El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 17 de noviembre de 2018    N° de Edición On Line: 2738

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Bomberos pidió una reunión con el Ejecutivo para aclarar cuentas

 La Comisión Directiva exigirá el pago retroactivo de los fondos no girados por el Ejecutivo entre 2013 y 2017.
Mariela Aristegui.

BulletMariela Aristegui.

13.05.2018, 22:30:18 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 Los números publicados por El Ciudadano la semana pasada fueron lapidarios: de acuerdo al sistema contable de la Municipalidad, en 2017 ingresaron a la comuna $ 7.077.757 en Adicional para Defensa Civil y Bomberos pero volvieron a la institución en forma de subsidios apenas 920 mil pesos (el 13 %). Grosso modo, el cuartel recibió diez veces menos de los aportes que le correspondían.

El lunes, al conocer esas cifras que el Ejecutivo nunca le quiso dar, la presidente de la Sociedad de Bomberos Voluntarios, Mariela Aristegui, comenzó a solicitar una reunión con el intendente Gustavo Arrieta. Finalmente fue recibida el viernes, pero no para ahondar en los números, sino para recibir el subsidio correspondiente a mayo de este año (300 mil pesos).
 
Al recibir el cheque Aristegui solicitó una reunión para la semana que viene con la participación de varios integrantes de la CD. Su objetivo es que el Ejecutivo explique de qué manera se pondrá al día con los fondos no abonados en ejercicios anteriores.
 
“Queremos que nos reciban a todos los miembros de comisión para que todos escuchen.  Queremos saber qué pasó con los fondos de 2017, pero también con los de 2016, 2015, 2014 y 2013. Si nos guiamos por lo que pasó en 2017, nos deben un monto millonario” dijo Aristegui a El Ciudadano.
 
Según la abogada y presidenta del cuartel, durante las reuniones que mantuvo con el asesor Roberto Fernández Meire, el funcionario nunca fue claro acerca de la recaudación generada por el adicional. “Me decía que el monto era diferente de acuerdo al decreto que se tomara para analizarlo y que una parte le correspondía a Defensa Civil, pero nunca nos informó cuánto se había recaudado ni cuánto le correspondía a Defensa Civil”.
 
A partir de que el tema del retaceo de fondos tomó estado público, sobre todo con la visita de María Eugenia Vidal a la institución, Aristegui comenzó a tener un mejor diálogo con el Ejecutivo a través de Marisa Fassi. En los últimos encuentros se estableció que a partir de este año un 50 % de los ingresos por Adicional irá para Bomberos y la otra mitad para Defensa Civil. De todas maneras, queda pendiente el pago de todo el dinero retenido en años anteriores.
 
Otro tema sin resolver es la organización del área de Defensa Civil, una estructura fantasma que en 2017 se llevó más de 6 millones de pesos del Adicional sin tener personal, vehículos  ni oficina de funcionamiento. El último funcionario designado como director fue Pablo Cordovero, pero renunció porque no tenía espacio físico para trabajar, nunca le pagaron un sueldo ni tampoco tuvo elementos para organizar un servicio básico. 
 
La realidad es que el dinero  que se debería reservar para emergencias se desvía al área de Asistencia Crítica, donde se lo utiliza para asistencia social.
 
En el último gran incendio registrado el verano pasado en el Monte Mathieu Aristegui volvió a ofrecer las instalaciones del cuartel como sede de Defensa Civil. Pero hasta el momento no tuvo respuesta.
 
Entre tanto en 15 días el Concejo Deliberante podría tratar un proyecto de la oposición que busca garantizar la transferencia automática mensual del 100 % de los fondos del adicional para Bomberos, a través de una cuenta afectada.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección