El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 21 de agosto de 2018    N° de Edición On Line: 2650

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Conmoción por la muerte de un joven que tragó cocaína en un control policial

 Para evitar que le secuestraran la droga, se llevó el envoltorio a la boca.  Minutos más tarde se descompensó y falleció en el Hospital Marzetti.
Patricio O Gorman.

BulletPatricio O Gorman.

26.05.2018, 09:22:29 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
 Un vecino de Cañuelas identificado como Patricio Eduardo O´Gorman, de 45 años, murió el domingo 20 de mayo a la madrugada a causa de una intoxicación masiva provocada por la ingesta de una bolsa de cocaína que estalló en su estómago. O´Gorman fue interceptado en un control policial de rutina y al parecer tragó la sustancia para evitar que los policías la encontraran en su poder.

El hecho se inició pasada la medianoche, cuando el móvil 20046 patrullaba el km. 64 de la ruta 3. Los policías vieron pasar un Renault Logan blanco, patente AA 471 GU. Algo les llamó la atención del vehículo por lo que comenzaron a seguirlo, hasta interceptarlo en rutas 6 y 205.
 
Al solicitar la documentación del conductor verificaron que era un remisero. Detrás iba una pareja y sobre el asiento posterior observaron el cargador de una pistola calibre 22.
 
Ante ese panorama los policías comenzaron a revisar el habitáculo del auto, donde hallaron una pistola semiautomática de marca TALA. 
 
El pasajero fue identificado como Patricio Eduardo O´Gorman, domiciliado en Belgrano 163. Su acompañante era L. A. R., de 31 años, domiciliada en la calle Güiraldes al 2.000 de Cañuelas. La pareja tenía como destino la localidad de Virrey del Pino.
 
Ante el hallazgo del arma fueron conducidos a la sede del Comando de Patrullas para verificar antecedentes. Según fuentes del caso, O´Gorman estaba incómodo, no quiso responder preguntar. Minutos más tarde comenzó a sufrir convulsiones y a despedir espuma por la boca.
 
Una ambulancia lo trasladó al Hospital Marzetti, donde falleció a los pocos minutos de su ingreso. Los médicos que lo asistieron hallaron en su tracto digestivo un envoltorio de nylon con sustancia blanca.
Al cierre de esta edición la Fiscalía 2  a cargo de la Dra. Norma Pippo aguardaba los resultados de la autopsia y la pericia de la sustancia para confirmar la causa del deceso. Pero a priori, según lo que trascendió de fuentes médicas, O´Gorman sufrió una intoxicación o sobredosis masiva por la absorción de una gran cantidad de cocaína por vía estomacal.
 
O´Gorman estaba separado entre sus actividades se dedicaba a la mecánica, en un taller ubicado en San Martín al 1.100.
 
ANTECEDENTE EN LAS FLORES
 
De acuerdo a los datos que pudo obtener El Ciudadano, el año pasado, en la ciudad de Las Flores, O´Gorman protagonizó un hecho similar al que esta semana le costó la vida.
 
El 30 de agosto de 2017 fue interceptado un Volkswagen Polo gris que al no ser conocido en la localidad, fue parado por la policía en un control de rutina.
 
En el interior del rodado iban Patricio O´Gorman junto a una mujer de 39 años, E A. M., domiciliada en la calle San Vicente al 1600 de Cañuelas.
 
Según las fuentes que pudo consultar este medio, el auto realizó algunos movimientos extraños y además O´Gorman hablaba de manera balbuceante sin poder explicar qué hacía en Las Flores. Ante esa situación los efectivos de la comisaría local comenzaron a requisarlo y hallaron entre sus ropas un envoltorio plástico de color negro que contenía un polvo blanco, presumiblemente cocaína (los test realizados posteriormente lo confirmaron y el pesaje arrojó entre 10 y 15 gramos). También se secuestraron teléfonos celulares y más de 2 mil pesos.
 
O´Gorman fue preventivamente demorado y mientras los policías continuaban revisando el auto se dieron cuenta de que el joven de Cañuelas estaba tragando otra bolsita con droga. De inmediato fue trasladado al Hospital Municipal donde se realizó el procedimiento de rutina para extraer la sustancia de su organismo. En esa oportunidad la ingesta no tuvo consecuencias porque el envoltorio no se rompió.
 
La Fiscalía Nro. 22 de Azul inició una causa por Infracción a la Ley de Drogas, en tanto que la mujer que lo acompañaba quedó desvinculada del caso por no tener antecedentes.
 
Con la colaboración de Laura Risso (periodista de Las Flores).
 
 

 
 
“Es muy difícil que una persona sobreviva”
 
El Dr. Horacio Cabrera, médico clínico con varias especialidades, explicó a El Ciudadanos los efectos que causa en el organismo la exposición abrupta al clorhidrato de cocaína.
 
“Cuando se rompe un envase de la droga en el estómago, lo que produce es una sobredosis o intoxicación masiva. Pensemos que un adicto suele consumir alrededor de un gramo y en este caso el organismo se expone de golpe a 10, 12 ó 15 gramos. Es una cantidad tremenda que el cuerpo no puede soportar, ni siquiera aquel que está acostumbrado al consumo”.
 
“La cocaína es un estimulante que en estos casos genera un edema agudo de pulmón y arritmias severas que llevan al paro cardíaco. Al mismo tiempo hay una estimulación neurológica muy fuerte, de aumento de transmisores, que producen convulsione. Eso lleva a un shock y el edema de pulmón deriva en una falta de oxígeno en el cerebro”.
 
Según Cabrera, “Es muy difícil que una persona sobreviva a esa cantidad de droga en el organismo. En general la sustancia se absorbe tan rápido por las mucosas que no se puede hacer un lavaje de estómago. En la gran mayoría estos casos terminan en la muerte”.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección