El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 24 de junio de 2018    N° de Edición On Line: 2592

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Paciente de Cañuelas atacó a enfermeros y médicos de Lobos

 Una mujer que pretendía quedar alojada en el nosocomio se disgustó cuando la médica de guardia no quiso internarla. Intervino la policía. La profesional renunció.

18.12.2017, 11:01:45 | Actualidad

Achicar texto Agrandar texto
 Un gran alboroto se registró el miércoles a la tarde en el Hospital Zonal General de Agudos de Lobos cuando una paciente oriunda de Cañuelas discutió y atacó a la médica de guardia y a un enfermero. Ante el desborde de la situación intervino un vigilador y un policía, que inició una causa contravencional.

Todo comenzó cuando Celia Ponce, de 47 años, llegó a la guardia del hospital lobense con molestias abdominales. Dijo que ese mismo día había estado en el Hospital Marzetti de Cañuelas donde le diagnosticaron una gastroenteritis, sin darle ninguna medicación ni tratamiento paliativo. Disconforme con la asistencia recibida, decidió dirigirse a Lobos, donde fue atendida por la médica de guardia Jésica Gascón.
El enfermero Francisco Belfiore, testigo y víctima del incidente, habló con El Ciudadano.
 
“La paciente le manifestó a la Dra. Gascón que quería internarse. La doctora le respondió que necesitaba revisarla pero que a priori el caso no tenía criterio de internación. La mujer volvió a decir que quería internarse porque estaba sola. La Dra. Gascón le respondió que ese era un problema social, y que ella estaba para atender la urgencia médica. Entonces la señora por tercera vez dijo que quería internarse, alzando la voz. La médica le respondió: ´Si me gritás así, no te voy a atender´. Entonces la paciente comenzó a gritar y a reprocharle que por qué no la quería atender. La médica, en silencio, comenzó a retirarse del consultorio. En ese momento la paciente le pegó una trompada sobre la cabeza, desde atrás, con el puño cerrado, y comenzó a zamarrearla de los pelos” detalló el enfermero, que observó toda la escena desde la puerta.
 
“Ahí me abalancé para separarlas, la médica se fue llorando y me quedé en la puerta para evitar que esta señora saliera. Le pedí a una pediatra que llamara a seguridad. Esta mujer empezó a insultarme, a decirme ´puto, trolo, maricón, tu mamá te tendría que haber abortado y otras frases más´. Estaba muy enojada porque no le permitía salir. Entonces tomó impulso y me tiró una trompada al cuerpo. Yo sólo atiné a aguantar el golpe, porque si me cubría quizá se golpeaba la mano y después me iba a culpar de agredirla”, añadió al enfermero.
 
Finalmente aparecieron el cuidador hospitalario y un policía, que le tomó los datos para labrar una contravención. En ese ínterin la mujer de Cañuelas insultó a otra paciente que calificó como “una vergüenza” lo que estaba sucediendo.
 
“Estoy en el hospital de Lobos desde abril y es la primera vez que vivo una situación así. Durante un tiempo fui enfermero en Ezeiza y allá es más frecuente que se den este tipo de situaciones” añadió Belfiore.
En cuando a la médica golpeada, de origen colombiano, llorando y en estado de shock llamó a su marido para avisarle que no continuaría trabajando. Desde entonces no volvieron a verla en Lobos.
 
SANCIONES
 
El artículo 38 del Código Contravencional bonaerense establece que "Será sancionado con multa entre el quince (15) y el cuarenta (40) por ciento del haber mensual del Agente de Seguridad (Agrupamiento Comando) de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, el que golpeare o maltratare a otro sin causarle lesión".
 
Recientemente se incorporó el Artículo 74 bis (por Ley 14898) que prevé "arresto de cinco (5) a treinta (30) días o multa de entre el cincuenta (50%) y el cien (100%) por ciento del haber mensual del Oficial Subayudante del Agrupamiento Comando de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, a la persona que, invocando un vínculo con un alumno, dentro del establecimiento educativo de gestión pública o privada al que éste concurre, o en las inmediaciones del mismo, hostigue, maltratare, menosprecie o perturbe emocional e intelectualmente a un trabajador de la educación; insulte a un trabajador de la educación, sea docente o no, o provoque escándalo; ejerza actos de violencia física contra un trabajador de la educación, sea docente o no; arroje contra un trabajador de la educación, sea docente o no, o contra un bien de utilidad educativa, elementos de cualquier naturaleza (...). La sanción se duplicará si las acciones descriptas en el presente se cometan frente a alumnos". Esta modificatoria no incluye al personal de la salud, pero existen iniciativas para que se tomen como situaciones equivalentes.

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección