El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de septiembre de 2018    N° de Edición On Line: 2683

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

El campo comienza a pagar Seguridad e Higiene

 El tributo municipal para el sector fue aprobado en 2015 pero no fue aplicado por la campaña electoral. Algunas actividades pagarán hasta 10 mil pesos bimestrales.
Los tambos pagarán entre 800 y 7.500 pesos bimestrales de acuerdo al número de cabezas.

BulletLos tambos pagarán entre 800 y 7.500 pesos bimestrales de acuerdo al número de cabezas.

27.03.2018, 03:14:15 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 A la sequía y al revalúo del Inmobiliario los productores agropecuarios de Cañuelas deberán sumar otra mala noticia: la implementación de la Tasa de Seguridad e Higiene, un tributo que tradicionalmente pagaba sólo el comercio y la industria y que en la ordenanza Tributaria de 2015 se hizo extensivo a varios rubros del sector agropecuario. 

Hasta el momento no había sido aplicada (el año, por ejemplo, pasado se evitó hacerlo por el período preelectoral) pero este año, ante la escasez de fondos que sufre el Ejecutivo, se decidió ponerla en práctica.

Si bien su existencia se conocía entre la dirigencia ruralista porque oportunamente generó un encendido debate, para la mayoría de los productores el tema había caído en el olvido. En los últimos días, cuando se acercaban a la Municipalidad para hacer algún trámite de Guías, se fueron anoticiando de la nueva carga tributaria.

El tributo varía entre los 15 y los 200 módulos (entre $ 800 y 10.680 bimestrales según la actividad).
A eso hay que agregar todo el trámite de habilitación que requiere la actividad agropecuaria: $ 373,80 de Certificado Urbanístico; otros 373,80 del Libre Deuda de Tasas Municipales; otro pago similar por Solicitud de Permisos; y un pago de $ 4.272 por anticipo de habilitación.

¿Cuál será la contraprestación que dará el municipio por el cobro de esta nueva carga? Pareciera que ninguna, ya que la actividad agropecuaria está regida por los controles de Senasa; y desde hace años el municipio no ha dado respuesta a los reclamos del sector en cuanto al mantenimiento de caminos rurales a pesar de que cobra un tasa específica para ello.

El capítulo de la tasa que grava a tambos, por ejemplo, se aprobó en 2012, en medio de fuertes críticas de la Sociedad Rural.

“Esto demuestra la voracidad recaudatoria que tiene el municipio. Por un lado acompañan el discurso nacional de que no hay inflación; y por otro lado te suben las tasas un 30 % y además se crean tasas nuevas que no tienen ningún sentido. Los tambos están regulados por Senasa y pagan un montón de impuestos nacionales. En el orden local pagan la tasa de Red Vial. No se justifica este nuevo cobro” cuestionó en su momento el presidente de los ruralistas, Pablo Bustillo, en declaraciones a El Ciudadano.

CUÁNTO PAGARÁ EL SECTOR AGROPECUARIO
 
• Criadero de aves hasta 2 galpones: 50 módulos municipales ($ 2.670). Por cada galpón excedente: 18 módulos municipales ($ 961,20).
 
• Criadero de cerdos o similares hasta 2 galpones: 60 módulos municipales ($ 3.204). Por cada galpón excedente: 15 módulos ($ 801).
 
• Feed-lot: 200 módulos municipales ($ 10.680).
 
• Criadero de conejos o chinchillas: 25 módulos ($ 1.335).
 
• Criadero de Peces, ranas o coto de pesca: 25 módulos ($ 1.335).
 
 • Tambos, hasta 10 cabezas: 15 módulos municipales ($ 801). De 11 a 50 cabezas: 35 módulos ($ 1.869). De 51 a 100 cabezas: 55 módulos ($ 2.937). De 101 a 200 cabezas: 100 módulos ($ 5.340). Más de 201 cabezas: 140 módulos ($ 7.476).
 
• Haras y cabañas de animales de raza: 200 módulos ($ 10.680).
 
• Otros: 25 módulos municipales ($ 1.335).

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección