El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 18 de septiembre de 2018    N° de Edición On Line: 2678

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Se demoran las obras edilicias en dos establecimientos

 En la Escuela 16 todavía no comenzó la reconstrucción del edificio, incendiado en 2016; y los baños químicos permanecieron sucios dos meses. Tampoco hay avances en el Jardín 904 de Máximo Paz, que requiere la construcción de nuevos sanitarios.
Baños químicos en el patio de la Escuela 16 y Secundaria 5.

BulletBaños químicos en el patio de la Escuela 16 y Secundaria 5.

25.02.2018, 15:37:31 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 Se acerca el inicio del ciclo lectivo 2018 y dos comunidades educativas miran con preocupación el estado de los edificios escolares a los que deberán concurrir sus hijos. 

Por un lado se encuentra el edificio de la Escuela Primaria 16 de Santa Rosa (compartido con la Secundaria 5) que quedó parcialmente destruido por un incendio intencional ocurrido el 9 de julio de 2016. A mediados de 2017 la Dirección General de Escuelas licitó y adjudicó la reconstrucción, pero hasta el momento los trabajos no comenzaron. 

Por el otro lado el Jardín 904 de Máximo Paz cuenta con baños químicos tras la clausura de los pabellones sanitarios, inundados por un desborde los pozos ciegos. Las obras iban a comenzar en diciembre, pero tampoco se iniciaron.

MÁXIMO PAZ
 
Desde octubre de 2017 el Jardín 904 ubicado en Pereda y San Martín, funciona con baños químicos debido a una saturación de los pozos ciegos. 

Un grupo de padres se contactó esta semana con diversos medios de comunicación para reclamar una solución a esta problemática. 

"En octubre del año pasado vinieron representantes del Consejo Escolar y un arquitecto, diciendo que la obra se iba a realizar lo más pronto posible. En forma provisoria se pusieron baños químicos y piletas lava manos fuera del jardín, en un patio sin techo. Sabemos que esto no es algo acorde a niños pequeños y además es un permanente riesgo de contraer enfermedades infecciosas" dijeron los padres. Y agregaron otro detalle: "El ciclo educativo se terminó antes para que las obras pudieras realizarse; pero hasta la fecha la problemática continúa, sin una solución a la vista. Las autoridades responsables de solucionar esto están totalmente ausentes".

Ante un llamado de El Ciudadano la presidente del Consejo Escolar, Verónica Iozzolino, dijo que es necesario construir nuevos pozos absorbentes y que debido al crecimiento de la matrícula se deberá construir más baños, incluido uno para discapacitados.

Sobre la importante demora en el inicio de los trabajos, explicó que el monto de la obra supera lo que puede pagarse a través del Consejo Escolar para refacciones menores. Por esa razón el proyecto fue elevado a la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPIE), que deberá licitar y financiar la obra. Se supone que las obras comenzarán en abril, pero no hay ninguna certeza al respecto.

Al cierre de esta edición y ante la inquietud de los padres, Iozzolino dijo a El Ciudadano que en la sesión del jueves el Consejo Escolar decidió aportar los fondos para construir los nuevos pozos y así poder usar los baños en el corto plazo. En el mediano plazo se hará la obra de remplazo y ampliación a través de la DPIE.

SANTA ROSA
 
El incendio vandálico del 9 de julio de 2016 destruyó un ala casi completa de la Escuela 16, incluidos la cocina, el comedor, la biblioteca, un aula y baños del establecimiento ubicado en la calle Garcilazo de la Vega 147.

Desde entonces parte del alumnado de primaria y secundaria estudia en contenedores metálicos y utiliza un set de 28 baños químicos.

En junio del año pasado la Dirección General de Escuela llamó a licitación para la reconstrucción del área siniestrada (Concurso Nro: 99/17 / Expediente: 5847-1715422/17) con un presupuesto de $16.357.613,00.
Las autoridades de los niveles primarios y secundarios estimaron que las obras comenzarían en 2017, pero eso no sucedió.
Además, a fin de año se cortó el suministro de fondos para el mantenimiento de los baños químicos alquilados a la empresa Basani, que se ocupaba de desagotarlos una vez por semana. A mediados de diciembre los 28 gabinetes quedaron abandonados en el predio escolar, con orina y materia fecal en su interior. Así permanecieron dos meses bajo un intenso calor, lo que convirtió el predio escolar en un infierno irrespirable y foco de todo tipo de infecciones.

Ante esa situación por primera vez en muchos años el establecimiento no brindó el servicio de comedor estival.

El 14 de febrero, cuando el personal retomó las actividades, no pudo permanecer en el lugar. Ante una serie de reclamos de los directivos, la empresa Basani se hizo presente el lunes 19 de febrero para limpiar las los gabinetes plásticos.

El Ciudadano se comunicó esta semana con el área de Comunicaciones de la Dirección General de Escuelas, donde confirmaron que tanto los sanitarios del Jardín 904 como el nuevo edificio de la Primaria 16 / Secundaria 5 “están incluidos en el programa de obras de este año” aunque no supieron brindar un fecha de inicio de obras.
 
 

 

 
Escuela 16: La investigación judicial del incendio no condujo a los autores
 
En junio de 2017 la Fiscalía Descentralizada 1 de Cañuelas procedió a archivar la investigación del incendio en la Escuela 16 por falta de sospechosos. Durante las pesquisas se solicitó un allanamiento que finalmente no se efectivizó.

La pericia de los bomberos de Ezeiza determinó claramente que se trató de un hecho intencional. 
Los bomberos establecieron que “El foco ígneo se produjo por aplicación de llama directa sobre mueble de madera que se usaba como archivero, el cual estaba contra pared del lado izquierdo, desde la entrada principal, dando inicio a las fases de un incendio y posterior propagación”.

En las paredes de la escuela atacada quedaron pintadas con aerosol negro dirigidas contra un directivo como ‘garca’, ‘rata’; ‘la EP16 garca’ y la frase ‘River manda’

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección