El Ciudadano Cañuelense - Edición Digital

EL TIEMPO EN CAÑUELAS

°C | °C

Cañuelas, 23 de noviembre de 2017    N° de Edición On Line: 2379

Ediciones anteriores Tapa de la edición impresa

Denuncian a un remisero por acosar a una pasajera

 La chica y su padre están preocupados por el lento accionar de la Justicia. El remisero sigue trabajando y el progenitor de la adolescente terminó denunciado. La joven ya no se traslada en los autos de alquiler.
Solange y su padre.

BulletSolange y su padre.

30.10.2017, 00:41:15 | Policiales

Achicar texto Agrandar texto
 Una adolescente del barrio La Verónica sostiene que durante un viaje en remis desde la Comuna hasta su hogar familiar, el chofer le hizo una serie de insinuaciones sobre su cuerpo y hasta la retuvo durante el traslado para obtener alguna respuesta a sus intenciones.

Según dio a conocer Solange Crespo, de 18 años, “Salí de mi casa para hacer unos trámites en el centro. Era el 27 de julio. Había llamado un auto de la agencia Acuña y fue en principio todo normal, hasta que me empezó a decir ‘estás linda hoy’. Lo miré para saber si lo conocía. Luego me dijo que me ‘iba a mirar la cola’ al bajar del auto, que “era la linda del (dio el numeral del domicilio), ‘cómo me iba a levantar a la mañana de la cama’, ‘cómo te gustaría que te despierte’, recordó la jovencita”.
 
 Además el chofer le habría hecho preguntas sobre su vida personal, como la actividad que desarrollaba. La chica es estudiante de una carrera terciaria y vive con su familia. Por otro lado el chofer le habría manifestado que si ella accedía a invitaciones con hombres tendría beneficios en la búsqueda laboral.
 
“En medio de todas esas insinuaciones me paseó por Cañuelas y no me dejaba bajar del auto. Tuve miedo de que me llevara a algún lugar o no me abriera las puertas, por eso no le decía nada. Me seguía mirando por el espejo y diciendo cosas horribles. Me pasó el número de teléfono celular. Una vez que llegamos le tiré el importe del viaje y me apuré a entrar a mi casa. Les conté asustada lo que me pasó a mi papá y a mi hermano”.
 
Pablo Crespo le contó a El Ciudadano que tras escuchar el relato de su hija se dirigieron a la agencia Acuña. “Me atendió el dueño y le conté lo que había pasado con ella y un chofer que se quiso sobrepasar. No me quiso revelar la identidad del chofer en tres oportunidades que le pregunté. Solo sabíamos que se hace llamar Pepe. Lo llamó al chofer y vino hasta la agencia. Siempre el dueño negó conocer el nombre de Pepe. Cuando se apareció le dije lo que había hecho con mi hija. Lo arrinconé y le dije que le iba a pegar cuando me lo cruzara en la calle”. Por otro lado recordó que cuando tuvo al hombre cara a cara este le presentó algunas dudas respecto a ese viaje.
 
La adolescente agregó que ese mismo día del viaje se dirigió a la Comisaría de la Mujer y la Familia. “Una vez que hice la denuncia la policía que me atendió me preguntó si me había pasado sólo eso. Parece que me tendría que haber violado o me matado”. Desde aquel trámite el caso no presentó novedades para esta familia. 
 
A partir del incidente la estudiante decidió no manejarse más en remis por el temor que le generó la situación.
 
El padre de la chica esta semana fue citado por la Policía. Para su sorpresa se encontró que fue denunciado por ‘amenazas’. Pablo, que es empleado de una empresa local, supo que el denunciante es el titular de la remisería cuestionada. Sus datos y la denuncia se manejan en la UFI 1, donde llegó también lo denunciado por su hija. Además se enteraron que lo relatado por Solange fue ‘archivado’ en la Fiscalía.
 
“Me explicaron en la Fiscalía que como fue todo verbal, sin testigos, la denuncia de mi hija quedó ahí. Lo mismo pasó conmigo. Lo que hice en la remisería fue verbal, pero ahora fui denunciado por ‘amenazas’. No sé si tienen que esperar a que la violen o la maten para que actúen de otro manera”, destacó algo indignado el padre.
 
El hermano de la denunciante decidió además descargar el caso en Facebook y supo, según afirmó, que otras chicas sufrieron la misma odisea por los comentarios que despertó su historia. Sería el mismo chofer apodado “Pepe”.
 
En la descripción de la chica Pepe tendría unos 60 años, con anteojos, obeso y con pocos cabellos. Maneja un Corsa Classic gris.
 

© El Ciudadano Cañuelense

Subir
Enviar corrección