El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 17 de noviembre de 2018    N° de Edición On Line: 2738

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Fuertes quejas por el funcionamiento de la Delegación de Uribelarrea

 Vecinos que pagaron sus tasas en Uribe aparecen como deudores en la Municipalidad. Además, los servicios se cumplen con deficiencia.
Panorama en las calles de Uribe.

BulletPanorama en las calles de Uribe.

02.05.2018, 09:45:29 | Localidades

Achicar texto Agrandar texto
 En los últimos días la Delegación de Uribelarrea quedó en el foco de todas las miradas. ¿El motivo? Vecinos que abonaron sus tasas en esa repartición aparecen como deudores en la Municipalidad de Cañuelas, lo que indicaría que no toda la recaudación que se realiza en la localidad se entrega en la Administración Central.

Una contribuyente relató a El Ciudadano que semanas atrás se dirigió al municipio a realizar un trámite y que por casualidad se enteró de que debía 2 mil pesos de tasa de Servicios Generales. Cuando volvió a su casa comprobó que esas facturas habían sido abonadas en fecha y tenían el sello “Pagado” de la Delegación.  

“En febrero fui a la Municipalidad para arreglar unas tasas que debía mi hijo. De paso pagué la boleta de mi casa. Siempre pagaba en Uribe, pero ya que estaba la pagué en el municipio. La señora que me atendió, muy amable, me ofreció fijarse si debía alguna tasa anterior. Le dije que no era necesario, que yo tenía todo en orden, que para mí era sagrado pagar las tasas. De todos modos se fijó y apareció una deuda. Eran dos períodos de 2013 y uno de 2015 que sumaban 2 mil peso” relató a El Ciudadano la señora Cristina de Rivas, domiciliada en Crotto al 663.

Sorprendida por la información, Cristina pensó que seguramente habría un error y dijo que se fijaría en las boletas que conserva en su casa, archivadas en una carpeta. Al regresar comprobó lo que suponía: esas boletas reclamadas como impagas figuraban como pagas en la Delegación.

“Eso me lo dijeron un viernes. El lunes volví a  la Municipalidad y les mostré la documentación. Se disculparon. Les pregunté que cómo podía suceder algo así. ´En Uribe puede pasar cualquier cosa´ me respondieron. Desde entonces pago todas mis tasas en Cañuelas”.

El caso de la familia Rivas no sería el único. La falta de controles y arqueos de caja habrían generado varios reclamos por parte de los contribuyentes, por lo menos diez en lo que va del año.

SERVICIOS DEFICIENTES
 

El servicio de mantenimiento general que presta la Delegación tampoco es aprobado por la mayoría de la población. Hasta hace unos años Uribe tuvo  un delegado foráneo, Mario González, domiciliado en San Miguel del Monte. Su remplazante fue “Tike” Ibáñez, un joven de Cañuelas muy cercano al Ejecutivo que tampoco tendría demasiada presencia en la localidad.

“Buenas noches vecinos de Uribe. Esta mañana tuve una tomada de pelo en la delegación municipal: me acerqué a ese lugar pidiendo si podían pasar a juntar unas ramas que estaban en la calle y me respondieron que el camión no podía salir para no romper las calles. Ja ja, no tienen vergüenza, ¡en las condiciones deplorables que se encuentran las calles! Yo les pregunto a todos esas personas que no opinan nada de las calles, de las luminarias que no andan, las tarifas de los impuestos de este partido que son los más caros de toda la provincia, y ni hablar del registro o la libreta sanitaria, y muchas cosas más, decir que éste es un pueblo turístico es una burla. Los que votaron a estos que están en el municipio ahora hablan de lo que pasa en el país pero no hablan del municipio, donde gobierna Unidad Ciudadana. Ya les lavaron el cerebro como siempre” publicó el comerciante Roberto Postigo en su perfil de Facebook, comentario que fue acompañada por varias adhesiones.

Los reclamos son muchos y podrían resumirse en los siguientes puntos:

-No hay un adecuado servicio de mantenimiento de calles y recolección de ramas.
-No hay veredas.
-Ante la ausencia del Delegado Ibáñez, no hay control sobre el trabajo de los empleados.
-Los fines de semana, cuando Uribe desborda de turistas, no hay control de tránsito.
-No hay un padrón actualizado de comercios. La condición de “Pueblo Turístico” hace que decenas de emprendedores pongan comercios gastronómicos y de otros rubros, que no cuentan con la debida habilitación, lo que genera enorme malestar entre los comerciantes más antiguos.
-La habilitación de muchos comercios nuevos se maneja por “amiguismo político”. Uno de los casos más comentados en Uribe  es el de una cervecería con techo de paja que fue habilitada porque su dueño es un conocido militante del oficialismo. En cambio otro comercio gastronómico más antiguo no fue habilitado porque tiene techo de paja.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección