El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 16 de diciembre de 2017    N° de Edición On Line: 2402

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Se disputó la III Vuelta de los Tamberos

 Poco más de treinta autos dieron forma al evento de regularidad que unió Cañuelas con Zapiola y Empalme Lobos por caminos rurales.
Se disputó la III Vuelta de los Tamberos

27.11.2017, 15:35:55 | Deportes

Achicar texto Agrandar texto
A media mañana del soleado domingo último se produjo la largada de la tercera edición de la prueba de regularidad Vuelta de los Tamberos, evento organizado por la entidad cañuelense AVAC y el Club Vasco de Las Heras.
 
Como en las anteriores ediciones de este evento dirigido a autos clásicos, antiguos y baquets, de hecho estas fueron las categorías en las que se dividieron las más de treinta máquinas que fueron de la partida, la convocatoria y largada se produjo en las inmediaciones de la intersección de la ruta 205 y el camino real a Las Heras.
 
Pasadas las 10 horas de aquel domingo Rubén Fangio fue el encargado de “bajar la bandera” a cada uno de los competidores habilitándolos entonces a emprender la aventura por los polvorientos caminos de tierra que presentaron un buen estado en general, más allá del “talco” que quedaba flotando en el aire por un tiempo prolongado tras el paso de cada máquina.
 
SI bien inicialmente se comunicó que la prueba llegaría a Zapiola para finalizar en Las Heras, como se hizo en anteriores ocasiones, a último momento se cambió el recorrido por cuestiones organizativas por lo que los competidores unieron Cañuelas con Zapiola, realizándose allí la primera neutralización, para luego dirigirse a Empalme Lobos donde su puso punto final a la competencia.
 
LOS GANADORES
 
El podio de la categoría “clásicos” fue para los herenses Carlos Fredes-María Langan a bordo de un Fiat 800 Spider escoltados por Carlos Llamusas y Tomás Villafañe con un Fiat 1500 (San Antonio de Areco) siendo terceros los locales Raúl Crosta-Gustavo Martínez con el Chevrolet 400 dorado.
 
Por otro lado en la variante “baquets”, o sea los verdaderos autos de carrera del evento, los vencedores fueron Roberto Di Gaeta-José Camean (Avellaneda) con un Chevrolet 1938, Gabriel Tellechea-Víctor Aguirre (Olmos) con un Ford A del mismo año y Andres Pincehely-Emanuel Tabares (Bernal) con un  representante del óvalo de 1928.
 
Finalmente y en el segmento destinados a los “antiguos” el primer lugar fue para los lobenses Mauro y Valentín Biroccio (Chevrolet 1926) escoltados por su coterráneo Marcelo Aguirre (Chevrolet 1947) y los cañuelenses Matías Frescino-Vanina Iriarte con un Ford A 1931.
 
MÁS CAÑUELENSES
 
Además de los ya nombrados Crosta y Frescino, representaron a esta ciudad varios “volantes” en este evento.
 
De hecho en “clásicos” también compitieron Carlitos Nesprías-Osvaldo Young (Peugeot 404) y Luis Mac Gil-Facundo Mac Gill (Peugeot 403) mientras que entre las “baquets” fueron de la partida Hugo “pocho” Méndez-Paula Méndez (Whippet 1930) y Carlos Sagardía-Eduardo Gallardo (Ford A 1928).
 
Finalmente y entre los “antiguos” compitieron Héctor Frescino-Perrotta (Ford T1924), Carlos Iriarte-Carnero (Dodge Brothers 1937), Ricardo García-Margarita Mathieu (Ford V8 cupé 1946) y Federico Sagardía-Beatriz Weyland (chatita Ford A 1931).
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección