El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de noviembre de 2017    N° de Edición On Line: 2379

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Cambiemos se impuso en una elección histórica

 La coalición de radicales y macristas logró dar vuelta el resultado de las PASO y por primera vez en 12 años consiguió derrotar al kirchnerismo. Cambiemos ingresará cinco concejales y dos consejeros escolares mientras que Unidad Ciudadana ingresará cuatro y uno. El Frente 1País realizó su peor elección en seis años y no alcanzó el piso para obtener cargos.
Duhalde, Muerza y Alvarez festejan.

BulletDuhalde, Muerza y Alvarez festejan.

28.10.2017, 00:47:11 | Política

Achicar texto Agrandar texto
Cambiemos se consagró como el gran ganador de los comicios generales de Cañuelas al obtener 14.492 votos (43,52 %) sobre 12.829 de Unidad Ciudadana (38,52 %) de acuerdo al escrutinio provisorio difundido por el centro de cómputos del frente ganador.
 
Con este resultado Cambiemos obtuvo cinco concejales y dos consejeros escolares en tanto que Unidad Ciudadana logró cuatro ediles y 1 consejero.
 
El escrutinio realizado por Cambiemos –que por una diferencia de 5 a 10 votos coincide con el escrutinio provisorio de la Junta Electoral Bonaerense) ubica en tercer lugar al Frente 1País, que con 2.900 votos (8,71 %) no llegó al piso de 3.700 necesario  para conseguir una banca.
 
El Frente de Izquierda cosechó 1622 votos (4,87) y logró desplazar al quinto y último lugar al frente Cumplir, que logró sólo 1459 votos (4,38).
 
En una elección que fue para muchos sorpresiva, Cambiemos logró dar vuelta las PASO, en las que había perdido por 36 votos, y vencer al kirchnerismo, que ganó todas las elecciones desde 2005 en adelante.  La primera victoria fue la de 2005 en la que Gustavo Arrieta compitió como primer concejal de su espacio.
 
Si bien la intendente y el diputado se pusieron la campaña al hombro y en tramo final concentraron todos sus recursos y militancia en el corredor de la Ruta 3 y Máximo Paz, la importante diferencia de votos lograda en esas localidades (713 y 1.172, respectivamente) no le alcanzó para equilibrar la enorme ventaja que Cambiemos sacó en el centro de Cañuelas, donde superó al oficialismo por 3.023 sufragios.
 
Unidad Ciudadana obtuvo 1.158 votos más que en las PASO, mientras que Cambiemos creció en casi 3.000 votos. La mitad de ese incremento fue gracias a los votantes de 1Pais, que obtuvo poco más de 4.000 votos en las primarias y apenas 2.900 en la general. La otra porción provino de los que votaron en blanco, que fueron 2.780 en las PASO y 1.341 en la general. Allí parece haber influido la campaña de Carolina Torrilla, que incentivó el voto en blanco durante las primarias como protesta por la inutilidad de esa instancia electoral.
 
En cuanto al resultado por localidades, se repitió el escenario de las PASO  a excepción de Uribelarrea, donde Unidad Ciudadana ganó en las primarias y perdió el domingo pasado.

FESTEJOS Y MENSAJE DE GUSTAVO ARRIETA
 
 
El domingo a las 20.30, cuando Gustavo Arrieta tuvo entre sus manos las planillas de dos mesas del centro de Cañuelas y una de Máximo Paz adivinó cuál era el resultado. Por su experiencia sabía que la diferencia conseguida por su espacio en las localidades no resultaba suficiente para revertir la desventaja del centro. Fue así que muy temprano convocó a los medios para reconocer la derrota y felicitar a los ganadores. Un  buen gesto de civilidad y convivencia que no tuvo su jefa, Cristina Fernández.
 
Este reconocimiento de Arrieta desató el festejo de los candidatos y militantes concentrados en el búnker de Cambiemos, donde escaseaban los guarismos oficiales.
 
"Cambiemos le ganó a una forma de hacer política, tanto en Cañuelas como en la Provincia. Agradecemos a todos los cañuelenses que confiaron en nosotros"  expresó Carlos Alvarez, el tercer concejal electo y jefe de campaña.  La cuarta concejal electa Edith Vassallo, agregó: "Hoy es un día de mucha felicitad que al mismo tiempo nos carga de mucha responsabilidad porque la gente depositó en nosotros una búsqueda de cambio ".
 
Como si fuera un deshago por tantos años de derrotas, al escenario de los ganadores se subieron Guillermo Pérez y Horacio Cabrera, dos de los dirigentes radicales que cayeron bajo el yugo del voto kirchnerista. El veterano Tito, desbordado de alegría contenida, abrió una botella de champagne y, cual piloto de TC, disparó el contenido sobre la militancia de Cambiemos que elevaba su grito de guerra: “Sí, se puede”.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección