El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 19 de agosto de 2018    N° de Edición On Line: 2648

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Samid huyó y dejó una deuda de 200 mil pesos

El empresario de la carne abandonó el local que alquilaba en Av. Libertad y Del Carmen, propiedad del Hogar de Ancianos San José.
El local abandonado. Un rey sin corona.

BulletEl local abandonado. Un rey sin corona.

06.04.2018, 09:49:45 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
Desde hace años la comisión directiva del Hogar San José viene realizando malabares  para no quedar en una situación financiera irremontable. En ese marco, a lo largo de casi una década tuvieron que lidiar con el empresario cárnico Alberto Samid, quien fue un duro inquilino de la esquina de Av. Libertad y Del Carmen, donde hasta hace unos días funcionó la carnicería La Lonja. En cuestión de horas el autotitulado “Rey de la Carne” desarmó el negocio y desapareció sin aviso dejando una deuda de unos 200 mil pesos.

En la tarde del miércoles 14, una voluntaria del Hogar vio movimientos inusuales y se lo comentó a una de las integrantes de la Comisión Directiva del San José. En un principio se creyó que era un cambio del mobiliario. Pero las dudas se apoderaron de las mujeres que tratan de mantener con muchos esfuerzos a la entidad.

Samid desembarcó con su carnicería hace una década en medio de una fuerte controversia con las carnicerías ya establecidas, cuyos propietarios se quejaban de la competencia desleal. En sus primeros tiempos El Rey de la Carne vendía los principales cortes a precios de remate (el puchero a 3 pesos, el rosbif a 5 y el lomo o peceto a 10, menos de la mitad de lo que se conseguía en cualquier local del ramo) lo que derivó en el cierre de varias carnicerías de barrio.

El controvertido empresario se instaló en un imponente local de 128 metros cubiertos donado al asilo por la benefactora Marina Pujol. Firmó contrató y con el tiempo empezaron los conflictos por la falta de pagos. Durante su reinado era una modalidad que también subalquilara a terceros. Eso obligó a las damas del Hogar a modificar el contrato en varias oportunidades, pero la salida imprevista las tomó por sorpresa.
“Se fue y no nos pagó nada. Nos debía el alquiler desde octubre del año pasado. El valor actualizado es de 29 mil pesos mensuales.  Todas las semanas la presidenta del Hogar iba al local y se encontraba siempre con alguna excusa y ningún peso”, señaló una fuente de la institución. Se calcula que por los alquileres impagos y una deuda anterior Samid se fue debiendo 200 mil pesos. El contrato tenía vencimiento en mayo de este año.

Los movimientos advertidos en el negocio dieron la alerta a las mujeres del Asilo y se pusieron en contacto con la abogada que las asesora. “Efectivamente se estaban yendo y cargando las cosas en un transporte de La Lonja, sin avisar, sin pagar. Pudimos ubicar a Samid en forma telefónica y este hombre se comprometió a entregar las llaves y a pagar. Vino una mujer al día siguiente con la llave, pero ni una moneda”, confió una vocero consultada.     

La situación, que no es nueva, según reconocen en el San José, los llevará a iniciar una demanda contra Samid, al mismo tiempo que ya se abocaron a buscar interesados por la esquina. Admites que hay alguna negociación en marcha. “Necesitamos ese dinero, que es del Hogar, y que nos iba llegando a cuenta gotas. Samid había firmado y las garantías era de negocios que hoy están quebrados. Enviábamos cartas documento pero nos volvían rebotadas”, según supo El Ciudadano. 

Una integrante de la Comisión calificó a Samid de “sinvergüenza” y que cuando lo veían en programas de televisión llamaba a la producción “para avisar de la deuda que tenía con nosotros. Nunca le pasaban el mensaje, nunca nos respondía ni él ni las productoras al que los poníamos al tanto de lo que hacía y de las necesidades del Hogar.”

“Con esos casi 30 mil pesos –explican desde la entidad- manteníamos a los abuelos y solucionábamos parte del déficit que venimos tendiendo”.

En la actualidad tienen alojados 26 adultos mayores, quienes para estar internados abonan un valor de 12 mil pesos mensuales. “La realidad es que hay algunos que sólo pueden pagar 8 mil pesos y tenemos –subraya una integrante– 16 trabajadores en blanco, los costos son enormes y los ingresos son dificultosos”.

Con relación a las tarifas de los servicios públicos contaron que no reciben ningún beneficio, salvo la tasa municipal, de la que están exceptuados.

“Quisiéramos cerrar con alguien de Cañuelas, con garantías en nuestra ciudad, que sepa lo que es el Hogar y no volver a tener una experiencia así”, resumió una voluntaria e integrante de la entidad.
La vieja esquina de La Lonja quedó en su interior con un tapizado de mugre y olores, cual estampida de animales.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección