus vecinos tienen meses impagos que oportunamente pagaron. Prefirió no dar esos nombres para preservar su intimidad.
 
¿El municipio seguirá considerando que este cúmulo de casos son errores aislados de registro o iniciará una investigación para determinar quién es el responsable de estafar a los vecinos de Uribe?
 
Por otra parte, ¿por qué perjudicar a la comunidad quitando un servicio sumamente útil, como el cobro de tasas en el lugar? ¿Por qué se castiga al contribuyente y no al empleado infiel que se quedó con su dinero?
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección