El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 20 de abril de 2018    N° de Edición On Line: 2527

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

El Cañuelas FC vendió un sector de la sede por 10 millones de pesos

 Fue adquirido por la familia Rocchini con destino a la construcción de departamentos. El dinero obtenido por el club se destinará a mejoras en el Estadio Arín.

27.03.2018, 03:19:13 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
El Cañuelas Fútbol Club vendió un sector de la sede social por un monto de $ 10.100.000 a la firma Divot Group de la familia Rocchini, ligada al Parque Industrial Cañuelas y a la empresa ExtraGas.

La propiedad vendida la semana pasada es una losa de dos plantas, de 276 m2, ubicada entre la sede social y el Cine Teatro Cañuelas, donde actualmente funcionan una pizzería, una peluquería y la radio NacPop.

Hace una semana en la escribanía de María Guadalupe Morales se llevó a cabo el acto licitatorio dado a conocer a través de un edicto publicado en El Ciudadano, autorizado por la Asamblea Extraordinaria del 26 de agosto de 2016.

El CFC recibió una sola oferta de parte de la firma Divot Group S. A. representada por uno de sus accionistas, Dahian Rocchini, a través de un poder presentado por Facundo Alvarez.

Según las actas de directorio publicadas en Internet, el directivo de Divot es Aldo Rocchini, titular de ExtraGas y del Parque Industrial Cañuelas. En el directorio también aparece su hija Chiara Antonella Rocchini como directora suplente. Otros integrantes del directorio son Dahian Rocchini, Aldana Rocchini, Susana Rocchini, Juana Zarantonello y Eduardo Simonetti. 

Los trascendidos a los que tuvo acceso El Ciudadano indican que Divot Group utilizará la propiedad para construir departamentos. El proyecto sería inminente ya que los actuales inquilinos recibieron una notificación que los obliga a dejar el inmueble en dos meses.

Es un secreto a voces que el CFC más tarde o más temprano pondrá a la venta toda la sede social, por lo que Divot sería un candidato de privilegio para quedarse con toda la propiedad del Club localizada en un punto neurálgico. Asimismo, la misma empresa es propietaria de la esquina opuesta (aledaña a la casa de la familia Gargiulo) adquirida hace ya varios años.

Desde el CFC celebraron la venta de la losa destacando que se obtuvo un ingreso superior al que había previsto la asamblea. "La expectativa de la operación estaba dada por la base dispuesta en dicha asamblea. Con satisfacción los integrantes de Comisión Directiva tuvieron conocimiento que la propuesta del oferente ascendía a la suma de $10.100.000 (diez millones cien mil pesos), mejorando considerablemente los $7.000.000 requeridos como base en dicha Asamblea Extraordinaria. Se superó la expectativa también en el coeficiente expresado en dólares (a título meramente referencial) que en oportunidad de celebrarse la asamblea y bajo aquellos parámetros cambiarios no llegaba a los 420.000 dólares estadounidenses" indicó la institución en un comunicado.

A través de las facultades concedidas por la Asamblea Extraordinaria del 26 de agosto de 2016 la Comisión Directiva decidió aceptar la oferta del licitante (se recibirá el 30% del total al legalizar el acuerdo). Resta esperar que el oferente revise las documentaciones necesarias para dar por cerrada la operación.

También se aclaró que el desprendimiento edilicio "no afecta al Gimnasio Martinoni ni ningún sector de la sede social".

Parte del dinero obtenido de la venta se destinará a las obras de ampliación del estadio Arín, donde se incorporarán una cancha profesional de césped sintético, una nave gimnasio y un vestuario para inferiores además de otras tres canchas (fuera del compromiso de la asamblea) para beneficiar las actividades deportivas y generar ingresos genuinos.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección