El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 21 de agosto de 2018    N° de Edición On Line: 2650

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

La Fundación CONIN llegó a Máximo Paz

 A fines del 2017 la ONG fundada por el Dr. Albino, especializada en la lucha contra la desnutrición infantil, incursionó en territorio cañuelense. Asiste a diez niños de la localidad con bajo peso.
El trabajo de los voluntarios en Máximo Paz Oeste.

BulletEl trabajo de los voluntarios en Máximo Paz Oeste.

28.05.2018, 17:07:59 | Localidades

Achicar texto Agrandar texto
 La fundación “Llegando a vos” inició su camino en el año 2013 en el barrio Sol de Oro del partido de Ezeiza con la misión de crear un espacio de contención social. Con este propósito se sumó al proyecto de la reconocida Fundación CONIN, creada hace más de 20 años por el Dr. Abel Albino, que mediante un abordaje integral trabaja en la prevención y recuperación de mujeres embarazadas y niños de 0 a 5 años de edad desnutridos o con riesgo nutricional. 

El crecimiento de la fundación, que utiliza la metodología de trabajo de CONIN, fue tan vertiginoso que en apenas cinco años transformó lo que era una ‘salita’ de atención en un centro de prevención en nutrición que cuenta con cocina, consultorios, talleres, sala de juegos, ropero comunitario y que aglutina a diferentes profesionales de la problemáticas sociales.

Cada lunes por la tarde un equipo de la ONG de Ezeiza asiste al Hogar Rivadavia de Máximo Paz para recibir a niños de la zona que realizan un tratamiento integral para recuperar no solo su peso sino bienestar social. A su vez, la institución local ofreció dos amplios salones, que la fundación está refaccionando, para llevar adelante el programa de prevención. En este sentido, los representantes de CONIN trabajan para conseguir un lugar definitivo e instalarse en la localidad.        

En diálogo con EL CIUDADANO, la coordinadora de la fundación “Llegando a vos” de Ezeiza, Alejandra Dumrauf, recalcó “para nosotros es tan importante el peso del niño como su nivel de desarrollo cognitivo, buscamos un todo ideal. Recién ahí sabemos que esa mamá se va a poder sostener en el tiempo con las herramientas y capacitación que les damos. Buscamos el desarrollo completo del niño y aportar algo a la familia completa”. 

“También trabajamos con mamás adolescentes y mayores y los primeros meses de vidas de sus bebés para lleguen a su peso” agregó. 
 
-¿Con qué profesionales cuenta la Fundación?
-Tenemos estimuladoras tempranas, psicopedagogas, fonoaudióloga, asistente social, pediatras y nutricionistas. A la vez tenemos gente voluntaria que ayuda en el resto del funcionamiento diario como puede ser la cocina, en el armado de bolsones, en talleres, etc. 
 
-¿Cómo fue el camino para llegar a Máximo Paz?
-Un grupo de médico pediatras hicieron un relevamiento, vieron que había un asentamiento y detectaron que había chicos con bajo peso. Nos vinieron a ver y así surgió la inquietud de llegar a Máximo Paz. 
 
-¿Dónde se establecieron en sus primeros pasos?
-En un principio en jardines. Luego nos hicieron un lugar en la Ludoteca que tiene María Rosa Estevez y otros vecinos. Ahí hicimos los primeros relevamientos. Una vez por semana visitábamos el lugar con los profesionales para ver qué surgía. Luego se nos complicó un poco con el lugar y nos hicieron un espacio en el hogar Rivadavia y todavía estamos allí.
 
-¿Qué panorama encontraron?
-Más o menos fue lo que nos habíamos planteado como expectativa. No es que encontramos una gran cantidad de desnutridos. Había nenes que no daban la talla con su peso o cuya evolución no era tan buena. En jardines encontramos nenes más grandes con algún problema y lo que hicimos fue convocar a hermanitos más chiquitos que aún no van al jardín para evaluar como están. También vimos adolescentes embarazadas con bajo peso. 

-¿Qué tareas están haciendo en este momento?
-Nosotros trabajamos con la metodología específica de CONIN. Una vez por semana vamos con el equipo y abastecemos con bolsones a las familias que asistimos. Seguimos los casos que tenemos y de a poco llega gente espontáneamente que se entera de nuestro trabajo. Lo que se va a hacer ahora es más relevamiento y atención para poder llegar a más gente.   
 
-¿Qué se hace cuando se encuentra un chico con bajo peso?
-Se le controla el peso, la talla, se habla con las mamás, se les da un bolsón de comida adecuado con cosas específicas para cada edad, se le da leche específica. Se orienta en la nutrición y se les enseña a utilizar las cosas que llevamos, como avena o vitina. A veces las madres no saben preparar cosas muy específicas que son para nenes con muy bajo peso.    

-¿Cuál fue la respuesta de la comunidad y a cuantos chicos asisten?
-Tuvimos muy buena respuesta de la gente. Realmente la población se comprometió. Los nenes que se vienen tratando vienen aumentando muy bien de peso. Los chicos fijos que se vienen tratando son alrededor de diez. Después, entre madres embarazadas y bebés, son doce más o menos. Es gente que viene de todo Máximo Paz y que realmente se compromete a hacer lo que la nutricionista les indica. Hemos visto buenos resultados.
 
-¿Hay proyectos para tener un espacio propio?
-Sí, el hogar Rivadavia está por ofrecer un lugar y se está viendo esa posibilidad. Pero todavía todo está por verse. Nuestro proyecto igualmente es trabajar en donde sea. Así que en donde alguien ceda un lugar nuestra idea es armar un jardín maternal dentro de la institución, lo mismo que queremos hacer en Ezeiza, con espacio para que las madres puedan capacitarse en algo específico y puedan tener una salida laboral. Siempre se aspira a un montón de cosas, ahora estamos buscando la concreción.  



Alejandra Dumrauf, coordinadora zonal.
 

 
CONIN, más de 20 años contra la desnutrición infantil
 
La Fundación CONIN es una organización no gubernamental -ONG- fundada por el Dr. Abel Albino en la provincia de Mendoza el 4 de septiembre de 1993 que copió el exitoso modelo de CONIN Chile, ideado por su fundador el Dr. Fernando Mönckeberg.

Tras más de 20 años de existencia en nuestro país, distintas asociaciones se han sumado y adoptaron la metodología CONIN para prevenir la desnutrición infantil. 

Así se formó lo que se conoce como la “Familia CONIN”, que es una red distribuída por todo el país. Actualmente, hay más de 80 centros de prevención en 18 provincias de la Argentina. A su vez, existen centros CONIN en Paraguay, Perú, y Gambia (África Ecuatorial). Según las estadísticas de CONIN, más de mil niños fueron recuperados por la organización.

El Presidente de fundación, Dr. Abel Albino, nació en el año 1946 en Buenos Aires. En 1972 se graduó con el título de médico en la Universidad de Tucumán. Al año siguiente, viajó a Chile para especializarse en Pediatría en el Hospital Luis Calvo Mackena, en donde conoció Dr. Fernando Mönckeberg.
 
En 1992 viajó a España para estudiar biología molecular en la Universidad de Navarra. Tras ver la brecha entre Europa y Argentina regresó a Mendoza y organizó un congreso para disertar sobre la única debilidad mental creada por el hombre que se puede prevenir, la debilidad mental del desnutrido.
 
Así, junto a un gran número de colaboradores, el 4 de septiembre de 1993 creó la Fundación CONIN (Cooperadora de la Nutrición Infantil).

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección